Entradas

Dios todopoderoso

Abram tenía noventa y nueve años de edad cuando se le apareció Jehová y le dijo: ―Yo soy el Dios Todopoderoso. Anda delante de mí y sé perfecto. (Génesis 17:1)


Después de trece años de silencio, Dios se le apareció a Abram en una nueva revelación y con un nuevo nombre: Dios Todopoderoso. En hebreo es El Shaddai, que significa esencialmente “el Dios que es suficiente”, el Dios totalmente competente, el Dios adecuado, que sabe lo que está haciendo y cómo hacerlo. Esto es una indicación de que Abram ha aprendido algo de su reciente experiencia amarga. Dios le dice en efecto: “Has estado aprendiendo durante trece años la total insuficiencia de tus propios esfuerzos, por medio de Ismael. Aprende ahora algo nuevo acerca de mí. Yo soy El Shaddai. Has descubierto por medio de una triste experiencia lo inútil que pueden ser tus planes y tus esfuerzos sin mí. Aprende ahora lo capaz que soy para realizar todo lo que deseo hacer, cuando deseo hacerlo”.

¡Ojalá que todos pudiésemos descubrir esta v…

Nada es inutil

Leer: 1 Corintios 15:42-58

… nada de lo que hacen para el Señor es inútil (v. 58 NTV)

En mi tercer año de pelear contra el desánimo y la depresión causados por una movilidad limitada y el dolor crónico, le confesé a una amiga: —Mi cuerpo se está cayendo a pedazos. Siento que no tengo nada de valor para ofrecerle a Dios ni a nadie.
—¿Te parece que no sirve de nada que te salude con una sonrisa o te escuche? ¿Me dirías que no vale que ore por ti o te diga una palabra amable?— respondió tomándome de la mano.

Me acomodé en mi silla y respondí: —Por supuesto que no.

Ella frunció el ceño. —Entonces, ¿por qué te dices esas mentiras? Haces todas esas cosas por mí y por otros.

Le di gracias a Dios por recordarme que nada de lo que hacemos para Él es en vano.

En 1 Corintios 15, Pablo nos asegura que nuestro cuerpo puede ser débil ahora, pero que «resucitará en gloria» (v. 43). Como Dios nos promete que resucitaremos a través de Cristo, podemos confiar en que usará cada pequeño esfuerzo hecho po…

Dios que ve

Entonces dio Agar a Jehová, que hablaba con ella, el nombre de: “Tú eres el Dios que me ve”. (Génesis 16:13a)


Es el ángel del Señor el que encuentra a Agar. Esta es la primera vez que aparece la frase “el ángel del Señor” en las Escrituras, y al compararla con otros usos nos damos cuenta de que esta frase se refiere a quien es el Cristo pre-encarnado. Él le dice varias cosas a ella. Primero: “¿De dónde vienes y a dónde vas?”. Estas son preguntas que llaman la atención. Agar responde a la primera pregunta, pero no tiene nada que decir acerca de la segunda, porque no sabe a dónde va. ¿A dónde puede ir? La pregunta pone claramente de manifiesto su impotencia al llamar su atención al tema.

Luego el ángel le dice: “Vuélvete y sométete”. Esta es la única manera de experimentar la gracia y la bendición de Dios. Si ella hubiese continuado vagando por el desierto, hubiera sido desastroso porque tanto ella como el bebé que llevaba en su seno hubiesen muerto. Cuando Dios nos encuentra vagando, e…

¿Eres cristiano si no tienes el espíritu de Cristo?

Imagen
Cita Bíblica: Juan 14:16-31

Yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, por­que no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vos­otros, y está en vosotros. Juan 14:16-17

El Señor Jesús, una vez confirmada su partida a la casa del Padre, quiere animar a sus discípulos con el anuncio de la llegada del Espíritu de verdad. Hasta ahora Jesús mismo había sido la gran esperanza consoladora de sus discípulos. Por eso Él les habla de que el Padre “os dará otro consolador”.

