Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2011

Un enemigo poco temible

Tenemos acceso a un Dios que entiende a la perfección todo lo que ocurre en el ámbito espiritual.

Versiculo Marcos 5:1-20

El relato del endemoniado de Gadara arroja varias observaciones interesantes acerca del ministerio de Cristo. En primer lugar, notamos que un período extendido de sufrimiento y tormento terminó en unos pocos instantes. Las personas de la zona «muchas veces» habían intentado sujetar al hombre, pero sin éxito. Mas en el encuentro que tuvo con Cristo fue libertado en apenas unos minutos. Esta diferencia de tiempos pone de manifiesto lo ineficiente que son los tratamientos que el hombre propone para resolver los problemas más profundos del ser humano.

En este conjunto de metodologías poco eficaces debemos también ubicar un alto porcentaje del tratamiento que propone la psicología. No dudamos que la psicología a aportado importantes herramientas para el trabajo con personas, pero en muchos casos su propuesta ha sido sumergir al paciente en una interminable terapia. El tr…

Camino a la madurez

Cada creyente debe tener una actitud deliberada y sostenida de avanzar hacia la madurez.

Por eso, dejando a un lado las enseñanzas elementales acerca de *Cristo, avancemos hacia la madurez. No volvamos a poner los fundamentos, tales como el *arrepentimiento de las obras que conducen a la muerte, la fe en Dios (Hebreos 6:1)

La preocupación del autor de Hebreos, que debe ser también la preocupación de aquellos que servimos a la iglesia de Jesucristo, era que los cristianos se habían detenido en su proceso de crecimiento. Estaba compartiendo con ellos algunos conceptos profundos de la vida espiritual, pero en medio de esta enseñanza exclama con frustración: Acerca de esto tenemos mucho que decir, y es difícil de explicar, puesto que os habéis hecho tardos para oír (5.11). La evidencia parece señalar que esta gente llevaban unos cuantos años en la vida espiritual pero seguían necesitando de la leche que es apropiada para los niños y no para los adultos.

El concepto de avanzar hacia la madu…

Pastores corruptos

Dos actitudes son nocivas en el pastoreo, cumplir por obligación y servir por el beneficio personal implícito.

Cuiden como pastores el rebaño de Dios que está a su cargo, no por obligación ni por ambición de dinero, sino con afán de servir, como Dios quiere. No sean tiranos con los que están a su cuidado, sino sean ejemplos para el rebaño. (1 Pedro 5: 2 - 3)

Permítame volver al sentido básico del término corrupto, que se refiere a algo que ha perdido la pureza de su estado original. En este sentido, el texto de la primera carta de Pedro identifica claramente las formas en que el llamado de un pastor puede llegar a adulterarse. Esto ocurre cuando se adopta una estilo de liderazgo que es completamente contrario a los principios ejemplificados por Jesús, el modelo sin igual de lo que significa ser pastor.

Pedro anima a que el trabajo del pastor sea el de apacentar el rebaño, una tarea que debe ser llevada a cabo con ternura y en forma absolutamente voluntaria. Es decir, ningún pastor debe…

Las olas

Un niño se hizo un barquito de madera y salió a probarlo en el lago, pero sin darse cuenta, el barquito impulsado por un ligero viento fue más allá de su alcance.

Apenado corrió a pedir ayuda a un muchacho mayor, que se hallaba cerca, que le ayudara en su apuro.

Sin decir nada el muchacho empezó a levantar piedras y echarlas, al parecer en contra del barquito; el pequeño pensó que nunca tendría su bote otra vez y que el muchacho grandote se estaba burlando de él; hasta que se dio cuenta que en vez de tocar el bote cada piedra iba un poco más allá de este y originaba una pequeña ola que hacia retroceder el barco hasta la orilla.

Cada piedra estaba calculada y por último el juguete fue traído al alcance del niño pequeño, que quedó contento y agradecido con la posesión de su pequeño tesoro.

A veces ocurren cosas en nuestra vida que parecen desagradables, sin sentido ni plan y hasta nos parece que más nos hunde; pero si esperamos y tenemos confianza en Dios, nos daremos cuenta de que cada…

¿Qué hacer cuando el piloto se muere?

