Entradas

Mostrando entradas de junio, 2015

Dios es suficiente

Imagen
Hace más de cien años, un inventor francés apareció con un maravilloso invento llamado figuras en movimiento. Se enteró de que al organizar una secuencia de fotografías y moverlas rápidamente frente a una luz brillante, daba una impresión de la vida real delante de los ojos.

Este inventor sabía que estaba en algo especial, así que programó un estreno para lo que sería una de las más famosas demostraciones públicas de una película en la historia. Las expectativas eran tan altas como los dignatarios e invitados que llenaron el auditorio. La película, "La llegada de un tren a una estación", sólo duró cincuenta segundos, pero tuvo un impacto poderoso, demasiado poderoso, de hecho. Mostraba un tren resoplando directamente hacia la cámara y algunos historiadores afirman que cuando la gente lo vio, entraron en pánico. Con una experiencia sin contexto, ¡pensaron que un tren real estaba a punto de atropellarlos!

Por no mirar hacia arriba

Imagen
Un padre llevó a su hijo a dar un paseo en el auto. Al pasar por un campo sembrado de melones, el padre, viendo lo maduros que estaban, le dijo al muchacho:

—Voy a entrar a buscar dos o tres melones. Quédate tú aquí en el auto y mira para todos lados. Si ves que alguien se acerca, das un ligero pitazo.

El padre saltó por encima de la cerca y, ocultándose bajo las ramas de un árbol, se acercó a un maduro y hermoso melón. Al comenzar a cortarlo, oyó un disparo. Miró para todos lados y no vio a nadie. Así que volvió a la tarea de cortar el melón, pero esta vez no sólo oyó otra detonación sino que una bala cayó cerca de él. Miró hacia arriba y vio encaramado en el árbol a un hombre que, por lo visto, era el encargado de cuidar el campo de melones. Avergonzado, le pidió perdón al hombre, salió a toda prisa del campo, montó en el auto y se alejó rápidamente del lugar. Ya de camino, el padre le preguntó a su hijo en tono de regaño:

«No sé de qué manera decírselo [a mi familia]»

Imagen
«Soy casado hace casi seis años, y tengo una hija preciosa que amo con todo mi corazón; pero también tengo algo que me atormenta, y es una hija que nació antes de casarme con mi pareja actual.... Nunca pude ser lo suficientemente hombre para reconocer mi falla, y ahora siento que el peso es muy grande.

»Mi familia no sabe nada, y no sé de qué manera decírselo. ¿Tengo aún una oportunidad de que Dios me perdone?»

Este es el consejo que le dio mi esposa:

Una bala en la cabeza

Imagen
Llevaba diez años de sufrir dolores de cabeza. Primero pensó que era exceso de trabajo. Después le dijeron que podría ser migraña. Un médico le diagnosticó sinusitis. Pero Bruce Levón no hallaba alivio de ninguna manera, y por fin le sacaron una radiografía. El resultado fue interesante. Bruce tenía una bala incrustada en la base del cráneo.

Diez años atrás, en un baile, alguien había disparado al azar. Bruce recibió el plomo en la cabeza, aunque sólo sintió un rasguño. Más temprano, camino al baile, Bruce había tenido un accidente de automóvil, y él siempre pensó que el rasguño había sido el resultado de algún vidrio del parabrisas.

La justicia de la fe

Imagen
David declaró: “No temeré mal alguno” (Salmo 23:4). El hombre interior de David permaneció impasible, tranquilo en su corazón, sin importar lo que Satanás le lanzaba. ¿Por qué? Porque estaba descansando totalmente en la fidelidad de Dios para realizar su palabra.

David fue capaz de decir, “He tenido una revelación del amor de mi padre y de su paciencia hacia mí. Por lo tanto, no aceptaré más las mentiras del diablo. Sé que es mejor no escucharle más, porque el Espíritu Santo me ha educado. Aunque vengan las tormentas de problemas que vengan, aunque se enfurezcan los demonios, aunque se levanten enemigos por todos lados, aunque tenga que afrontar enfermedad e incluso muerte, mi corazón está descansado, porque sé que todas las cosas están en las manos de mi Padre, y que Él obra todo para bien.”

