Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2013

Violencia familiar

Eran tres niños, hermanitos los tres, de seis, siete y ocho años de edad. Con ojos aterrorizados y temblando de miedo, no podían dejar de mirar. ¿Qué estaban mirando? Veían cómo su padre le daba una paliza brutal a su madre. La escena la describe un diario de América Latina.

El hombre enfurecido, a la vista de sus tres hijitos, golpeaba brutalmente a su esposa. ¿Cuál era la causa? Nadie sabe. Los niños sólo decían: «Papá estaba muy enojado.» Pero una palabra lo describe todo: violencia.

La violencia doméstica, aunque en la vida diaria no es nada nuevo, en las crónicas de los diarios y en los tribunales sí lo es. Es algo que ha recrudecido en las últimas décadas. Y esta crónica nos obliga a tocar dos puntos: la violencia entre padres, y su efecto en los hijos.

Algunos dicen que la violencia familiar la incita la familia misma, pero eso es ver el asunto de una manera superficial. La violencia nace en el corazón. Está adentro de uno como lo estaba en el corazón de Caín, y sólo necesita u…

Toda la vida juntas

Nacieron juntas porque eran mellizas. Y vivieron juntas toda la vida, hasta morir en enero de 1993 a los cuarenta y tres años de edad. Eran Yvonne e Yvette, dos hermanas de Long Beach, California.

A los seis años de edad comenzaron a cantar juntas. Juntas, y con otros grupos, cantaron por todo el país. Juntas actuaron en circos y en televisión, y juntas estudiaron enfermería. Siempre estaban juntas porque Yvonne e Yvette no podían separarse. Eran hermanas siamesas, unidas físicamente por la cabeza.

En la ceremonia fúnebre el pastor de ellas, John Shepherd, dijo: «Juntas nacieron, juntas vivieron, juntas alabaron a Dios en canto, juntas partieron de este mundo, y juntas llegaron al cielo.»

He aquí una historia como para hacer una película. Cuando Yvonne e Yvette nacieron, su madre, que era muy pobre y estaba separada de su esposo, tenía ya cinco hijos. Cuando le dijeron que debía internar a las siamesas en alguna institución especializada, la buena mujer contestó: «Dios me ha enviado e…

La responsabilidad

La responsabilidad, comienza con ser fieles en las cosas pequeñas de la vida, lo cual nos lleva a la excelencia espiritual. 

Dios desea que sus hijos sean excelentes en cada pequeña responsabilidad que tienen, del tal manera que él pueda ubicarlos en cosas grandes. Es Ud. una persona fiel? Cumple sus promesas? Cumple las órdenes recibidas? ¿Las leyes? ¿Es diligente? ¿Integro?

Una persona responsable:

Cumple a cabalidad y de buena voluntad sus obligaciones. Colosenses 3:23. Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres.Cumple las promesas. Eclesiastés 5:5. Mejor es que no prometas, y no que prometas y no cumplas.Cumple las órdenes recibidas. Deuteronomio 28:1: Acontecerá que si oyes atentamente la voz de Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos, también tu Dios, te exaltará sobre todas las naciones de la tierra.Cumple las leyes. Romanos 13: 1-4. Sométase toda persona a las autoridades superiores, porque no hay autoridad que no p…

El lenguaje del cuerpo

Nuestro cuerpo tiene un lenguaje. Una Mirada, la forma de sentarnos, de caminar, aun cuando comemos los alimentos y hablamos mostrando la comida en la boca, la forma de vestirnos, de dirigirnos a las personas ya sean niños o adultos, la forma de poner las manos que puede ser cruzadas, dando el lenguaje de somos impenetrables, colocadas en la cintura, es un lenguajes desafiante, encerrando los puños, demostrando enojo, alzándolas, o colocándolas en alto como diciendo: me rindo,. En la forma de vestir, el lenguaje del cuerpo dirá mucho. Como usemos el sexo, es otro lenguaje del cuerpo. La forma de alimentarnos, de hacer cosas en los ratos de ocio, etc. son un lenguaje del cuerpo.

Los miembros de nuestro cuerpo han sido colocados por Dios para diferentes usos y cada uno tiene su parte en particular, y siempre estarán dando mensajes a través de ese lenguaje del cuerpo.