En griego está escrito: “Paracletos”, que podemos traducir por abogado, intercesor, defensor, consolador, llamado en auxilio. Todas estas acepciones encierra la palabra “Paracletos”. Este otro consolador no es ni más ni menos que el Espíritu Santo. Hasta este momento los discípulos habían convivido y estado con el Señor Jesús, a partir de ahora perderían su presencia física y no podrían utilizar más sus …

Todo depende de mi

Dijo Sarai a Abram: ―Ya ves que Jehová me ha hecho estéril; te ruego, pues, que te llegues a mi sierva, y quizás tendré hijos de ella. (Génesis 16:2a)


La dificultad de Sarai consistía sencillamente en que todas sus acciones tenían su origen en una filosofía básica que dice sencillamente: “Dios me ha dicho lo que quiere y ahora el resto depende de mí”. Esta es la filosofía que produjo todo la aflicción y el sufrimiento que pasaron Abram y Sarai.

Reconocerá usted que esta es una filosofía muy corriente y extendida. Nosotros continuamente pensamos y actuamos de esta manera en la iglesia en la actualidad. Decimos que la obra de Dios no está avanzando como debiera y es debido a que nosotros no nos esforzamos lo suficiente. La esterilidad en nuestra experiencia es debida al hecho de que no nos hemos realmente dedicado de lleno en este aspecto. Participemos en más reuniones del comité y sigamos adelante porque todo depende de nosotros.

En nuestras Biblias encontramos lo que llamamos la Gran …

El horno y la lámpara

Cuando se puso el sol y todo estaba oscuro, apareció un horno humeante y una antorcha de fuego que pasaba por entre los animales divididos. (Génesis 15:17)


Este versículo relata toda la historia de la vida cristiana después de la conversión como un horno y una lámpara. Es el relato de la nación de Israel a lo largo de su historia. Es una historia de aflicción seguida por la bendición. Para empezar, Israel se encuentra en un horno, pero luego la lámpara vuelve a brillar de nuevo sobre ellos. Actualmente se encuentran en el horno y lo han estado durante dos mil años. Pero las Escrituras dicen que no tardarán de estar en el lugar en el que, estando aún en el calor del horno, clamarán, pidiendo ser liberados, y Dios será la lámpara para ellos una vez más.

Esta es toda la historia de la vida cristiana. Una vez que empieza usted a poner el pie en la tierra que le ha sido dada del poder del Espíritu, descubrirá que Jesucristo es siempre o un horno o una lámpara para usted. Cuando nuestro yo …

Una razón para cantar

Leer: 2 Crónicas 20:14-22

Cantad a Dios, cantad; cantad a nuestro Rey, cantad (Salmo 47:6).

¡Cantar transforma el cerebro! Algunos estudios muestran que, cuando cantamos, nuestro cuerpo libera hormonas que alivian la ansiedad y el estrés. Otro indica que, cuando varias personas cantan juntas, sus latidos cardíacos se sincronizan.

El apóstol Pablo alentó a los creyentes a hablarse unos a otros con salmos, himnos y cánticos espirituales (Efesios 5:19). Y, más de 50 veces, la Biblia nos anima a cantar salmos y alabanzas.

En 2 Crónicas 20, leemos cómo el pueblo de Dios confió en el Señor. Frente a un inminente ataque, el rey Josafat convocó a la comunidad y la guió en oración intensa. Ayunaron y clamaron: «no sabemos qué hacer, y a ti volvemos nuestros ojos» (v. 12). Al día siguiente, salieron. No los dirigían guerreros feroces, sino un coro. Creyeron la promesa de Dios de que Él los libraría sin tener que pelear (v. 17).

Mientras cantaban y se dirigían al conflicto, ¡sus enemigos se atacaron …

Una fe que conquista el temor

Abram creyó a Jehová y le fue contado por justicia. (Génesis 15:6)

Pablo se refiere a este poderoso acto de fe en Romanos 4. Nos recuerda que Abram creyó a Dios antes de haber sido circuncidado, es decir, antes de haber tenido una garantía continua de que Dios haría lo que había dicho. Pablo infiere de esto que la aceptación anterior no tiene nada que ver con la circuncisión, como estaban insistiendo los judíos. Pablo dijo que cuando Abram oyó a Dios decir: “Así serán tus descendientes”, que elevó los ojos a las estrellas y vio su inmensidad y su multitud y se relajó, descansando en fe en el poder de Dios.