Tranquilo iba el vuelo en la pequeña avioneta Cessna. Era el anochecer y se acercaban a Flagstaff, Arizona. En el avión iban el piloto William Graham, y un pasajero, amigo suyo, Mateo Kornblum.

Todo iba normal cuando, de repente, William Graham se llevó una mano al corazón. «No me siento bien», alcanzó a decir. En seguida se desmayó. Kornblum logró apartar al piloto de los controles y tomar él mismo los del lado suyo. Pero Kornblum nunca antes había pilotado un avión. ¿Qué iba a hacer? La oscuridad se acercaba, estaban entre montañas, y él no sabía nada de aviones.

Kornblum se había dado cuenta de cómo su amigo William, el piloto, manejaba la radio, y en seguida dio aviso de que su piloto se había desmayado. La respuesta fue inmediata. «No se aflija. Desde acá recibirá instrucciones.»

Así fue. Kornblum prosiguió a describir la posición de todo en el tablero, y sistemáticamente fue recibiendo instrucciones. En cierto momento oyó otra voz, pero no la del aeropuerto. Era la voz de Julio,…

La creación del deseo

Un amigo mío, que es corrector de estilo, y yo conversábamos de un libro en el que él estaba trabajando que había «resultado un fracaso». Este libro tenía todo a su favor: buen tema, contenido, título, cubierta. El autor era muy conocido. El presupuesto de mercadeo era muy bueno. Pero las ventas estuvieron muy por debajo de lo proyectado, por lo que el editor terminó con un almacén lleno de libros no vendidos. Y el autor se desilusionó tanto que fue en busca de mejores horizontes en otras editoriales. Mi amigo pensaba que él había hecho algo malo y que eso causó el fracaso.

Sin embargo, hablando técnicamente, el libro no fracasó. Según la mayoría de las normas, se vendió bien. El problema no era que el libro, el autor o el corrector eran defectuosos, sino que la presunción era defectuosa. La decisión de imprimir tantos libros se basó en una creencia equivocada de que una persona puede crear deseo en otra.

Un acontecimiento bíblico fundamental revela lo necia que es esa manera de pensa…

No seas un Eeyore

Uno de los amigos de Winnie the Poohes un burrito mono pero de cara triste. Se llama Eeyore. La característica más distinguible de Eeyore es su extraña habilidad de quejarse de todo. Si hace un día perfectamente soleado, Eeyore dice con su monótona voz: «Pero va a llover.» Su expresión de sombría insatisfacción afecta a todo el mundo.

En Éxodo 16:1-10 y Números 11:1-17 se puede reconocer el espíritu de Eeyore entre el pueblo de Dios. La queja de los israelitas era su respuesta habitual a las tensiones. Cuando encontraban peligros, escasez e incomodidades, se quejaban. En realidad no querían regresar a Egipto. Sólo querían que la vida fuera fácil.La verdadera fuente de su tensión era falta de confianza en Dios. Los israelitas por lo general se quejaban unos a otros en vez de quejarse a Dios. Cuando se quejaban unos a otros no se lograba nada.

Sin embargo, Moisés llevó la queja de ellos a Dios, el Único que podía resolver el problema. La actitud quejumbrosa de los israelitas era el resu…

Sin marcha atrás

La primera vez que la vi, me enamoré. Era hermosa. Elegante. Limpia. Radiante. En cuanto divisé la berlina Ford Thunderbird 1962 en el estacionamiento de automóviles usados, su brillante exterior y su mortífero interior me atrajeron. Sabía que era el coche para mí. Así que, me despojé de 800 dólares y compré mi primer auto.

Pero dentro de mi preciada posesión acechaba un problema. Pocos meses después de comprar mi T-Bird, repentinamente empezó a mostrarse rara en cuanto a la dirección en que podía conducirla. Me dejaba avanzar, pero no podía retroceder. No tenía marcha atrás.