Preguntémonos: Cómo estoy usando cada parte de mi ser? Las uso para bien, o para mal, para mi propia satisfacci…

¿Que esperas?

“Me levantaré e iré a mi padre…” Lucas 15: 18a

Dios te ha visto pensativo los últimos días, El ha estado un poco preocupado por ti, porque estás perdiendo poco a poco la comunicación con El, algo está pasando, algo te está robando la atención que Dios merece, ¿Problemas?, ¿Crisis?, ¿Malas decisiones?, ¿Resultados de algo que no debía suceder?

Estas sentado con tu mirada perdida, pensado y pensado como salir de esta, tu corazón palpita más rápido de lo de costumbre, hay una sensación incomoda dentro de ti que no te deja tranquilo, sientes como ninguna silla es lo suficientemente cómoda para ti y es que hay algo que no está del todo bien.

Quisieras salir corriendo, huir, irte a algún lugar donde nadie te conociera, pero también quisieras salir corriendo a los brazos del Señor, pero hay algo que no lo permite, hay muchas cosas que quisieras hacer, pero por alguna extraña razón no haces ninguna.

¿Qué esperas para rendirte?, ¿Cuánto más lo intentaras tu solo?, mientras tanto Dios aguarda p…

Quiero hacer tu voluntad oh Dios

Nadie dijo que hacer la voluntad de Dios es fácil, sin embargo su voluntad es la que debemos llevar a cabo.

A veces nos encontramos en un momento en donde debemos elegir entre hacer lo que nosotros creemos que tenemos que hacer o hacer lo que Dios quiere que hagamos.

Obviamente cada una de las decisiones que tomemos darán como resultados cosas buenas o malas dependiendo la voluntad que elijamos. Sin elegimos hacer nuestra voluntad antes que la de Dios lo más seguro es que nos ira mal, sin embargo si elegimos hacer la voluntad de Dios antes que la nuestra debemos tener la seguridad que nos ira bien.

El salmista David comprendió lo que significaba hacer la voluntad de Dios por esa razón escribió estas palabras en el siguiente salmo:
“Enséñame a hacer tu voluntad, porque tú eres mi Dios. Que tu buen Espíritu me lleve hacia delante con pasos firmes.” Salmos 143:10 (Nueva Traducción Viviente)

En primer lugar David le dice a Dios: “Enséñame a hacer tu voluntad”, eso quiere decir que hacer …

Ayuda oportuna

Así que acerquémonos confiadamente al trono de la gracia para recibir misericordia y hallar la gracia que nos ayude en el momento que más la necesitemos. —Hebreos 4:16

El autor de Hebreos nos asegura que nuestro acercamiento al trono provocará una ayuda oportuna. La palabra que escoge para ayuda es beotheia. A este término frecuentemente se lo asociaba con la intervención de un médico en una situación de accidente o enfermedad. El léxico griego la traduce auxilio, socorro, apoyo, refuerzo.

Mencionaba, en una reflexión previa, cuán común es ser testigos de entrevistas en los medios, donde las personas piden auxilio porque se encuentran frente a una crisis inesperada. Puede ser porque las inundaciones derrumbaron una vivienda, por la violencia que se cobró la vida de un familiar, o por un hijo que necesita con desesperación un trasplante de órgano. Sea cual sea la necesidad, la impotencia les lleva a apelar a cualquiera que pueda intervenir en la crisis que afrontan.

El autor de Hebre…

El gran amor de una madre

Entonces la mujer de quien era el hijo vivo, habló al rey (porque sus entrañas se le conmovieron por su hijo), y dijo: ¡Ah, señor mío! dad a ésta el niño vivo, y no lo matéis. Mas la otra dijo: Ni a mí ni a ti; partidlo. —1 Reyes 3:26

Era un episodio tenso que pondría a prueba la sabiduría de Salomón, dos mujeres habían tenido hijo cada una, con tres días de diferencia, una de ellas no tuvo cuidado y durmiendo con el bebe se acostó sobre él y lo mato (v.19), esta rápidamente cambio su hijo muerto por el hijo vivo de la otra mujer. Al despertar en la mañana la mujer de quien era el hijo que estaba vivo se dio cuenta que el niño muerto no era su hijo, cosa que la otra mujer responsable de la muerte no quiso aceptar, por ello fueron llevadas delante de Salomón para que fungiera como juez de esta disputa.