Si concentramos nuestro examen en la fe de Abram, vamos a perdernos el punto de toda esta cuestión. Hay un sentido en el que concedemos demasiada importancia a estos hombres de la antigüedad y su fe. “¡Qué grandes hombres de fe!”, decimos: “¡Qué tremendo creer en Dios en contra de toda la evidencia de las circunstancias que nos rodean! ¡Si tan solo tuviésemos una fe así, nosotros podr…

Anillos y gracia

Leer: Hebreos 8:6-13

… nunca más me acordaré de sus pecados y de sus iniquidades (v. 12).

Cuando me miro las manos, recuerdo que perdí mis anillos de compromiso y de boda. Estaba haciendo varias cosas mientras empacaba para un viaje, y todavía no tengo idea de dónde terminaron.

Me aterraba contarle mi error a mi esposo, porque me preocupaba cómo lo afectaría la noticia. Sin embargo, respondió con más compasión e interés por mí que preocupación por los anillos. No obstante, ¡a veces todavía quiero hacer algo para ganarme su favor! Él, por el contrario, no me lo echa en cara.

Muchas veces, recordamos nuestros pecados y sentimos que tenemos que hacer algo para ganarnos el perdón de Dios. Pero el Señor dijo que es por gracia, y no obras, que somos salvos (Efesios 2:8-9). Al hablar de un nuevo pacto, Dios le prometió a Israel: «Perdonaré sus maldades y nunca más me acordaré de sus pecados» (Jeremías 31:34). Tenemos un Dios que perdona y no recuerda más el mal que hicimos.

Tal vez nos dé tristez…

¡Ismael debe irse!

Entonces dijo Dios a Abraham: “No te preocupes por el muchacho ni por tu sierva. Escucha todo cuanto te diga Sara, porque en Isaac te será llamada descendencia”. (Génesis 21:12)

Si Isaac representa la gozosa plenitud del fruto del Espíritu, Ismael representa alguna mimada manifestación de nuestra propia vida egoísta en la que hallamos consuelo y deleite y a la que no queremos renunciar. Algunas personas conceden valor a lo que hace mucho tiempo que vienen sospechando que no es lo que Dios hubiese deseado, pero que ellos se mostraban reacios a renunciar. Tal vez se trate de alguna costumbre que venimos arrastrando durante mucho tiempo y que hemos estado defendiendo. Puede haber costumbres o valores en nuestras vidas que en realidad son alguna forma de autoindulgencia. Puede que Dios las permita durante un tiempo, pero llegará el momento en que dirá: “Es preciso que os deshagáis de ellas”.

Dios dice que Ismael no podría nunca compartir la herencia con Isaac. Esto es exactamente lo que qu…

¿Vale la pena el cristianismo?

“¿Y qué beneficio obtienes si ganas el mundo entero pero pierdes tu propia alma? ¿Hay algo que valga más que tu alma?” Mateo 16:26 (NTV) 

Pablo nos dice en 1 Corintios 15:19, "Y si nuestra esperanza en Cristo es solo para esta vida, [los cristianos] somos los más dignos de lástima de todo el mundo." (NTV).

¿Por qué Pablo dice esto? Por un lado, no es fácil vivir para Cristo en un mundo que no le gusta Cristo.

Así que aquí está una de las preguntas más importantes que te puedes responder. ¿Vale la pena el cristianismo?

Todo en la vida tiene un precio. Cada vez que dices "sí" a algo, estás diciendo que no a otra cosa. ¿El premio vale el precio de seguir a Cristo?

En Mateo 16:26 Jesús dice: "¿Y qué beneficio obtienes si ganas el mundo entero pero pierdes tu propia alma? [a] ¿Hay algo que valga más que tu alma?" (NTV).

Algunas personas están intercambiando su alma por cosas mundanas - como el dinero, la fama y el materialismo. Tu alma vale mucho más.