Aunque no tener marcha atrás es un problema para un automóvil, a veces es bueno que nosotros nos parezcamos un poco a mi viejo T-Bird. Es necesario que sigamos avanzando, sin posibilidad de poner la vida marcha atrás. En nuestro andar con Cristo, debemos negarnos a retroceder. Pablo lo dijo con sencillez: «… prosigo a la meta…» (Filipenses 3:14).

Quizá el pueblo de Israel podría haber usado la caja de cambios de …

Los trabajos mas peligrosos

¿Cuál trabajo crees que sea el más peligroso en los Estados Unidos? ¿El de policía? ¿Bombero? ¿Maderero? Según una encuesta que leí, el trabajo más peligroso en los Estados Unidos es la tala de árboles. Es la ocupación en la que más trabajadores resultan heridos o muertos mientras tumban árboles y los cortan para hacer madera. Entre las otras ocupa ciones que también son peligrosas se encuentran los pescadores comerciales, los trabajadores del acero estructural, los pilotos y los mineros.

¿Y en el mundo espiritual? ¿Cuáles son las actividades más «peligrosas» en las que un creyente en Jesús puede involucrarse? Permíteme sugerir tres:

1. Orar. Si de verdad estás abriendo tu corazón a Dios y rogando conocer su voluntad, lo que puede sucederte es impredecible. Puede que termines dirigiendo un pequeño grupo, predicando en una iglesia o traduciendo la Biblia en algún lugar lejano.

2. Leer la Biblia.Dios usa su Palabra para hablar a nuestros corazones. Nos convence de pecado: «No hurtarás»…

Levantamiento de pesas

Un día, encontré a mi hijo completamente tenso intentando levantar sobre su cabeza una barra con un par de pesas de casi dos kilogramos… una hazaña ambiciosa para un niño pequeño. Solo la había separado unos centímetros del suelo, pero su mirada mostraba que estaba decidido a hacerlo y su cara estaba roja por el esfuerzo. Entonces, me ofrecí para ayudarlo y, juntos, logramos levantar el peso hacia el techo. El levantamiento de pesas que era tan difícil para él, fue fácil para mí.

Jesús tiene esta misma perspectiva respecto a las cosas que nos resultan difíciles de manejar. Cuando la vida parece una sucesión de catástrofes, al Señor no lo perturba una pequeña colisión con el automóvil, un dolor de muelas ni una discusión acalorada. ¡Ni aunque todo esto suceda el mismo día! Él puede encargarse de todo y, por esta razón, dijo: «Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados…» (Mateo 11:28).

¿Estás agotado por los incesantes problemas? ¿Te sientes aplastado por el estrés y las preo…

Armas engañosas

El avión despegó de un aeropuerto en los Estados Unidos de América mientras los pasajeros se acomodaban en sus asientos, asegurándose de que tenían bien abrochado el cinturón de seguridad. Algunos elevaron una plegaria en silencio al Dios en quien creían; otros hicieron la señal de la cruz, manifestando así su fe.

Entre los pasajeros iba un hombre acompañado de un niño. Los dos ocupaban asientos en la sección central de la nave, y se disponían a dormir.

De repente, el hombre se levantó con brusquedad, agarró de la mano al pequeño, y casi a rastras entró con él a la cabina de mando.

El piloto y el copiloto palidecieron cuando el desconocido sacó rápidamente una pistola y gruñó: «Si quieren salvar el pellejo, diríjanse a La Habana.»

Sin titubear, los pilotos obedecieron la orden y se dirigieron a Cuba. El portavoz de la tripulación, por su parte, se encargó de explicarles a los pasajeros lo que había ocurrido.

La sorpresa fue mucho mayor cuando por la radio se escuchó el siguiente bolet…

El último salto de Tiffanie

La muchacha, esbelta, grácil y elegante, saltó del trampolín. Dio tres vueltas en el aire, en forma impecable, y cayó de cabeza en la piscina. Con ese salto magistral ganó el derecho de representar a Inglaterra, su patria, en los juegos olímpicos. ¿Quién era ella? Era Tiffanie Trail, joven de veintidós años de edad.