Salomón escucho la defensa de la verdadera madre, pero la impostora no daba su brazo a torcer y peleaba por la potestad del niño vivo el cual no era su hijo. Salomón lleno de sabiduría m…

He aquí tu sierva

Ante la incertidumbre de un futuro desconocido María escoge la sumisión a Dios
Versículo: Lucas 1.26-38

Encuentro: Vuelva a leer el relato de la visita de Gabriel a María. Procure identificar lo que representaba para María entrar en el plan de Dios. ¿De qué forma respondió ella al proyecto celestial?

Aporte: Involucrarse con la persona de Jesús no siempre resulta en la experiencia tan placentera que imaginamos. El Señor puede invitarnos a transitar por un camino que despertará la censura en aquellos que son parte de nuestro entorno cotidiano. La única forma de responder es rendirnos a sus pies. De hecho, caminar con él es un llamado a volver a convertirnos cada día.

Desde la comodidad de quienes conocemos la totalidad de la historia de Jesús es muy fácil que le otorguemos al encuentro de Gabriel con María una irresistible mística. ¿Qué mujer no hubiera querido estar en el lugar de ella, escogida para tan sublime llamado?

Si nos ubicamos en el lugar de la joven israelita, sin embargo, q…

Trato tierno

El conocimiento que posee Jesús de nuestra condición lo mueve a compasión

Puede tratar con paciencia a los ignorantes y extraviados, ya que él mismo está sujeto a las debilidades humanas. —Hebreos 5:2

No quisiera alejarme aún de la inmensa ventaja que representa para nosotros contar con un Gran Sumo Sacerdote, Cristo Jesús, que trascendió los cielos.

El autor de Hebreos escoge la palabra metriopatheo para describir la clase de trato que podemos esperar de este Sacerdote. El término español que mejor capta el sentido es la palabra compasión, pero existe mucha confusión acerca de su significado. La compasión no es un sentimiento de lástima, la momentánea incomodidad que experimentamos frente a la angustia del prójimo. La compasión es la capacidad de experimentar ese dolor como si fuera uno mismo el que lo está padeciendo.

Al afirmar que el Sumo Sacerdote puede obrar con compasión nos está diciendo que se nos acerca con paciencia, ternura, bondad, amabilidad, suavidad, comprensión. La l…

Hay cosas que no son negociables

Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz. 
—Génesis 1:3

Es interesante pensar en el uso que les damos a las cosas según las necesitamos, o cómo cambiamos el uso de muchas cosas porque ya no las necesitamos, al pensar en esto vienen a mi mente los miles de aparatos de hacer ejercicio que terminan siendo usados como percheros, cuando en alguna ocasión fueron nuestra mayor motivación para bajar de peso, lo ha pensado?

De la misma manera ha sucedido con el lenguaje, que en alguna ocasión sirvió para comunicar y con el tiempo le hemos dado todo tipo de usos, el divertirnos, el ofendernos, el consolarnos y que sé yo que tantas cosas hacemos con él, pero no estoy seguro si en realidad lo sigamos usando para comunicarnos, que parece cada vez mas difícil.

Estos son solo un par de ejemplos que pudieran parecer un poco radicales pero que dejan muy claro que a veces nos olvidamos del propósito de algo, para luego darle el uso que las circunstancias parecieran indicar.

La noche de anoche platicaba con…

Regresando a nuestra identidad y propósito originales

Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra. —Génesis 1:28

Cuando Dios creó al hombre, lo creó a su imagen y semejanza, eso quiere decir que el hombre sabía quien era Dios y sabía para que había sido creado, el hombre hablaba con Dios y sobre todo, el hombre tenía una identidad por medio del Dios que lo había creado y se sabía semejante a Él.