Pablo se…

Permaneciendo firmes

“En mi primera defensa ninguno estuvo a mi lado, sino que todos me desampararon; no les sea tomado en cuenta. [Pero] el Señor estuvo a mi lado, y me dio fuerzas...Y el Señor me librará de toda obra mala, y me preservará para su reino celestial. A él sea gloria por los siglos de los siglos” (2 Timoteo 4:16-18, énfasis añadido).

Cuando Pablo usa la palabra “pero” en este pasaje, Él simplemente quiere decir: “a pesar de”. Él nos está diciendo: “El Señor estuvo junto a mí y me fortaleció a pesar de todos los tiempos difíciles que enfrenté”. Pablo sabía que si él se acercaba al Señor, Cristo lo honraría poniéndose junto a él.
De hecho, el apóstol estaba declarando: “En todo lugar donde volteaba, había problemas y angustia. Sin embargo, cuando otros me decepcionaban, cuando estaba solo y todo lo que podía ver era tiempos difíciles, el Señor venía a mí y derramaba su fortaleza en mí. Él me libraba de mis temores. Él me daba la seguridad de que él me guardaría de toda obra mala y que él conti…

Un propósito tan emocionante como el del Karate Kid

Mateo 28:20 Nueva Traducción Viviente (NTV) Enseñen a los nuevos discípulos a obedecer todos los mandatos que les he dado. Y tengan por seguro esto: que estoy con ustedes siempre, hasta el fin de los tiempos»

Es interesante que una de las historias que más nos gustan es aquellas donde un hombre deposita en su pupilo todo su conocimiento, su sabiduría e incluso su paciencia, amamos las historias donde un mentor forma al héroe de la película, bien podría ser un samurai, un soldado o el mismísimo Karate Kid, ¿quien no lo recuerda y quien no ha hecho la referencia en alguna platica de ese famoso “mano derecha, mano izquierda” que en apariencia enceraba un coche, pero en realidad adiestraba al muchacho en movimientos precisos de golpes de karate?

Yo le puedo decir, que ese tipo de historias hacen que mi corazón se anime y creo que si no todos, la mayoría hemos deseado tener un mentor en algún aspecto de nuestras vidas y siempre hemos pensado que de así haber sido, nos hubiera sido más fáci…

El peligro de la victoria

Respondió Abram al rey de Sodoma: ―He jurado a Jehová, Dios Altísimo, creador de los cielos y de la tierra, que ni un hilo ni una correa de calzado tomaré de todo lo que es tuyo, para que no digas: “Yo enriquecí a Abram”. (Génesis 14:22-23)

Visto superficialmente, la oferta hecha por el rey de Sodoma da la impresión de ser una recompensa perfectamente justificable. Abram había participado en su gran batalla, no a favor del rey de Sodoma pero por causa de Lot y de su familia. A pesar de ello, el efecto de su victoria fue un gran beneficio para toda la malvada ciudad. Por este motivo, el rey estaba allí para reunirse con él. Había sido nombrado un comité especial de bienvenida, encabezado por el rey mismo, con el fin de conceder a Abram la recompensa habitual del héroe conquistador. ¡La riqueza de Sodoma debía de pertenecerle por entero a Abram!

Fíjese el lector en la sutileza de esta tentación. ¡Da la impresión de ser tan justa y apropiada! Abram pudo muy bien haber dicho: “Sin duda es…

El llamado de Dios

Imagen
Leer: Génesis 3:1-10

En esto se mostró el amor de Dios […] envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él (1 Juan 4:9).

Una mañana, mi hija le dio su teléfono celular un momento a su pequeño de once meses para que se entretuviera. Menos de un minuto después, sonó mi teléfono, y cuando contesté, escuché su vocecita. De alguna manera, había apretado el número de discado rápido para llamarme, y tuvimos una conversación inolvidable. Mi nieto solo dice unas pocas palabras, pero conoce mi voz y responde. Así que hablé con él y le dije cuánto lo amaba.

La alegría que sentí al escuchar la voz de mi nieto me recordó el profundo deseo de Dios de relacionarse con nosotros. Desde el principio, la Biblia muestra cómo Dios nos busca con afán. Cuando Adán y Eva pecaron al desobedecer a Dios y se escondieron de Él en el huerto, «el Señor Dios llamó» a Adán (Génesis 3:9).