Lamentablemente Tiffanie no logró su sueño. Una lesión en la muñeca derecha la alejó de las competencias. Decepcionada, se fue a vivir a Sydney, Australia.

Un día, en Sydney, ensayó de nuevo el salto. Pero no lo hizo desde el trampolín de una piscina. Lo hizo desde el balcón de su apartamento, en el piso 23 de un rascacielos, a 69 metros de altura. La joven deportista, con una brillante carrera por delante, murió abrumada de tristeza.

¿Cuál será la decepción que tanto deprime a una persona que decide quitarse su propia vida? En el caso de Tiffanie fue, primero, el divorcio de sus padres. Esto la dejó devastada. Después fue la muerte de su novio, que pereció ahogado en el m…

Tres tipos de obediencia

En Adán y Eva, la obediencia fue nula. La excusa de Adán ante Dios fue: "La mujer que me diste me dio...". En tanto la de la mujer fue: "La serpiente me engañó y comí". ¿Consecuencias? Destitución de la gloria de Dios y traspaso de su pecado y sus consecuencias a toda la humanidad. Por eso Dios echó fuera al hombre" (Gén. 3:24).

En el rey Saúl, la obediencia fue parcial. ¿La excusa? "El pueblo perdonó lo mejor de las ovejas y de las vacas ... el pueblo tomó del botín... primicias del anatema para ofrecer sacrificios a Jehová..." (1 Sam. 15:15, 21). ¿Consecuencias? Saúl fue desechado como rey (15:23).

En nuestro Señor Jesucristo, la obediencia fue total y perfecta. ¿Excusa? Ninguna. ¿Consecuencias? "...Vino a ser autor de eterna salvación a todos los que le obedecen" (Heb. 5:8-9). Fue exaltado hasta lo sumo y recibió un nombre que es sobre todo nombre (Flp. 2:8-9).

Tanto Adán como Saúl fallaron gravemente en atender la Palabra de Dios y se …

Centrarse en lo justo

Durante los últimos 135 años de la Liga Profesional de Béisbol de los Estados Unidos, solo 20 lanzadores completaron un juego perfecto. El 2 de junio de 2010, Armando Galarraga, de los Tigers de Detroit, habría sido el número 21, pero el error de un árbitro le negó el sueño de todo lanzador. La reproducción en vídeo mostró la verdad. Aunque el árbitro reconoció su error y se disculpó personalmente, la falta cobrada en el campo de juego no podía revertirse.

A pesar de todo, Galarraga permaneció tranquilo, comprendió la situación del árbitro y nunca lo criticó. Que Armando se negara a vengarse asombró a todos: aficionados, jugadores y periodistas deportivos.

Si insistimos en que nos traten justamente, podemos enojarnos y frustrarnos. Pero cuando nos aferremos a la sabiduría bíblica, procuraremos el bienestar de los demás. Proverbios nos convoca «para entender sabiduría y doctrina, para conocer razones prudentes, para recibir el consejo de prudencia, justicia, juicio y equidad» (1:2-3). …

«Las rocas grandes primero»

Un experto en administración del tiempo dirigía a un grupo de estudiantes de negocios. Sacó una jarra que contenía una gran cantidad de líquido y la colocó sobre la mesa. Luego tomó una docena de rocas de la medida de un puñado y con cuidado las colocó dentro de la jarra. Luego preguntó:

-¿Está llena la jarra?

Todos dijeron que sí. Luego buscó debajo de la mesa y sacó un balde de grava. Lo vertió en la jarra y la agitó, y preguntó al grupo otra vez:

-¿Esta llena la jarra?

Esta vez la clase lo observaba.

-Es probable que no -respondió un alumno.

Luego el instructor buscó debajo de la mesa y agarró un balde con arena. Él vertió la arena dentro, rellenando todos los espacios vacíos que quedaban entre las rocas y la grava. De nuevo preguntó:

-¿Está llena ahora?

-¡No! -gritaron todos.

Después, vasió un recipiente con agua y comenzó a verterla dentro de la jarra hasta que la misma se llenó hasta el borde.