Si lo pensamos detenidamente, el hombre era todo aquello que muchas personas oran en conjunto, es decir, sus oraciones eran escuchadas y respondidas de inmediato, aunque no tenía mucho que pedir, ya que cosas mejores a sus peticiones estaban incluidas en su propósito, el hombre conocía los tiempos de Dios y sabía como acelerarlos o detenerlos, ya que su semejanza a Dios le hacía conocer su corazón, y su comunicación era constante y todo gracias al principal elemento que los hacía semejant…

Lecciones de la derrota

Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. — Romanos 8:28

La mayoría de las personas prefieren levantar sus manos en victoria que pasar el trago amargo de la derrota. No obstante se aprende más de las derrotas que de las victorias. Y para los creyentes hay otra garantía, a los que aman a DIOS todas las cosas les ayudan para bien. Es en las derrotas donde uno reconoce que sus esfuerzos son insuficientes comparados al poder de DIOS. Es en ellas donde se comprueba la fidelidad del Señor, quien le sostiene. Durante la derrota se entiende que los pensamientos y caminos de DIOS están muy por encima de los nuestros. Es en esos momentos donde las palabras del Señor abren camino en medio de la confusión.

El Apóstol Pedro aprendió acerca del amor inagotable y perdón infinito de Jesús después de negarlo. Jacob se convirtió en Israel después de ser derrotado por el Señor. Y todo aquel que entregue sus derrotas…

Recuperando la esperanza

—¡Qué torpes son ustedes— les dijo —y qué tardos de corazón para creer todo lo que han dicho los profetas! —Lucas 24:25

Después de la crucifixión de Jesús, los discípulos se desanimaron. Ellos esperaban que el Mesías les redimiera del yugo del imperio romano, no obstante DIOS tenía un plan distinto: redimir al mundo entero del pecado. Al no recibir lo que esperaban sus corazones se atrofiaron. Sin importarles el testimonio de resurrección que escucharon y las Palabras que el mismo Señor les había hablado, ellos decidieron quedarse sin esperanza. La desesperanza ocurre cuando se busca en el lugar equivocado. Como no ocurrió lo que esperaban sus oídos espirituales se taparon y su vista se nubló. Y al ocurrirles esto, ellos se perdieron de gozarse plenamente con Jesús en Su resurrección. Así como muchos creyentes escogen no mirar todas las bendiciones a su alrededor cuando no reciben lo que esperaban.

El SEÑOR revela en las Escrituras que los pensamientos del creyente no se parecen en ta…

Cuando nuestra fe es como una papa caliente

Además de todo eso, levanten el escudo de la fe para detener las flechas encendidas del diablo. —Efesios 6:16

Tener fe es tener la certeza de algo, es el saber que sucederá, pero tener fe, no siempre es algo que se nos facilite y a veces no sabemos como tener fe.

Es un hecho que tenemos autoridad espiritual para declarar cosas, nuestra boca es un arma poderosa, pero depende mucho de qué usemos como municiones con esa arma las cosas que obtendremos, pues no solo Dios tiene poder, sino nuestro adversario también lo tiene, y aunque bien es cierto que ya fue vencido en la cruz, intenta confundirnos todo el tiempo.

Jesús sabía esto y siendo Él quien se paraba frente a los hombres y teniendo la posibilidad de sanarles, tenía como condición el hecho de que creyeran en Él como hijo de Dios, de modo que su poder pudiera tener un efecto en ellos, ya que si no lo creían, simplemente no sucedería, esto lo podemos ver en Mateo 9:29, donde Jesús le aclara al ciego que conforme a su fe, recibirá lo…

Una cárcel de carne

Por lo cual, entrando en el mundo dice: Sacrificio y ofrenda no quisiste; Mas me preparaste cuerpo. —Hebreos 10:5

Es asombroso lo que una persona es capaz de inventar en un momento de desesperación, o bien de tener que justificar su fe, durante siglos los hombres han tratado y tratado de mostrarse espirituales ante las demás personas, como si con eso ganaran algo, y lo mas impresionante, es que tratan de hacer consigo mismas, es decir pasan largo tiempo convenciéndose de que son "buenas" y de que se les nota hacia afuera, de hecho muchas de ellas tienen una gran necesidad de hablar sobre ello todo el tiempo.