Dios siguió buscando a la humanidad a través de Jesús. Como desea relacionarse con nosotros, envió a Jesús a la Tierr…

Los brazos misericordiosos de Cristo

Imagen
“He aquí ahora el tiempo aceptable; he aquí ahora el día de salvación” (2 Corintios 6:2, énfasis añadido).

Este mensaje es para todos los que se han alejado del Señor o le han dado la espalda. Según el apóstol Pablo, que escribió el versículo arriba mencionado: “Hoy es el día de la misericordia y de la gracia”. En otras palabras, si alguna vez planeas creer, ese tiempo es ahora.

Esta declaración de Pablo es tanto una invitación como una advertencia. La advertencia es la siguiente: “No recibas la gracia de Dios en vano. No ignores, descuides ni dejes de lado la oferta de misericordia de Dios. Responde a ésta ahora, mientras te es ofrecida”.

Jesús advirtió que muchos creyentes se alejarían y se enfriarían: “Por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará” (Mateo 24:12). Su mensaje es claro: Muchos que antes estuvieron en fuego por las cosas de Dios van a caer. Van a deslizarse a la frialdad espiritual y algunos volverán a sus viejos caminos carnales.

Todo el retroceso …

Cuando necesita un amigo

Imagen
Recobró así todos los bienes, y también a su pariente Lot, los bienes de este, las mujeres y demás gente (Génesis 14:16).

El espíritu santo desea que una cosa quede clara en nuestros corazones por medio de las experiencias de Abram en este pasaje. Nosotros no vivimos nuestra vida cristiana en una reclusión aislada, sino que somos miembros los unos de los otros, y en circunstancias de esta naturaleza un cristiano puede ser con frecuencia el medio de liberación de un hermano o una hermana más débil. No había nada que Abram pudiese hacer para librar a Lot de Sodoma, que representa una opción interior en el corazón de Lot en lo que se refiere a vivir en el ambiente materialista y sensual de Sodoma. Si un hijo de Dios decide ser materialista, sensual, comercial y avaro respecto a las cosas del mundo, no hay mucho que se pueda hacer por él o por ella. Solamente Lot podía salir de Sodoma. Pero de esta circunstancia que amenazaba la vida y la libertad mismas de Lot, los recursos de Abram eran…

El desafío de los quince minutos

Imagen
Leer: Salmo 119:33-40

Inclina mi corazón a tus testimonios… (v. 36).

El Dr. Charles W. Eliot creía que las personas que leen con regularidad obras excelentes de literatura, al menos unos minutos al día, obtienen una valiosa educación. En 1910, compiló selecciones de libros de historia, ciencia, filosofía y arte en cincuenta volúmenes llamados Los Clásicos de Harvard. Cada serie incluye la guía de lectura del Dr. Eliot, titulada: «Quince minutos al día», y contiene selecciones recomendadas de ocho a diez páginas para cada día del año.

¿Y si pasáramos quince minutos al día leyendo Biblia, la palabra de Dios? Podríamos decir junto al salmista: «Inclina mi corazón a tus testimonios, y no a la avaricia. Aparta mis ojos, que no vean la vanidad; avívame en tu camino» (Salmo 119:36-37).

Si dedicamos quince minutos al día, son noventa y una horas al año. Pero, no importa cuánto tiempo decidamos leer la Biblia cada día, la constancia es la clave, y el ingrediente esencial no es la perfección, s…

Viendo su gloria

Imagen
“Padre, aquellos que me has dado, quiero que donde yo estoy, también ellos estén conmigo, para que vean mi gloria que me has dado; porque me has amado desde antes de la fundación del mundo” (Juan 17:24, énfasis añadido). Jesús oró esto por Sus discípulos; y eso nos incluye a nosotros. Él le pidió al Padre que pudiéramos ver Su gloria, es decir, conocerlo.