Dudando de la fidelidad de Dios

Imagen
De todos los pecados que cometemos, la duda es el más aborrecido por Dios Según el Antiguo y el Nuevo Testamento, nuestras dudas hieren al Señor, lo provocan, le causan mucho dolor. Vemos un gran ejemplo de esto en el antiguo Israel, después de que Dios hubo libertado a Su pueblo de manos de Faraón.

El Salmista se lamenta: “Pecamos nosotros, como nuestros padres; hicimos iniquidad, hicimos impiedad. Nuestros padres en Egipto no entendieron tus maravillas; no se acordaron de la muchedumbre de tus misericordias, sino que se rebelaron junto al mar, el Mar Rojo” (Salmos 106:6-7).

La verdadera autoridad espiritual

Imagen
Muchos de nosotros comparamos el poder con algo visible, llamativo e impactante. Pero esto no es verdad respecto a la autoridad espiritual. Pedro dice que Dios confía su autoridad espiritual al hombre “interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible” (1 Pedro 3:4).

La palabra griega que Pedro usa para “afable”, significa gentil. Y la palabra usada para “apacible” significa seguro, sin perturbación. Pedro habla de un corazón que siempre está en paz con su posición en Cristo. Tal corazón posee la verdadera autoridad espiritual.

Desde luego, esto golpea en la cara a todas filosofías seculares que hablan del poder y de la autoridad. El mundo nos dice: “Afírmate. Utiliza el poder a través de la intimidación. Haz contacto visual, usa el lenguaje del cuerpo, mira a los otros fijamente. Pon tus propias necesidades primero”. Vemos esta actitud reflejada en las portadas de los álbumes de los grupos de música de hoy. Miembros de grupos fruncen el ceño, amena…

¿Siente vacìa su vida espiritual?

Imagen
¿Siente vacía su vida espiritual? ¿Ha perdido interés en congregarse con el pueblo de Dios? ¿Está leyendo la Biblia más por obligación, que para disfrutar un grato tiempo con el Señor?

El agobio de la vida es capaz de embotar nuestros sentidos espirituales. En vez de anhelar una comunión más cercana con Cristo, muchos creyentes encuentran placer y satisfacción en las cosas del mundo. El resultado es que nos movemos día tras día, y semana tras semana, sin la alegría y la satisfacción que son posibles por medio de una relación estrecha con el Señor.

«Instruye al niño en el camino correcto»

Imagen
El doctor Arun Gandhi, nieto de Mahatma Gandhi y fundador del Instituto para la no violencia M. K. Gandhi, contó el siguiente relato acerca de la crianza de niños en un discurso que dio en la Universidad de Puerto Rico el 9 de junio del año 2000:

«Tenía yo dieciséis años y vivía con mis padres en el instituto que mi abuelo había fundado a veintinueve kilómetros de Durban, Sudáfrica, en medio de las plantaciones de caña de azúcar. Vivíamos campo adentro y no teníamos vecinos, así que mis dos hermanas y yo siempre aguardábamos con ansias los viajes a la ciudad para ver a amigos o ir al cine. Un día mi padre me pidió que lo llevara en auto a la ciudad donde asistiría todo el día a una conferencia, y me alegré de que se presentara la oportunidad.

Salir y arriesgarnos

Imagen
Cuando se trata de asuntos espirituales, tú y yo nunca llegaremos a saber cuál es nuestro potencial en Dios hasta que salgamos y nos arriesguemos en el frente de batalla. Nunca llegaremos a ver qué nivel de poder y unción son posibles hasta unirnos a nuestro Rey y salir en su nombre para establecer Su reino. El sentarnos al resguardo de la protección de los debates bíblicos entre nosotros, o quejarnos el uno al otro sobre el horrible estado de la sociedad actual, no ayuda en nada a liberar el poder de Dios. Él sale a nuestro encuentro en el momento de la batalla y nos da energía cuando hay un enemigo a quien hacer retroceder.

