12 julio 2013

A través del fuego

Un día después de Navidad, Dios me bendijo a mí y a mis hijos al permitirnos escapar de nuestra casa en llamas. Una vez que sequé mis lágrimas y consolé a mis hijos, Dios empezó el proceso de confortarme a mí, su hija.

Ha sido “a través del fuego” que me he dado cuenta de que Su justicia nunca nos abandonará ni tampoco Su alimento.

“A través del fuego” supe como Abraham supo que Dios tenía un cordero en el monte.

“A través del fuego” el corazón de un padre/madre o conyugue pródigo deja de ser duro y vuelve al esposo (a) de su juventud.

“A través del fuego” puedo ver al espejo y sé que fui maravillosamente hecha, a pesar de lo que el enemigo me dice.

El fuego de mi viejo egoísmo tuvo que ser destruido para que Dios me levantara de las cenizas. He aprendido a no preguntarle a Dios lo que yo ya sé y que Sus planes no son para lastimarme. Mi amor por Dios me hizo no preocuparme por lo temporal sino ocuparme por lo eterno.

Estoy agradecida con Dios por permitirles a mis hijos alertarme del peligro ese día.

“A través del fuego” he ganado más de lo que he perdido.

Porque es fuego que devoraría hasta el sepulcro, y desarraigaría toda mi hacienda. Job 31:12

Y el SEÑOR bendijo a la postrimería de Job más que a su principio. Job 42:12a

Luchando “a través del fuego”
Shea en Georgia