Hubo ciertos momentos en el antiguo testamento cuando Jesús se reveló en forma humana o angelical. Ya sabes lo que pasó en esos tiempos. Cuando Isaías vio la gloria de Dios en el templo, su cuerpo tembló y cayó sobre su rostro. La cadera de Jacob se rompió cuando trató de luchar con el Señor. Cuando Moisés pidió ver la gloria de Dios, el Señor le dijo: “Bien, pero primero tengo que cubrirte la cara. Luego, tengo que esconderte detrás de una roca. Entonces sólo puedo dejar que veas el resplandor detrás de mí”. En resumen, él tuvo que proteger a Moisés de la revelación completa de sí mismo. ¡No era fácil estar en la gloriosa presencia …

Es más un asunto de identidad que de fuerza

Imagen
2 Crónicas 7:14 Nueva Traducción Viviente (NTV) pero si mi pueblo, que lleva mi nombre, se humilla y ora, busca mi rostro y se aparta de su conducta perversa, yo oiré desde el cielo, perdonaré sus pecados y restauraré su tierra.

En muchas ocasiones lo hemos intentado y cuando creemos que ya lo dominamos, caemos de nuevo y fallamos, no entendemos cómo es que debemos de hacer para dejar de pecar, algo pareciera que nos pone el pie constantemente y nos hace regresar a donde estábamos o más atrás aún, ¿le ha pasado?

Alguien, no sabemos exactamente quien, nos enseñó que para estar bien con Dios, debemos de ser buenos y dejar de pecar, alguien, pero no recordamos quien fue, nos dijo que si somos buenos, Dios nos iba a dar cosas buenas y que si no somos buenos y hay pecado en nuestras vidas, simplemente estaríamos expuestos a cosas malas o bien no recibiríamos el favor de Dios.

Este pensamiento es tan viejo como la famosa “Santa Inquisición” quien en aquel entonces se beneficiaba de la ignor…

Dejando a Dios escoger

Imagen
Jehová dijo a Abram, después que Lot se apartó de él: “Alza ahora tus ojos y, desde el lugar donde estás, mira al norte y al sur, al oriente y al occidente. Toda la tierra que ves te la daré a ti y a tu descendencia para siempre”. (Génesis 13:14-15)

Lot había alzado sus ojos y había escogido para sí mismo, pero ahora Dios le dice al hombre de fe, que vive en su tienda de campaña en la ladera de la colina: “Abram, alza ahora tus ojos”. ¿A dónde? A todas partes, al norte, al sur, al este (la porción que escogió Lot) y al oeste. ¡Toda la tierra le pertenece!

La tierra es constantemente el símbolo para nosotros de la plenitud de vida en el espíritu de Dios: la vida de gozo, poder, amor y gloria; la vida de ministerio refrescante a otros. Sin duda esto fue lo que deseó Pablo para nosotros cuando dijo en oración: “Seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura, y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocim…

¿Qué queremos?

Imagen
Leer: Romanos 8:1-11

… el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales… (v. 11).

«Vi desde un coche tirado a caballos hasta un hombre que caminaba sobre la luna», le dijo el anciano a su nieta. Pero, luego, reflexionó: «Qué rápido pasa todo…».

La vida es breve, y muchos acudimos a Jesús porque queremos vivir para siempre. No está mal, pero no entendemos bien qué es la vida eterna. Siempre estamos esperando algo mejor, y pensamos que está a punto de llegar. Entonces, un día, escuchamos como un eco la voz de nuestro abuelo, al preguntarnos dónde se ha ido el tiempo.

La verdad es que tenemos vida eterna ahora mismo. El apóstol Pablo escribió: «la ley del espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte» (Romanos 8:2). Después, afirmó: «Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del espíritu, en las cosas del espíritu» (v. 5). Es decir, nuestros deseos cambian cuando nos acer…

Servir a Dios dando lo mejor de cada uno

Imagen
Todos deseamos tener éxito en lo que hacemos, y si de paso logramos algún beneficio adicional, mejor. Parecería que todos deseamos ser el número uno, como si esa fuera la única manera de medir nuestro éxito.

EN ORIENTE HAY UNA VIEJA SUPERSTICIÓN que anima a los padres a predecir el futuro de sus hijos. La sabiduría popular sugiere cuando el niño da los primeros pasos, los padres deben colocar una botella de vino, un poco de dinero y una Biblia sobre una mesa a su alcance.

