¿Quién soy yo?

“Yo soy el que soy—respondió Dios a Moisés—. Y esto es lo que tienes que decirles a los israelitas: “Yo soy me ha enviado a ustedes.” Éxodo 3:14

    Dos cosas me han impactado fuertemente en esta semana y una tercera que escuche hoy me preocupan y todas tienen que ver con esta gran pregunta: ¿Quién soy Yo? Y ¿qué papel juego o jugamos todos como miembros de la humanidad en los acontecimientos mundiales, las guerras, la violencia,  las armas, la educación de los hijos, la cultura y el futuro?

    1. En la clase de Ingles, estamos leyendo un libro sobre el holocausto nazi y como parte del taller y comprensión de la lectura, surgen muchas preguntas como: si llegase a declararse una tercera guerra o una nueva  persecución a los judíos, estarías dispuesto a arriesgar tu vida por ayudar a uno, a varios o a una familia entera y qué harías por ellos?  Estamos preparados y como nos afectaría si estallara otro conflicto a nivel mundial? Si sucedió una vez, podría volver a suceder? Como responderían el mundo? Y qué relación tiene todo esto con la llegada del anticristo y de la segunda venida de Cristo?

    2. Me he visto como en tres ocasiones la pelicula Avatar y esta ultima vez, tuve una visión diferente de ella, pues me pareció que tenía muchas similitudes con la vida espiritual, al menos como se describe en La Biblia. Cuando Dios respondió a Moisés “Yo soy el que soy” estaba refiriéndose a sí mismo como el inmortal, inmutable, que no cambia, que es el mismo ayer, hoy y siempre; sin embargo, nosotros sus hijos si cambiamos, si nos transformamos por la obra del Espíritu de Dios en nuestro interior; La palabra de Dios habla de la Unidad de todos sus hijos en el Espíritu y de la unidad del Padre, del Hijo y del Espíritu, con sus hijos, con su creación, con la naturaleza y los animales, de la importancia del amor y de la leyes espirituales.

    En la película se habla de la vida con gran respeto y existe una gran armonía entre el ser humano, la naturaleza y los animales, todos como partes de una gran cadena que es la vida, del amor y la conexión que existe entre todas y cada una de las criaturas de la creación.

    La Biblia nos habla de una nueva vida en el espíritu, una vida en abundancia, donde no habrá enfermedad, ni maldad y donde viviéremos todos felices y en armonía con la naturaleza y los animales, como una gran familia, cuya prioridad es el bienestar del otro.  El protagonista principal es un muchacho paralitico en silla de ruedas, que se trasforma en un fornido muchacho cuando su otro cuerpo – el avatar – absorbe su cerebro, su mente y su corazón y al final, el muchacho tiene que abandonar su cuerpo enfermo y débil para ser transferido finalmente al cuerpo sano y casi perfecto. La Biblia nos habla de que nosotros también un día debemos abandonar este cuerpo, con todos los problemas que tenga, para que sea transformado por el poder del Espíritu, sanado y restaurado al 100% o fusionado con el cuerpo espiritual.

    Realmente me hizo sentir bien, imaginarme un futuro como lo describe Dios en  La Biblia y en las recompensas que Dios tiene para sus hijos, que nos anima a continuar en la carrera hasta el final y nos brinda esperanzas que van más allá de nuestro entendimiento.

     3. Finalmente hoy escuche una noticia preocupante sobre Corea del Norte, en conflicto con sus propios hermanos del sur y de las amenazas que ha lanzado de atacar a los Estados Unidos con quien no tiene buenas relaciones porque están produciendo materiales que se usan en bombas atómicas. Estados Unidos por su parte, ya ha movilizado buques de guerra y otros, para defenderse de cualquier ataque y el Secretario de Defensa manifestó que toma muy en serio estas amenazas..

    Todo esto sucede mientras nosotros nos ocupamos de nuestros asuntos personales, de rencillas, de peleas y desacuerdos,  en enriquecernos y una cantidad de propósitos que para Dios son – despropósitos – pues en realidad, la amenaza está latente y el ser humano, se ha deshumanizado, estamos acabando con el equilibrio de la naturaleza, violando las leyes naturales, de vida y de convivencia.

    Luego algunas preguntas que yo me hago, haciendo un pare y mirando alrededor, todo lo que pasa y que te invito a que tu también te las hagas, son: Quien soy yo, realmente? Piensa en lo que has sido antes y después de Jesucristo y de lo que serás en el futuro, incluyendo la Eternidad. Estamos preparados para una confrontación mundial, (ya acabamos de pasar por una crisis mundial que afecto nuestra economía, causo recesión y afecto a cientos de miles de personas y compañías) y Que papel jugaríamos? Seriamos víctimas o victimarios?

    La segunda guerra y el holocausto Nazi fue una página cruel y sangrienta de la historia de la humanidad que no debería volver a repetirse; las guerras no dejan sino miseria y destrucción y aunque sucedan al otro lado del mundo, nos afecta globalmente en todos los aspectos de nuestra vida, somos una sola humanidad, tenemos familias, sufrimos y nos gozamos por las mismas razones, aun que hablemos diferentes lenguas, aunque seamos de diferentes colores, o razas; nadie escoge donde nacer y quienes van a ser sus padres y Dios no hace acepción de personas, para El, todos somos iguales, porque hemos de ver al hermano como diferente, como si viniera de otro planeta?  Pero tampoco debemos descartar que en cualquier momento las fichas mundiales de este ajedrez cambien y estalle un conflicto de tal magnitud que tengamos que arrepentirnos de no haber estado preparados. Recordemos que también Jesús nos lo advirtió y que La Biblia nos  habla de todo esto y de lo que ha de venir.

    ¿Quién soy yo? Es una pregunta que va más allá de cuál es tu nombre, a que te dedicas, de donde eres, con quien vives, que idioma hablas, de que raza eres….No bastara con decir: Pero Señor, en tu nombre hicimos…. Porque Él puede contestar…De cierto te digo que no te conozco.  Trata de verte a ti mismo quitándote todos estos vestidos, máscaras o adornos y mira en tu interior, que hay? Eso es lo que importa; imagínate en otros escenarios, haciendo otras cosas diferentes a las que haces. Como te ves? Proyéctate en 5-10 o más años. De verdad que es interesante lo que puede resultar y te deseo que te re-descubras a ti mismo.
    Hefzi-ba Palomino