-¿Cuál es el objetivo de esta ilustración? -preguntó.

Un estudiante sugirió:

-No impor…

La mecedora

Había una vez una anciana en un asilo, era una mujer llena de amargura y abatida por la vida . Ella no hablaba con nadie ni pedía nada. Ella apenas existía – en su vieja y rechinante mecedora . La anciana no tenía visitantes.

Cada dos días por la mañana, una joven y sabia enfermera entraba en su habitación. Ella no trataba de hablar o hacerle preguntas de la señora, simplemente acercaba otra mecedora junto a la anciana y se mecía con ella.

Semanas o meses más tarde, la anciana finalmente hizo uso de la palabra.

‘Gracias’, dijo. “Gracias por mecerte conmigo ‘.”

“No hay nada más artístico que verdaderamente amar a las personas.” — Vincent van Gogh

Lucas 10:27
Y él respondiendo, dijo: Amarás al Señor tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y de todas tus fuerzas, y de todo tu entendimiento; y á tu prójimo como á ti mismo.

Contentos... ¿Por qué?

Así que, si tenemos ropa y comida, contentémonos con eso.”
1 Timoteo 6.8.

Mmmm. Con comida y ropa debemos contentarnos. Significa esto que ¿no deberíamos tener mas que eso? ¿Están estas palabras condenando bienes como los vehículos, casas y relojes lujosos?

¿Deberíamos juzgar a otros por tener esas cosas porque asociamos el tenerlas con no estar contentos?

¿No deberíamos desear que nuestros hijos tengan mas de lo que nosotros tuvimos o tenemos?

¿Es errado pagar por una educación universitaria o irse de vacaciones en familia?

Claro que no, claro que no, claro que no, claro que no y claro que no. No creo que este versículo esta hablando sobre estas cosas y ya sea si están bien o mal. Con este “contentémonos”. Satisfechos con estas cosas. No sentir que necesitamos mas para nosotros. Vamos a echarle un vistazo en términos generales.

“Contento”, en español, es un sustantivo, adjetivo y verbo. Veamos si lo podemos aplicar acá.

Deberíamos estar “contentos” como un sustantivo. La esfera en la…

«Un corazón limpio»

Texto: Salmos 51: 10

“Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, Y renueva un espíritu recto dentro de mí”.

Quizá uno de los versículos que mas han impactado mi vida desde que conocí a Cristo es este. Y será porque es como el lema de mi vida, puesto que anhelo cada día que Dios cree en mí un corazón limpio y renueve dentro de mi un espíritu recto.

Pero ¿A que se refiere el texto al decir “un corazón limpio”?, bueno un corazón limpio es aquel que esta libre de rencor, libre de odio, libre de ataduras que te llevan a hacer lo contrario de lo que Dios te ha mandado a hacer. Un corazón limpio es un corazón alegre, pues es un corazón sano, la Biblia dice que el corazón alegre hermosea el rostro, es decir que tu interior se reflejará en tu exterior.

Un corazón limpio es aquel que ve las cosas que le ocurren a diario con una forma mas para que el poder de Dios se perfeccione en su vida, un corazón limpio anhela agradar a su Padre, un corazón limpio es aquel, que busca la perfección a sabiendas …

Grietas en la armadura

Reid Ellison pirateó una computadora central y recibió una «A» por sus esfuerzos. El estudiante de promedio 4.0 necesita ba terminar uno de seis proyectos especiales para graduarse por lo que escogió algo que iba a ser útil a su escuela secundaria.

Después de obtener permiso de las autoridades de la escuela, el estudiante de tercer año de secundaria de la escuela San Juan Bautista de California comenzó a piratear su sistema de computadora.

Los funcionarios de la escuela supieron que Reid lo había logrado cuando verificaron sus archivos y descubrieron que su promedio había descendido a 1.9.

El excelente estudiante recibió una alta calificación por su trabajo. El proyecto de Reid ganó. Ahora su escuela trabaja en la forma de mejorar la seguridad en sus computadoras.