Si el pequeño camina hacia la mesa y toma la Biblia, tendrá una vocación espiritual, posiblemente el sacerdocio; si toma la botella de vino, su destino será el hedonismo; si toma el dinero, es probable que llegue a ser un hombre de negocios o un empresario.

Se cuenta la historia de un padre novato que, animado por la idea de conocer el futuro de su hijo, lo puso a prueba. Colocó los tres objetos cuidadosamente sobre una mesa baja y observó ansioso para ver qué haría su pequeño con ellos.

El niño, en efecto, se acerc…

El elevado costo de descender

Imagen
Caminó de jornada en jornada desde el Neguev hasta Bet-el, hasta el lugar donde había estado antes su tienda, entre Bet-el y Hai. (Génesis 13:3)

Tan pronto como Abram se encuentra de regreso en la tierra, aparecen de nuevo la tienda y el altar. En Egipto no estaban ni la tienda ni el altar. Es decir, no existía el personaje del peregrino, ningún lugar de adoración ni ninguna comunión en Egipto. Pero incluso de regreso en la tierra, es preciso que Abram vuelva al lugar donde erigió un altar al nombre del Señor. En otras palabras, ¡el tiempo que había pasado en Egipto había sido un tiempo perdido! No hubo crecimiento en la gracia en aquella tierra. Fue preciso que regresase a donde había estado cuando descendió a Egipto. Tenía ganancias materiales que mostrar por el tiempo que había pasado en Egipto, pero nada que no fue vacío y debilidad espiritual.

¿Ha descubierto usted la verdad tan grande que es esta? ¡Cuando abandonó usted el camino de la fe, cuando se negó a caminar en comunión co…

Perfecta paz

Imagen
Leer: Juan 14:25-31

La paz os dejo, mi paz os doy… (v. 27).

Una amiga me dijo que, durante años, había buscado paz y felicidad. Junto a su esposo, estableció un negocio exitoso y pudo comprar una casa grande, ropa elegante y joyas costosas. Sin embargo, ni estas posesiones ni su amistad con personas influyentes pudieron satisfacer su anhelo de paz interior. Entonces, un día, cuando se sentía deprimida y desesperada, una amiga le contó la buena noticia de Jesús. Así descubrió al Príncipe de paz, y su comprensión de la paz verdadera cambió para siempre.

Después de cenar por última vez con sus amigos (Juan 14), Jesús les habló de esta paz, al prepararlos para lo que pronto sucedería: su muerte, su resurrección y la venida del Espíritu Santo. Al describir una paz distinta a cualquier cosa que el mundo pueda dar, él quería que descubrieran cómo encontrar una sensación de bienestar en medio de las dificultades.

Más adelante, cuando el Jesús resucitado se les apareció a los aterrados discíp…

¡Traigan de vuelta al rey!

Imagen
“Y todo el pueblo disputaba en todas las tribus de Israel, diciendo: El rey nos ha librado de mano de nuestros enemigos, y nos ha salvado de mano de los filisteos; y ahora ha huido del país por miedo de Absalón. Y Absalón, a quien habíamos ungido sobre nosotros, ha muerto en la batalla. ¿Por qué, pues, estáis callados respecto de hacer volver al rey? Y el rey David envió a los sacerdotes Sadoc y Abiatar, diciendo: Hablad a los ancianos de Judá, y decidles: ¿Por qué seréis vosotros los postreros en hacer volver el rey a su casa, cuando la palabra de todo Israel ha venido al rey para hacerle volver a su casa?” (2 Samuel 19:9-11).

El rey David, como un tipo de Cristo, estaba enviando un mensaje a aquellos con influencia espiritual y autoridad: “¿Por qué son ustedes los últimos en traer de vuelta al rey?”

Ese debe ser el clamor de todos nuestros corazones hoy también: “¡Traigan de vuelta al rey!” El llanto dura una noche, pero tú y yo tenemos la esperanza de que, como fue el caso con Dav…

Escapada a Egipto

Imagen
Hubo entonces hambre en la tierra; y descendió Abram a Egipto para vivir allí, porque era mucha el hambre en la tierra. (Génesis 12:10)

Aquí no dice nada acerca de pedirle permiso a Dios para descender a Egipto. Abram siguió el consejo, no de Dios, sino tan solo de sus propios temores. Para usar una expresión contemporánea: “apretó el botón del pánico”, y se fue a Egipto, dominado por el temor.