En 1 Crónicas 11:12-14 se nos presenta a Eleazar, quien acompañó a David en una gran batalla contra los filisteos. Se nos da una idea de lo formidable que era el enemigo cuando la Biblia dice: “Y había allí una parcela de tierra llena de cebada, y [huyó] el pueblo delante de los filisteos”. No era una escaramuza menor; este era un combate el todo por el todo con…

Hojas de higuera

Imagen
“Un día, Adán y Eva se sintieron culpables. Al mismo tiempo, sintieron que Dios les miraba y sintieron vergüenza. Y entonces, nos dice la Biblia, cosieron hojas de higuera para cubrirse.

Nada ha cambiado en la actitud de los seres humanos desde entonces.” Pablo Sheetz.

Quienes formamos parte de este ministerio, a través de la palabra escrita, tenemos al menos, un punto en común: el ocuparnos de otros. De la mano de Dios hacer que nuestras propias vidas, bendiciones y también ¿por qué no? penurias, sean de bendición y edificación para otros.

Seguidores de Dios

Imagen
Las conversiones son frecuentemente emocionales porque son algo nuevo e increíblemente especiales. El cambio que ocurre en nuestras almas es tan repentino que puede ser abrumador. Es maravilloso ser transformado súbitamente del pecado y la esclavitud a tener una completa vida nueva en Cristo.

Al principio nuestro crecimiento espiritual es como cuando un niño comienza a caminar. Es algo maravilloso y excitante cuando un bebé da sus primeros pasos. El papá y la mamá sonríen y le animan: "Ven a nosotros; tu puedes hacerlo". Tambaleándose, el niño da dos pasos, tres pasos y se cae. Inmediatamente le levantan y le alaban. Sus hermanos le animan: "Muy bien hecho". Él es el centro de la atención de todos. Y finalmente, cuando él pueda llegar a cruzar la habitación, todo el mundo celebra. ¡Qué tremenda experiencia emocional para él!

Diario de una joven asesina

Imagen
Era su librito de apuntes diarios, apuntes que iba haciendo, cada día, una joven de catorce años de edad. ¿Qué cosas podría escribir en ese diario? Cosas juveniles: impresiones de muchachos, actividades de colegio, paseos, fiestas.

Pero un día, justamente el primero de enero, la joven escribió: «Querido diario: Es principio de año, y ya no aguanto más. Tengo que quitarme de encima una carga que ya no puedo llevar. Yo maté a mi hermanita.»

El diario sigue narrando: «Fui hasta su cuarto y le dije que la quería mucho. Cubrí, entonces, su boca, y la sofoqué. Tú, mi querido diario, eres a quien primero le cuento. Gracias. Ahora me siento mejor.»

Siete dias en una cueva

Imagen
La familia la formaban tres personas: Daniel Stolpa, joven de veintiún años de edad; su esposa Jennifer, de veinte años; y el hijito de ambos, Clayton, de cuatro meses.

Andaban juntos de turismo en Canadá. Sin rumbo específico, transitaban por un camino serpenteado hacia las alturas de una montaña. Y era invierno.

Todo iba bien, hasta que el automóvil se dañó. Tuvieron que abandonar el vehículo y andar a pie por la sierra nevada en busca de auxilio. Cuando menos pensaron, se hallaron en medio de una terrible tormenta de nieve.

Daniel halló una cueva en la montaña y pensó pasar esa noche en ella. Pero la tormenta arreció, y aunque estaban sin agua, sin comida y sin más protección que la ropa que traían puesta, no podían moverse de allí.

«Ella siempre quiso abortarme»

Imagen
«Fui abandonado por mi madre cuando tenía dieciocho meses. Me crié en casa de mi abuela paterna, y fui maltratado física y sicológicamente.... Mi madre... volvió cuando yo tenía doce años, y la conocí, pero su trato siempre fue déspota conmigo. Hace dos años me dijo que ella siempre había querido abortarme, pero que nunca pudo. Eso me ha destruido....

»Tengo una familia hermosa, esposa excelente y tres hijos.... Tengo todo para ser [feliz], pero mi pasado no me deja en paz.... ¡Ayúdeme, por favor! Tengo cuarenta y cinco años, y no conozco la felicidad.»

