28 julio 2013

Hacedor de lluvia

China recurre al sembrado de nubes para combatir la sequía. Leí la historia con interés cuando vi ese titular en la sección de ciencia y tecnología en el periódico. Los chinos usan aviones para dispararles a las nubes proyectiles cuyas puntas contienen sustancias químicas para producir lluvia durante las estaciones de sequía.

El científico chino, el Sr. Li Ruqing es un «modificador del tiempo» — sus armas del tiempo son lanzadas al cielo y sus blancos son las nubes llenas de humedad. Al trabajo del Sr. Li se le llama sembrado de nubes. La práctica se está haciendo cada vez más común en China, donde una época seca crónica ataca a las tierras del norte cada año, y el granizo arruina incontables hectáreas de cosechas por toda la nación.

En el pasado, los emperadores chinos sacrificaban bueyes y ovejas en sus esfuerzos por atraer las lluvias desde los cielos. Hoy, las estadísticas demuestran que el sembrado de nubes es mucho más efectivo. China ha invertido dos mil doscientos millones de yuanes en esta práctica entre 1995 y el 2003.

Puede que el sembrado de nubes ayude a producir lluvia, pero nunca puede controlar el tiempo — algo que sólo Dios puede hacer. Él demostró Su control de los elementos en un
enfrentamiento con los profetas de Baal en 1 Reyes 18. Elías desafió a los profetas a un duelo entre Dios y Baal (1 Reyes 18:21).

Mientras Elías oraba, los profetas de Baal bailaban y se cortaban, llamando a Baal para enviar fuego por el sacrificio. Al final, Baal no respondió. Pero Dios respondió a las oraciones de Elías enviando fuego para que consumiera el sacrificio (vv. 38-39).
Dios también hizo que cayera la lluvia sobre Israel, que estaba siendo azotado por la sequía.

Cuando enfrentamos problemas, ¿recurrimos a los métodos humanos o confiamos en Dios para una solución? Prometemos lealtad al Dios vivo, así que cuando se trata de asuntos prácticos no debemos depender de nuestra comprensión humana.

Necesitamos ser diferentes a los profetas de Baal, quienes creían en un poder falso. Sólo hay un Soberano Maestro.
Ministerios RBC