Lo mas interesante del asunto, es que la espiritualidad y la cercanía con Dios es algo personal, es algo en extremo íntimo, es algo que no se puede fingir y que se nota su autenticidad, pero por alguna razón nos es muy difícil asimilarlo y por alguna razón nos gusta hacer las cosas, como si dependiéramos de un Dios que le gusta exhibirnos y mostrar cuando no estamos en n…

No vaya a ser que nos desconozcan

Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad. —Mateo 7:23

Ayer tuve la oportunidad de dar una clase a un grupo de jóvenes y les hice un pequeño test para dejar en claro la necesidad de conocer a Dios.

Era mi primera vez entre estos chicos y lo primero que pregunté fue "quien ama a Rene?" dentro de las personas de este grupo, a lo que ninguno levantó su mano, pues no me conocían, luego pregunte "quien se considera amigo de Rene?", a lo que la respuesta de nuevo fue nula y la explicación era la misma, a lo que luego pregunté "quien ama a Dios?" y todos los jóvenes levantaron su mano, y mi pregunta favorita salió a lucir como siempre "quien ha leído la Biblia?" a lo que de nuevo ninguna mano se levantó.

Al darse cuenta de esto, los jóvenes se sentían un poco avergonzados, pues les expliqué lo difícil que es amar a alguien a quien no conocemos, y sabe, de alguna manera todos tenemos la ilusión de amar a Dios pues he…

Cautivos en Babilonia

“He aquí vienen días en que todo lo que está en tu casa, y todo lo que tus padres han atesorado hasta hoy, será llevado a Babilonia, sin quedar nada, dijo Jehová. Y de tus hijos que saldrán de ti, que habrás engendrado, tomarán, y serán eunucos en el palacio del rey de Babilonia.” (II Reyes 20:17 y 18) fue la severa advertencia que profetizó Isaías ante el rey Ezequías. Cuatro capítulos más delante (cap. 24 y 25) la Escritura narra con crudeza cómo fue sitiada la ciudad, el pueblo con capacidad de servir y el oro, la plata y el bronce del Templo fueron deportados a Babilonia. Sólo los más pobres y de escasos recursos quedaron para que labrasen los viñedos. Estaba claro que todo esto era consecuencia directa del extravío del pueblo de Dios y su reiterada actitud de rebeldía y rechazo contra El. Sin embargo, en los cap. 35 y 40 del libro de Isaías podemos leer mensajes de consolación y de esperanza para un pueblo cautivo y abatido. Un pueblo que había sido severamente castigado por su m…

Gracia y perdón suficientes

A diferencia de los otros sumos sacerdotes, él no tiene que ofrecer sacrificios día tras día, primero por sus propios pecados y luego por los del pueblo; porque él ofreció el sacrificio una sola vez y para siempre cuando se ofreció a sí mismo. —Hebreos 7:27

En Levítico capítulo 16 se describe la ceremonia del día del perdón. Lo que el pueblo judío llama “Yom Kippur”. Esta ceremonia se realizaba de manera anual. En ella todo el pueblo confesaba los pecados que había cometido en el año que había transcurrido y ellos eran perdonados. Los pecados del pueblo eran confesados sobre un chivo expiatorio el cual era enviado al desierto, lejos, y en ese momento el pecado era disipado ante los ojos de DIOS. Y según la tradición judía los nombres de aquellos que eran perdonados se incluían un año más por el SEÑOR en el libro de la vida. No obstante esos sacrificios no acababan con el pecado de ellos siendo que año con año debían volver a hacer lo mismo. Fue cuando DIOS lo hizo. Él envío a Jesucris…

¿Que pide Dios de mi?

Somos muy buenos para pedir a Dios, y queremos que nos responda rápido, somos muy bíblicos a la hora de pedir puesto que Jesús mismo nos dijo que si pedíamos se nos daría, si buscábamos hallaríamos y si tocamos a la puerta, esta se nos abrirá. Pero al mismo tiempo deberíamos también ser bíblicos a la hora de analizar que es lo que Dios pide de nosotros.

Es cierto que Dios es Todopoderoso y capaz de responder a nuestras peticiones, pero también deberíamos pensar que Él como Padre anhela que nosotros sus hijos seamos como Él quiere que seamos.