Este es el consejo que le dio mi esposa:

Pueblo cautivo por no mirar a Jesucristo

Imagen
Cuando una persona pone la mirada en un simple mortal, llámese “ministro o líder espiritual”; lamentablemente no tendrá otro resultado a la frustración y la desilusión. Bien lo dice la palabra: “Maldito el hombre que confía en el hombre”, Jeremías 17:5.

Durante muchos años de mi vida estuve en cautiverio, enceguecida por doctrinas y rudimentos de hombres que por el sólo hecho de pertenecer a un grupo religioso numeroso y por llamarse sacerdotes, creía todo lo que me decían. Esta situación no es diferente en la mayoría de las congregaciones denominacionales que se dicen cristianas; se puede observar cómo el hombre sigue poniendo su mirada en el hombre y deja de un lado el interés por escudriñar la palabra de Dios para ahondar en la verdad, en los misterios divinos que allí se revelan por el Espíritu.

Creciendo en Cristo

Imagen
“Porque por fe andamos, no por vista” (2 Corintios 5:7)

Diariamente haces cosas una y otra vez que se vuelven repetitivas y aburridas. Por ejemplo, todos los días de la semana te levantas a la misma hora, desayunas lo mismo y sigues la misma ruta hasta el trabajo. Vas a almorzar al mismo lugar, te detienes a tomar café en el mismo sitio y escuchas la misma estación de radio al viajar a casa.

Lo mismo puede ser cierto en nuestras vidas espirituales. El domingo en la mañana vamos a la iglesia y nos sentamos en las mismas sillas. Entonamos los mismos cánticos e himnos y aun hasta nuestras oraciones pueden parecer las mismas. Hacemos las mismas cosas una y otra vez y nos sentimos tentados a pensar: “Estoy haciendo lo mismo de siempre. Leo la Biblia y oro, canto en el coro, pero nada cambia. He hecho las mismas cosas por años y no estoy creciendo nada.”

El templo de Dios en la tierra

Imagen
Somos el templo de Dios en la tierra, nuestros cuerpos son la morada de Su Espíritu Santo (Véase 1 Corintios 6:19). Sin embargo, existen ciertas cosas que no debiesen tener cabida en nuestro templo, porque pueden apoderarse de nuestra pasión por Él.

Cuando Jesús comenzó a volcar las mesas en el templo (Juan 2:13-17), estaba volcando más que tan solo el oficio de los cambistas. Estaba volcando un sistema religioso que durante milenios había dependido de los sacrificios de animales para agradar a Dios. Cristo estaba afirmando, en esencia: “La relación con el Padre ya no se basará más en sacrificios de ovejas, cabras y palomas, sino que va a estar basada en Mi sacrificio para ti de una vez y para siempre”.

Esposos insensatos

Imagen
Es doloroso confirmar cómo el diseño divino que Dios ha establecido dentro del matrimonio se ve atrofiado por causa del pecado de la humanidad. Genera desconsuelo el hecho de ver a un hombre con su corazón endurecido y su mente entenebrecida, de tal manera, que no alcanza a discernir el papel que cumple como esposo y cabeza de su mujer.

Si reflexionamos y vamos más allá de lo que pueden ver nuestros ojos, podemos también confirmar que la condición de la iglesia en la actualidad es exactamente el reflejo de lo que está pasando dentro de los matrimonios. Podemos ver una iglesia confundida, abandonada, llevada por todo viento de doctrina, maltratada, explotada, triste, angustiada, vacía, seca y carente de propósito, etc.; todo esto como consecuencia de la ausencia de su esposo que es Cristo, y esto no por Cristo, sino por la rebelión de las personas, por su pecado e incredulidad. La condición de la iglesia refleja la misma condición de muchas mujeres casadas que en este momento están en…

¿Cómo olvidar un amor del pasado?

Imagen
Parece un tema sacado de una novela, pero no podemos negar la realidad, vivimos un periodo en donde los fracasos sentimentales están a la orden del día. En donde los valores del verdadero amor se han perdido y en donde el patrón a establecer es la falta de sensibilidad entre la pareja.