La administración de dicha escuela secundaria tenía un pro blema y no lo sabía. Se necesitó que un joven, conocedor de la programación de computadoras, revelara las debilidades que había que abordar.

En el Nuevo Testamento v…

Materia gris

La columna del semanario sobre el «andar espiritual» de residentes locales captó mi atención. Esta vez hablaba de alguien a quien yo respetaba mucho en la comunidad. Después de contestar las preguntas acostumbradas sobre sus libros preferidos, su ejemplo y su práctica de fe preferida, la persona describió aquello en lo que está trabajando en su vida espiritual.

Dijo que lucha con las estrictas creencias de su iglesia. Y señaló: «Es muy blanco y negro. Yo no veo la religión como algo que sea blanco o negro. Tiene muchas áreas grises. Si tuviera que des hacerme de esas áreas grises, probablemente buscaría una religión distinta.»

Lo que quiso decir con «áreas grises» no lo especificó, pero sus comentarios me hicieron considerar en qué momento nos sometemos a un sistema de creencias, o lo desechamos. Parece que mucho de lo que escuchamos hoy día refuerza la idea de que podemos creer sobre Dios lo que queramos y estar bien. Sin embargo, ¿será que esa mentalidad abierta en realidad es una e…

Descubrimientos importantes

En 1888 se hizo un descubrimiento importante en materia de higiene:
el desodorante.

En 1905 se hizo un descubrimiento importante en materia de cuidadopara el cabello:
el permanente.

En 1922 se hizo un descubrimiento importante en materia de medicina:
la insulina.

En 1938 se hizo otro descubrimiento importante en materia de medicina:
el banco de sangre y la fundación de la Cruz Roja Americana.

En 1979 se hizo un descubrimiento importante en materia de comunicaciones:
los teléfonos móviles.

Los descubrimientos importantes son adelantos en campos específicos que cambian la calidad de la vida. Un descubrimiento importante espiritual es un gran paso en tu andar con Jesús.

Marcos 5:21-34 nos presenta a una mujer que hizo un descubrimiento importante en su vida. Había estado sufriendo durante 12 años de una afección que la hacía sangrar. Pero cuando escuchó hablar de Jesús, a través de personas que contaban de sus milagros, su esperanza de tener una vida normal renació. Jesús se convirtió en el o…

El problema de los hombres

Cuando era niño, tenía un héroe: Pete Maravich, un jugador de baloncesto, con un alto porcentaje de anotación, que era un mago para manejar el balón.

El problema fue que mi deseo de ser como Pistol Pete impidió que estuviera contento con lo que Dios quería que yo fuera y para lo que me había creado. Cuando me di cuenta de que nunca podría jugar como Pete, me desilusioné. Incluso abandoné por un tiempo el equipo de la universidad porque no podía alcanzar el nivel de juego de Maravich.

Los jóvenes todavía siguen haciendo esta clase de cosas. No están contentos con lo que Dios planeó para sus vidas porque se comparan con sus héroes «perfectos».

El cantante cristiano Jonny Diaz admitió esto y escribió una canción llamada Más bella que tú, que empieza diciendo: «Muchachita de catorce años mirando una revista; dice que quiere lucir así». Algunas jovencitas desean parecerse a la estrella de Disney Selena Gomez o a otra figura, como yo quería parecerme a Maravich. Diaz canta: «Nunca habrá nad…

Se necesitan lágrimas

Después del terremoto en Haití, en el 2010, todos quedamos atónitos con las imágenes de la devastación y las dificultades de los habitantes de esa pequeña nación. Entre las numerosas fotografías desgarradoras, hubo una que me llamó la atención: una mujer con su mirada fija en la masiva destrucción… y llorando. Su mente no podía asimilar el sufrimiento de su pueblo; tenía el corazón deshecho y brotaban lágrimas de sus ojos. Era comprensible. A veces, llorar es la única reacción apropiada frente al sufrimiento.