Veamos que dice la Palabra de Dios en cuanto a lo que Dios quiere de nosotros:
“«Altísimo Dios y rey nuestro, ¿cómo podemos presentarnos ante ti? Podemos ofrecerte terneros de un año, pero no es eso lo que quieres; podemos ofrecerte mil carneros, o diez mil litros de aceite, pero tampoco eso te agrada; ¡ni siquiera esperas como ofrenda al mayor de nuestros hijos en pago por nuestros pecados!» Pero ya Dios les ha dicho qué es lo mejor que pueden ha…

Mantente íntegro

Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. —Mateo 22:37

Daniel, Ananías, Misael y Azarías fueron jóvenes de la realeza de Judá que fueron llevados a cautiverio en Babilonia. Y como orden del rey fueron entrenados en toda sabiduría y la cultura local para servir en el palacio. A estos jóvenes incluso se les cambiaron sus nombres por nombres babilónicos: Beltsasar, Sadrac, Mesac y Abed-nego.

A pesar de encontrarse bajo el yugo de una nación pagana como Babilonia, estos jóvenes se mantuvieron íntegros y en fidelidad a DIOS. Sin importarles las posibles consecuencias de obedecer primeramente al SEÑOR en vez de al hombre. Cuando la orden del rey fue que ellos comiesen y bebiesen lo que se preparaba en el palacio, Daniel arriesgó su vida al pedir que él y sus compañeros comiesen solamente vegetales y bebiesen solo agua para no contaminarse (Daniel 1:8-15). Y DIOS les respaldó dándoles mayor fortaleza y bienestar que aquellos que co…

Cristianos desnudos

Y viendo Moisés que el pueblo estaba desenfrenado, porque Aarón lo había permitido, para vergüenza entre sus enemigos  —Éxodo 32:25 

La palabra hebrea usada aquí para desenfrenado es “para”, que significa “desnudarse, relajarse, exponerse, echar fuera toda restricción.” También significa “un nuevo comienzo.” Los israelitas estaban diciendo: “Las cosas no están sucediendo como deberían. Estamos cansados ​​de esta batalla, cansados de esperar en Dios, y ahora vamos a disfrutar. ¡Fuera con lo viejo! ¡Queremos una nueva libertad, un nuevo comienzo y lo queremos ahora!”

Desnudez en la Biblia también tiene que ver con no tener escudo para la batalla. Todo hombre que no tenía su escudo se consideraba desnudo. Estos israelitas estaban literalmente desnudos: desvestidos y bailando ante el becerro de oro, incluso habían depuesto también su armadura.

¿Puedes imaginar a sus enemigos, los amalecitas, mirando esta escena salvaje desde las montañas aledañas? Los amalecitas una vez temblaron apenas …

Explosión de ira

Era imposible que una insensata estupidez produjera efectos tan desastrosos. La mañana transcurría pacífica y feliz. El sol brillaba en el cielo. Brisas frescas mecían los pastos. Las vacas rumiaban tranquilamente, y Rubyat Wolf, granjero en el norte del Líbano, miraba feliz su hacienda.

En eso, un sobrino suyo disparó al azar su escopeta, y le dio en un ojo a una de las vacas. El granjero, enfurecido, le propinó una paliza. Intervinieron entonces otros parientes, y se produjo un tremendo tiroteo. Cuando se disipó el humo había, además de varios heridos, trece personas muertas en el suelo, y la vaca, con un ojo menos, seguía rumiando en el campo.

¿Qué fue esto? Un estallido de ira. El motivo era serio, cierto. Un muchachón armado de una escopeta lastimó de gravedad una vaca campeona. Pero, ¿justifica un ojo vacuno perdido, que hubiera, en menos de cinco minutos, trece personas muertas? ¡De ninguna manera!

Hubo alguien que le puso nombre a la ira. La llamó «doncella con corazón de tigr…

Una nube de mosquitos

El viejo avión DC-8 se acercaba al aeropuerto de Yakarta, Indonesia. El tiempo estaba algo tormentoso, pero no ofrecía peligro. El piloto hizo bajar las ruedas y puso los alerones. Por delante había una densa nube plomiza, pero no tenía mayor importancia. Sin embargo, no bien el avión entró en esa nube, los motores se apagaron.