Si la tierra es un símbolo para nosotros de la vida de comunión con el Cristo viviente, el hambre en la tierra representa cualquier circunstancia que amenaza nuestra dependencia de él. Es cualquier circunstancia que hace difícil mantener la fe. ¿Ha sentido usted alguna vez esta clase de hambre? ¿Ha estado viviendo alguna vez con la plenitud del gozo de la comunión con Cristo y la fortaleza de Dios como su porción, cuando de repente alguna circunstancia por encima de su control hace difícil mantener esa comunión? Puede que sea un nuevo jefe que resulta ser un ogro, puede que sean los vecinos que…

Alguien en quien confiar

Imagen
Leer: Juan 13:33-35

… un hombre digno de confianza, ¿quién lo hallará? (Proverbios 20:6 LBLA).

«No puedo confiar en nadie —sollozó mi amiga—. Cada vez que lo hago, me lastiman». Un ex novio había empezado a esparcir rumores sobre ella. Como le costaba confiar después de una infancia dolorosa, esta traición pareció confirmar que no se puede confiar en nadie.

No sabía cómo consolarla. Tenía razón… es difícil encontrar a alguien en quien confiar plenamente. Su historia me dolió y me recordó momentos de traición inesperados en mi propia vida. La Escritura habla con franqueza sobre la naturaleza humana. En Proverbios 20:6, el autor expresa el mismo lamento que mi amiga, dejando constancia para siempre del dolor de la traición.

Lo que sí pude decirle es que la crueldad de los demás es tan solo parte de la historia. Aunque las heridas que nos infligen son reales y dolorosas, a través de Jesús, el amor genuino es posible. En Juan 13:35, Jesús les dijo a sus discípulos que el mundo sabría que …

Agradable al Señor

Imagen
Tú puedes decir: “Creo que estoy bien preparado para cualquier tormenta. Después de todo, soy un testigo fiel del Señor. No me avergüenzo del evangelio y vivo una vida limpia y moral. Diezmo, leo la Biblia, y asisto regularmente a la iglesia”.

Es posible ser un creyente y aun así permanecer distante del Señor. El hecho es que si no pasas tiempo con él, si no te apoyas en su fuerza, tu corazón desmayará. Tus palabras tendrán poco o ningún poder o resultado y tu testimonio no tendrá vida. ¿Por qué? Porque te habrás alejado de tu fuente de poder.

No cometas el error de medir tu caminar con Cristo por tus buenas obras o ministerio, en lugar de medirlo por su presencia en tu vida.

Simplemente no puedes ser más agradable al Señor; más satisfecho o en el centro de su voluntad, que lo que eres, a través del simple acto de acercarte a él en oración.

Lo sabemos de la vida del apóstol Pablo. Pablo se enfrentó a muchos tiempos difíciles y peligrosos. Este hombre piadoso sabía lo que significaba p…

Aprendiendo a vivir espiritualmente

Imagen
Lucas 20:25 Nueva Traducción Viviente (NTV) —Bien —dijo—, entonces den al César lo que pertenece al César y den a Dios lo que pertenece a Dios.

Curiosamente las personas pretenden enderezar sus asuntos relacionados con la fe con el simple hecho de “ser buenas”, es decir el “portarse bien” y el hacer “algo” por los demás, y sin darse cuenta entran en un peligroso juego con su consciencia, pues todo el tiempo están pensando en lo que consideran que es bueno y sobre todo que puede ser percibido por las personas a su alrededor (ya que es lo que funciona más rápido) y lo que verdaderamente quieren y piensan, que terminan haciéndolo en lo oculto como si Dios no las viera.

El detalle es que lejos de que esto pudiera estar bien o mal, pasan por algo un detalle importante, están queriendo resolver un asunto espiritual por medio de un método racional, o bien, pretenden resolver por medio de un acto natural, algo que es completamente sobrenatural y por eso sus resultados son constantemente efíme…