A diario recibo correos de personas pidiendo consejería para olvidar un amor que no pudo ser. Es triste ver como los jovencitos y jóvenes mayores se embarcan en relaciones sentimentales dejados llevar más que por la voluntad de Dios, por sus propias emociones humanas, lo que conlleva a un casi seguro fracaso.

Tengo complejos de inferioridad

Imagen
“Tengo un serio complejo de inferioridad. Me avergüenza conversar con la gente y me desprecio a mí misma. Todos parecen ser mejores y superiores. ¿Son señal de humildad los complejos de inferioridad? ¿Cómo hago para librarme de este horrible complejo? Estoy preocupada y confundida.”

No, señorita, los complejos de inferioridad no son señal de humildad. Al contrario, generalmente son resultado de la excesiva preocupación por el yo. Los complejos de inferioridad son, en términos generales, el resultado de creer y aceptar los comentarios negativos que otros hacen de nosotros. A veces también resultan como consecuencia de frustraciones que hemos tenido desde la niñez, frustraciones que hemos sido incapaces de corregir. Todas estas cargas negativas nos hacen introvertidos y acomplejados. Por lo tanto, los complejos de inferioridad son señal más bien de egocentrismo, que a su vez es la raíz del orgullo no controlado.

¿Como lidiar con el estrés?

Imagen
Jesucristo constantemente estuvo bajo presión. Sufrió presiones de tiempo; rara vez gozó de privacidad; siempre lo interrumpían; las personas, en repetidas ocasiones, lo malinterpretaron, lo criticaron y lo ridiculizaron. Experimentó tal clase de estrés que hubiera hecho claudicar a cualquiera de nosotros.

No obstante, al considerar la vida de Cristo, rápidamente descubrimos que permaneció en paz aun bajo presión. Nunca estuvo en apuros. Siempre estaba calmado. Poseía una tranquilidad en su vida que le permitía lidiar con el exceso de estrés. ¿Cómo logró hacer esto con tanto éxito? Él fundamentó su vida sobre las bases firmes del manejo del estrés. Si lográramos entender y aplicar estos principios a nuestras vidas, podríamos experimentar menos estrés y más tranquilidad emocional.

Noemí: de la amargura a la alegría

Imagen
“Así regresó Noemí, y con ella su nuera Rut la moabita, quien quería acompañarla de todo corazón. Regresaron, pues, de la tierra de Moab al inicio de la cosecha de cebada”. (Rut 1:22)

Noemí tenía su corazón triste, se sentía afligida y amargada. Había perdido a su esposo y luego a sus dos hijos. En compañía de su nuera Ruth regresó a Belén de Judá. La ciudad estaba regocijada en volverla a ver, sin embargo, Noemí les dijo: “No me llamen Noemí. Más bien llámenme Maritat-naswha (amargada del alma).

Ella se había ido llena y años más tarde, regresaba vacía, sentía que no tenía nada. Pensaba que Dios la había afligido y castigado. Sin embargo a pesar de las cosas tristes y negativas que ocurrieron en la vida de Noemí, algo muy bueno estaba por ocurrirle. Dios obró de una manera hermosa en la vida de Rut y Noemí. Rut en verdad amaba a su nuera y le obedecía en todo lo que ella le dijera.

Un gran desafío

Imagen
Desafortunadamente, buscar al Señor de todo corazón no nos exime de ataques externos. Después de diez años de paz, el territorio de Asa fue repentinamente invadido por un enorme ejército etíope sin motivo aparente. Asa era bisnieto de Salomón y el hecho de que el siguiera al Señor no le garantizaba un camino sin problemas durante el resto de su vida.

En momentos así, aquellos que buscan a Dios han construido un depósito de fe que está listo para afrontar los nuevos problemas y saben exactamente qué hacer:

"Y clamó Asa a Jehová su Dios, y dijo: ¡Oh Jehová, para ti no hay diferencia alguna en dar ayuda al poderoso o al que no tiene fuerzas! Ayúdanos, oh Jehová Dios nuestro, porque en ti nos apoyamos, y en tu nombre venimos contra este ejército. Oh Jehová, tú eres nuestro Dios; no prevalezca contra ti el hombre."(2 Crónicas 14:11).