El piloto, sorprendido, tuvo que hacer aterrizar el avión en plena selva. Los espesos árboles aminoraron el impacto. El avión, tras unos cuantos saltos, finalmente se detuvo. Los 142 pasajeros y la tripulación salieron golpeados pero vivos.

¿Qué había pasado? La densa nube gris que paró los motores eran miles de millones de mosquitos. Éstos habían taponado las turbinas, de modo que el avión había quedado sin fuerza motriz. Un solo mosquito o, incluso, algunos pocos, podrían ser molestos, pero se pueden matar de un manotazo. En cambio, millones de mosquitos formando una densa nube negra resultó ser devastador.

Así son los problemas de la vida. Cuando es uno solo…

Giros inesperados

A veces la vida da giros inesperados en donde todo lo que hasta ese momento era tranquilidad se convierte en tormenta, de esas que vienen con furia y que parecen que nunca van acabar.

Y es que debemos de estar conscientes que a nuestra vida vendrán tormentas que querrán arrancar nuestras raíces y alejarnos de la comunión que tenemos con Dios.

Quizá los últimos días has experimentado esos cambios inesperados y poco a poco te están llevando a las desesperación al notar que el panorama no parece cambiar sino empeorar.

Pueda que tu fe esta tambaleante frente a las encrucijadas que a tu vida se han presentado, sin embargo debes recordar que en quien tu crees es Poderoso para calmar tormentas, Poderoso para transformar panoramas, Poderoso para hacer lo que tu mente se rehúsa a creer que puede pasar.

Hoy quiero invitarte a renovar tu fe, a quitar la venda de tus ojos que esta causando que no puedas creer que algo bueno va a suceder cuando termine esa tormenta.

Hoy quiero recordarte que no ha…

¿Quién está por Jehová?

Se puso Moisés a la puerta del campamento, y dijo: ¿Quién está por Jehová? Júntese conmigo. Y se juntaron con él todos los hijos de Leví. —Éxodo 32:26

¿Cómo iba Dios a reprimir la corrupción en Israel? ¿A quién escogería para ser Sus instrumentos en una época de maldad? ¿Haría bajar ángeles para ejecutar justo juicio? Aarón y sus hijos ya se habían corrompido, entonces, ¿A quién levantaría Dios para brillar como Sus soldados de santidad?

De todas las personas, Él escogió a los hijos de Levi: los hijos de un asesino que, junto con su hermano Simeón, habían causado que la familia de Jacob fuese avergonzada delante de los paganos. Simeón y Leví tomaron sus espadas y asesinaron a los de Siquem por violar a su hermana Dina. También mataron a Hamor su padre y luego tomaron sus ovejas, vacas y asnos, sus riquezas, sus mujeres y niños.

Oh, la gracia incomparable de Dios, para elegir el más indigno, el más débil de todos ellos para ser sus instrumentos. “Y se juntaron con él todos los hijos de…

Todo lo de valor

Acercándoos a él, piedra viva, desechada ciertamente por los hombres, mas para Dios escogida y preciosa. —1 Pedro 2:4
He acumulado muchas cosas durante toda mi vida. Tengo cajas con artículos que, en cierto momento, fueron importantes, pero que ya no me interesan. Sin embargo, como coleccionista porfiado, me he dado cuenta de que me encanta buscar y adquirir cosas nuevas para agregar al montón, y me concentro en encontrar otro artículo.

Aunque apilamos muchas cosas que consideramos importantes, muy pocas son realmente valiosas. Es más, con el tiempo, he aprendido que lo más precioso en la vida no es lo material, sino las personas que hemos amado y que forman parte de nuestra existencia. Cuando pienso: No sé qué haría sin ellos, descubro que son verdaderamente preciosos para mí.

