27 mayo 2015

La oración del Señor

En Lucas 11:2-4 Jesús nos enseñó sobre la oración. Examinemos brevemente algunos de los conceptos básicos que Él enseñó.

“Padre Nuestro”: Debemos entender que ahora estamos en relación con Dios el Padre por medio de Jesucristo. Esto nos otorga el derecho a presentarnos delante de Su trono y dar a conocer nuestras peticiones.

“Que estas en los cielos”: Sus caminos son más altos que los nuestros; Sus pensamientos son más altos que nuestros pensamientos. Él vive en un lugar de victoria absoluta y total. No existe posibilidad de derrota en Dios.



“Santificado sea tu nombre”: Se puede confiar en El nombre y la reputación de Dios. Él es justo y nunca nos hablará nada que sea contrario a la verdad.

“Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra”: De la forma en que las cosas existen en Su corazón y mente es como debiesen ser en la tierra. A medida que tú y yo caminamos con Dios, vamos teniendo un creciente deseo interno de ver Su reino en gloria y poder; de ver que Su voluntad se hace en la tierra como es hecha en el cielo. Hay un cambio que debiese suceder en nuestra oración. Ya no debería ser solamente acerca de nosotros, sino que ahora debiese estar centrada en los demás. ¡Aquí es donde se encuentra el verdadero poder de la oración!

“El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy”: Dios nos dará nuestra provisión diaria como le pedimos y reconoceremos que Él es nuestro proveedor.

“Y perdónanos nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a todos los que nos deben”: Tu y yo somos embajadores del reino del perdón. Por lo tanto, es imperativo que perdonemos a los demás, para que no seamos incapaces de representar el perdón de Dios en la tierra.

“Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal”: Debemos confiar en que Dios nos guía y nos libra, reconociendo que no somos lo suficientemente inteligentes como vivir esta vida por nuestra propia cuenta. Aun lo más profundo de nuestro corazón es engañoso, y podemos crear lo que creemos es la dirección de Dios, incluso a pesar de que es en realidad la guía de nuestro propio corazón. Simplemente no debemos asumir que el camino en el que estamos es el correcto, aunque pueda parecerlo a nuestra vista. Según las Escrituras: “Hay camino que parece derecho al hombre, pero su fin es camino de muerte” (Proverbios 16:25).
__________
Carter Conlon se unió al equipo pastoral de la Iglesia Times Square en 1994, por invitación del pastor fundador David Wilkerson, y fue nombrado para el cargo de Pastor Principal en 2001. Un líder fuerte y compasivo, y un orador frecuente en conferencias para pastores y líderes dirigidas por World Challenge en todo el mundo.En Lucas 11:2-4 Jesús nos enseñó sobre la oración. Examinemos brevemente algunos de los conceptos básicos que Él enseñó.

“Padre Nuestro”: Debemos entender que ahora estamos en relación con Dios el Padre por medio de Jesucristo. Esto nos otorga el derecho a presentarnos delante de Su trono y dar a conocer nuestras peticiones.

“Que estas en los cielos”: Sus caminos son más altos que los nuestros; Sus pensamientos son más altos que nuestros pensamientos. Él vive en un lugar de victoria absoluta y total. No existe posibilidad de derrota en Dios.

“Santificado sea tu nombre”: Se puede confiar en El nombre y la reputación de Dios. Él es justo y nunca nos hablará nada que sea contrario a la verdad.

“Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra”: De la forma en que las cosas existen en Su corazón y mente es como debiesen ser en la tierra. A medida que tú y yo caminamos con Dios, vamos teniendo un creciente deseo interno de ver Su reino en gloria y poder; de ver que Su voluntad se hace en la tierra como es hecha en el cielo. Hay un cambio que debiese suceder en nuestra oración. Ya no debería ser solamente acerca de nosotros, sino que ahora debiese estar centrada en los demás. ¡Aquí es donde se encuentra el verdadero poder de la oración!

“El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy”: Dios nos dará nuestra provisión diaria como le pedimos y reconoceremos que Él es nuestro proveedor.

“Y perdónanos nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a todos los que nos deben”: Tu y yo somos embajadores del reino del perdón. Por lo tanto, es imperativo que perdonemos a los demás, para que no seamos incapaces de representar el perdón de Dios en la tierra.

“Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal”: Debemos confiar en que Dios nos guía y nos libra, reconociendo que no somos lo suficientemente inteligentes como vivir esta vida por nuestra propia cuenta. Aun lo más profundo de nuestro corazón es engañoso, y podemos crear lo que creemos es la dirección de Dios, incluso a pesar de que es en realidad la guía de nuestro propio corazón. Simplemente no debemos asumir que el camino en el que estamos es el correcto, aunque pueda parecerlo a nuestra vista. Según las Escrituras: “Hay camino que parece derecho al hombre, pero su fin es camino de muerte” (Proverbios 16:25).

Carter Conlon

Carter Conlon se unió al equipo pastoral de la Iglesia Times Square en 1994, por invitación del pastor fundador David Wilkerson, y fue nombrado para el cargo de Pastor Principal en 2001. Un líder fuerte y compasivo, y un orador frecuente en conferencias para pastores y líderes dirigidas por World Challenge en todo el mundo.