Mientras examinaba esa foto, pensé en la compasión de nuestro Señor. Él comprendió la necesidad de derramar lágrimas, y también lloró. Pero sus lágrimas se debían a otra clase de devastación: la destrucción generada por el pecado. Mientras se acercaba a Jerusalén, marcada por la corrupción, la injusticia y el dolor que sus habitantes habían provocado, Su reacción fueron las lágrimas. «Y cuando llegó cerca de la ciudad, al verla, lloró sobre ella» (Lucas 19:41). Jesús lloró motiva…

Cuando se ha esfumado toda la esperanza

Los síntomas eran los clásicos: sudores nocturnos, escalofríos, decaimiento, tos seca, y filamentos de sangre en la saliva. Orlando Vásquez, joven de treinta y dos años de edad, de Córdoba, Argentina, no sabía qué enfermedad tenía.

Lo cierto es que Orlando sufría la enfermedad que había sido mortal en las primeras décadas del siglo veinte y que se creía que ya había sido erradicada. Su médico, el doctor Ramírez, tuvo que declararle a Orlando la triste verdad: «Usted, señor, tiene tuberculosis.» Pero en el caso de Orlando el diagnóstico era fatal, porque la enfermedad había reaparecido acompañada de una terrible hermana: el SIDA.

Vivimos en un mundo cuya atmósfera está llena de gérmenes y virus. Si no es la influenza que nos debilita, es algún tumor que amenaza ser canceroso. Para Orlando Vásquez fue esa combinación ominosa y mortal de tuberculosis y SIDA. Así es esta vida.

¿Qué hace una persona cuando el último recurso se le ha esfumado? Si es impetuosa y emocional, podría hasta enloq…

Aprendamos a ser mansos y humildes

“Aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón”. Mateo 11:29
Que lindo fuera si todos pusiéramos en práctica estas hermosas palabras dichas por nuestro Señor Jesucristo. Pero lastimosamente en este mundo en el que vivimos estamos rodeados de gente orgullosa, gente altiva que muchas veces ven de menos a los demás y no solo pasa con las personas que no conocen a Cristo sino que hasta se da dentro de las iglesias cristianas.
Para mi una persona humilde es aquella que sabe aceptar sus errores y reconocer cuando ha fallado, es una persona que no se cree mas que los demás. Ser humilde es no ver de menos a las personas solo por que yo tenga algún talento que otro no tiene, ni por que yo tengo mas que aquel, etc. Pero casi nunca ponemos en practica el ser humildes pues dejamos que el orgullo se apodere de nosotros.

También nos cuesta ser mansos pues cuando alguien nos ofende, le quisiéramos decir muchas cosas pero debemos aprender a callarnos a no actuar de la misma forma en que actúa el …

«Dicen que me ido, pero no es cierto»

(Centenario del Natalicio de Mario Moreno «Cantinflas»)

Mario Alberto Moreno Reyes fue el segundo de quince hijos que tuvo Pedro Moreno Esquivel, funcionario del correo de México. Nació en el Distrito Federal, en la sexta calle de Santa María la Redonda, número 182, a las doce y media de la madrugada del sábado 12 de agosto de 1911. «Como es testimonio de mi padre, tiene que ser cierto —juzga Mario Moreno mismo—, pero no es importante.

»Es difícil para la gente señalar exactamente cuándo nació Cantinflas. Pero puedo asegurarles que nació conmigo —sigue contando el renombrado actor cómico mexicano—.... En esa época, aunque mis padres con grandes sacrificios habían conseguido ponerme en la escuela, me había escapado y fui carpero, cantante y bailarín en una carpa, o sea, uno de esos teatros portátiles que... instalaban por lo regular en las zonas más pobres y superpobladas de la Ciudad de México. Dentro de las carpas, ya descoloridas y comidas por la polilla, las representaciones eran d…

Aves, lirios y yo

En los episodios de un antiguo programa de televisión, un veterano teniente de policía siempre les decía esto a los jóvenes oficiales antes de que salieran a la calle a cumplir sus tareas: «¡Tengan cuidado ahí afuera!». Era, al mismo tiempo, un buen consejo y una expresión de compasión, porque sabía lo que podía sucederles mientras cumplían con su deber.

