Presentate aprobado delante de Dios

2 Timoteo 2: 15 “Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad”.

Realmente Dios ha sido bueno y de eso no hay duda, Él ha estado en los momentos en los cuales pensamos que ya no podíamos más, en esos momentos en donde estábamos a punto de tirar la toalla, pero Él siempre estuvo ahí para fortalecer nuestra vida y darnos una nueva oportunidad, así es mi Dios de lindo en misericordia y gracia.

No hay duda que Dios es todo lo lindo que queramos expresarnos de Él, pero por un momento yo te invito a que te hagas un auto análisis de lo que tú has sido para Dios. Es cierto que Dios ha sido gran en misericordia y gracia, pero ¿Cómo has sido tu para con El?, uhhh pareciera que eso no se oye bien ¿verdad?, si es la realidad, a lo mejor porque muchos de nosotros hemos tenido momentos de enorme vergüenza delante de Él, ya sea por alguna situación en donde le fallamos o por algún pecado oculto que a lo mejor la gente que nos rodea no ve, pero que Dios si lo conoce.

Amigo mío, este es un tiempo en donde tú puedes reflexionar sobre cómo has estado llevando tu vida delante de Dios, ¿Cómo ha sido tu relación personal con El?, ¿Realmente estarás aprobado por El?, o ¿Quizá saldríamos reprobados?

La idea no es juzgar ni reprocharte nada, sino llevarte a una auto evaluación para tratar de mejorar, no es posible que mientras Dios se esté derramando misericordia y gracia sobre nuestra vida, nosotros estemos siendo unos obreros malos que nos estamos aprovechando en mal sentido de esa gracia.
Es momento de evaluar como sostuve mi intimidad con Dios, rescatar lo bueno y desechar lo malo y más que todo tratar de ser obreros aprobados delante de nuestro Padre Celestial.

¿Será que en el examen estamos totalmente aprobados delante de Dios?, o ¿Hay ciertas áreas de nuestra vida en donde estamos totalmente reprobados? Si es así, es hora de despertar y darnos cuenta que, tiene que servirnos para tratar de mejorar delante de Dios, para que no haya nada de que nos podamos avergonzar.

Realmente yo quiero estar delante de El sin nada de qué avergonzarme delante de Dios y ¿tu?

No solo los estudiantes son los que presentan pruebas y exámenes en las instituciones donde se están capacitando, cada uno de nosotros deberá presentarse ante el Señor y El dirá si hemos sido aprobados o no, depende de nuestra obediencia, sujeción y amor que tengamos hacia Él, conoce nuestro interior y no podemos burlarnos, por tanto El anhela que lleguemos y nos presentemos así ante Su trono y que El con agrado pronuncie estas palabras para disfrutar eternamente de Su Reino.

Los amo y bendigo en Jesucristo.

Magnolia