Por eso, cuando Pedro habla de Jesús como «la principal piedra del ángulo, escogida, preciosa» (1 Pedro 2:6), debería resonar en nuestro corazón que Él es ciertamente precioso; nuestro tesoro valorado por encim…

Cuando Dios trabaja

A veces nos desesperamos al no ver las respuesta que quisiéramos ver, pareciera que nuestra fe muchas veces está ligada a una respuesta y al no verla en el momento que la queremos ver va desfalleciendo.

Todos hemos pasado por momentos en los que la desesperación nos impulsa a desconfiar de las respuestas de Dios. Esos momentos en donde nuestra mente acusa y nos quiere hacer pensar que Dios simplemente no va a responder.

Yo he estado allí, en esos momentos en donde anhelo una respuesta rápida y en donde mi mente se pregunta ¿Dónde está Dios? En ese momento.

Cuando Dios trabaja lo hace en silencio, Él tiene cada tiempo medido, Dios es el dueño del tiempo y jamás llega desfasado. A veces creemos que es tarde, pero la realidad es que Dios siempre está a tiempo.

Posiblemente tienes un buen tiempo de experimentar ese aparente silencio, en donde Dios pareciera que se ha olvidado de tu respuesta o en donde tu mente acusa y tu falta de fe te quieren llevar a dar todo por perdido.

¡Momento!, Di…

El patito feo

Todos conocemos, aunque sea a grandes rasgos, el famoso cuento escrito por el dinamarqués Hans Christian Andersen en 1843. 

Un huevo de cisne que por esos intrincados caminos de la vida, va a parar por error a una granja de patos. Cuando todos los huevitos eclosionan, las diferencias no tardan en aparecer. Obviamente el cisne parece ser más feo, torpe, grande y desproporcionado en comparación con sus “hermanitos” los patitos. Y es que evidentemente es un ser distinto.

El rechazo, el aparteid, la indiferencia del resto del grupo se hacen más y más crudos y vehementes, inclusive su propia “mamá pata” lo vapulea por ser como es. Triste, apartado, solitario, logra verse en el espejo de agua de un estanque y su figura distorsionada por el movimiento del agua le hace sentir un ser realmente feo y abominable. Una mamá cisne, pasa por allí en ese momento, reconoce en él a la bellísima ave que será algún día cuando crezca, y lo adopta en su familia con amor y ternura de madre. Es así como el “…

«Deja que tu padre te dé un beso»

La balsa de goma corrió desbocada sobre los furiosos rápidos del río Colorado, en el Gran Cañón. Navegaban en la balsa tres hombres impetuosos. De repente la balsa dio contra una afilada punta de una roca, y estalló como un globo. Los tres hombres cayeron a las turbulentas aguas.

Harris Frank, de sesenta y cinco años de edad, hombre recio y duro, luchó por su vida. Tenía una clavícula fracturada y la mano izquierda casi seccionada. De los otros hombres, su hijo John de cuarenta años, y su nieto Tyler de dieciocho, no supo nada. En su agonía clamó a Dios diciendo: «Señor de los cielos, sálvame a mí y sálvalos a ellos.» Después de dos horas fue rescatado.

Cuando su hijo y su nieto fueron a verlo al hospital, Harris Frank, con lágrimas en los ojos, dijo: «Deja que tu padre te dé un beso.» Este era el primer beso que aquel padre le daba al hijo en cuarenta años de vida.

Harris Frank no era un hombre malo. Era un hombre duro, eso sí, de los que piensan que besar a un hijo es señal de debil…

Crónica de un hospital, un asalto y una palabra cumplida

Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. —Hebreos 4:12

El devocional de hoy es uno muy especial, ya que no solo lleva un testimonio personal de algo que me sucedió anoche, sino que refleja el amor que Dios nos tiene de una manera muy particular.

La tarde de ayer día de ayer pintaba para ser un una tarde muy ocupada, entre una cita con mi dentista y varios compromisos, como el encuentro con un buen amigo, pero Dios tenía otros planes, de manera muy particular, cada una de mis citas se fueron cancelando al punto en el que no tenía nada agendado y no tenía ya ningún compromiso.

Justo estaba pensando en que hacer, cuando una muy buena amiga me llamó para pedirme si podíamos ir a ver a su hermano quien está muy enfermo en el hospital, ya habíamos platicado acerca de esto, solo nos faltaba encontrar el tiempo…