Jesús les advirtió a Sus seguidores de algo similar, pero con términos aun más fuertes. Lucas 11 concluye en forma inquietante con estas palabras: «… los escribas y los fariseos comenzaron a estrecharle en gran manera, y a provocarle a que hablase de muchas cosas» (v. 53). Después de ese relato, Lucas dice que, con compasión, Jesús instruyó a Sus discípulos a tener cuidado («guardaos», 12:1), pero que no se preocuparan ni atemorizaran (vv. 4-7, 22).

El Señor estaba prometiendo cuidarlos, protegerlos y ocuparse de ellos cuando salieran al mundo. Les aseguró que, así como se ocupaba de cosas pequeñas como las aves y los lirios, también …

El origen de los papagayos

«Llueve.... Pasan silbando ráfagas de viento frío y cortante....

»Se han paralizado todos los trabajos de la hacienda....

»Jacinto se entretiene contando cuentos.... Nunca le falta auditorio, y los sencillos vecinos se divierten oyendo sus grandes mentiras....

»—¿Por ónde iba? [—dice Jacinto.] ... Y vuelve a su relato [sobre el arca de Noé]:

»Ya estaban todos los animales reuníos y acomodaos. Pero ora verán: resulta que Nué tenía una suegra que era un demonio, como casi todas. Era muy vieja y fea, y se ponía muchos polvos y colorete pa taparse las arrugas, y usaba unos vestidos con más colores que un arcu’iris. ¡Y qué lengua que se gastaba la suegrita! Cuentos, enredos y habladas desde por la mañana hasta que anochecía, que ya el pobre Nué estaba azurumbao. Y el Hombre Güeno y Justo quería aprovechar la oportunidá pa quitásela de encima. Entonces se jué a consultar con Tatica Dios. Y el Señor, onde lo vio llegar al Cielo, se puso a reír y le preguntó:

»—Idiay, ¿qué andás haciendo por …

La bondad del Señor

Hace algunos años, encontré un breve ensayo escrito por Sir James Barrie, un barón inglés. Allí describe íntimamente a su madre, la cual amaba profundamente a Dios y Su Palabra, y que, literalmente, había leído la Biblia hasta deshojarla. «Ahora es mía —escribió Sir James— y, para mí, los hilos negros con que la cosió son parte del contenido».

Mi madre también amaba la Palabra de Dios. La leyó y meditó en ella por más de 60 años. Guardo su Biblia en un lugar destacado de mi biblioteca. También está hecha jirones y rasgada; en cada página manchada están escritos sus comentarios y reflexiones. Cuando yo era niño, solía entrar en su cuarto por la mañana y la encontraba sosteniendo su Biblia en la falda, estudiando detenidamente sus palabras. Lo siguió haciendo hasta el día en que ya no pudo ver más lo que estaba escrito en esas hojas. Aun entonces, su Biblia seguía siendo su libro más precioso.

Cuando la madre de Sir James envejeció, ya no pudo leer más las palabras de su Biblia. Sin emb…

Propuesta de matrimonio

Cuando estudiaba en la universidad, oí muchísimas historias sobre compromisos. Mis soñadoras amigas hablaban de restaurantes glamorosos, atardeceres en la montaña y paseos en carruajes tirados por caballos. También recuerdo sobre un muchacho que simplemente le lavó los pies a su novia. Su «modesta propuesta de matrimonio» demostraba que entendía que la humildad es vital en un compromiso para toda la vida.

El apóstol Pablo también comprendía el significado de la humildad y su eficacia para mantenernos unidos. Esto es particularmente importante en el matrimonio. Pablo instó a resistir los impulsos de «primero yo»: «Nada hagáis por contienda o por vanagloria…» (Filipenses 2:3). En cambio, deberíamos valorar a nuestros cónyuges más que a nosotros mismos, y ocuparnos de complacerlos.

La humildad en acción significa servir al cónyuge, y ningún servicio es demasiado pequeño ni demasiado grande. Después de todo, Jesucristo «… se humilló a sí mismo, […] hasta la muerte, y muerte de cruz» (v. 8…