Gozo que satisface el alma

Imagen
Lo que falta en multitud de iglesias hoy en día es lo más necesario para el perdido: el gozo genuino que satisface el alma.

A menudo escucho a cristianos que dicen: “Oramos por un avivamiento en nuestra iglesia”. Pero yo digo que no puede suceder solamente con la oración, no puede haber tal despertar a menos que tanto el Pastor como la gente deseen diligentemente la Palabra de Dios, y deben someter sus vidas totalmente a ser gobernados por las Escrituras. No podemos obtener el gozo del cielo hasta que la Palabra pura nos haya convencido de pecado, rompiendo todo el orgullo, los prejuicios y la falsa dignidad.

36 horas al lado de la muerte

Imagen
Fue larga la borrachera de esa noche. Eran jóvenes y tenían pocos años de casados, y sin embargo el licor era su única distracción. Scott Osborn, de veintiocho años de edad, y Diana France, de veintiséis, de Rotherham, Inglaterra, bebieron esa noche como nunca.

Al día siguiente Diana no despertó en todo el día, y Scott siguió con sus tragos. Al tercer día Diana tampoco se movió de la cama, y Scott siguió al lado de ella, sin dejar de beber. Por fin Scott se dio cuenta de que ella estaba muerta. Él había estado acostado al lado de un cadáver durante treinta y seis horas.

¡A qué extremos de horror y tragedia conduce el vicio del alcohol! Esta pareja, ambos licenciados, tenían buenos empleos con buenos salarios. Tenían un apartamento bien amueblado y adornado. Pudieran haber sido felices, con placer sano y normal. Pero escogieron el alcohol como pasatiempo principal. Y el designio franco del alcohol es siempre liquidar a su víctima.

Obedecer a Dios acarrea bendición

Imagen
Bienaventurado serás, y te irá bien. Tu mujer será como vid que lleva fruto a los lados de tu casa; Tus hijos como plantas de olivo alrededor de tu mesa. He aquí que así será bendecido el hombre que teme a Jehová.” Salmos 128:1-4 Reina-Valera 1960 (RVR1960).

Una de las más grandes revelaciones en las Escrituras es aquella en la que nuestro Señor Jesucristo se refiere a DIOS como Abba (Marcos 14:36). El Todopoderoso es su Papito, al igual que de todo aquel que sea salvo por medio de Jesucristo. Una vez que el creyente es incorporado a la familia celestial su espíritu es vivificado y reconoce a DIOS como Abba Padre (Romanos 8:15). Le insta a obedecer al Padre a pesar de las circunstancias que le rodeen. ¿Y cómo no obedecer al Padre más amoroso que existe?

El periodo de espera

Imagen
“Aguarda a Jehová; Esfuérzate, y aliéntese tu corazón; Sí, espera a Jehová” Salmos 27: 14

Todos en algún momento determinado hemos recibido una promesa de parte de Dios, e independientemente de la promesa que hemos recibo todos quisiéramos verla cumplida en el menor tiempo posible.

Y es que por alguna razón no nos gusta esperar, todo lo queremos apresuradamente, pareciera que el periodo de espera a veces se hace tan largo que le tenemos hasta temor y muchos lastimosamente en ese periodo dejan de creer que recibirán lo que un día se les prometió.

No apto para cobardes

Imagen
“Porque se me ha abierto puerta grande y eficaz, y muchos son los adversarios” (1 Corintios 16:9)

Quisiera que las oportunidades vinieran solas, sin esos indeseables acompañantes a los que llamaré condescendientemente: obstáculos. Sin embargo, ahí está el paquete entero y no soluciona nada que pidamos a Dios que nos exima de ellos. Todo es parte de un proceso, de un elaborado plan divino. La oportunidad de un pollito de salir de un cascarón se ve obstaculizada por la cáscara del huevo que hasta ese momento le sirvió de casa. Aquello que era bueno llegó a convertirse en un obstáculo para su desarrollo y a la misma vez en un gimnasio para hacerle fuerte. Si no fuera por la dureza de la cáscara que pone a prueba la perseverancia del avecilla, no estaría posibilitado para vivir en un mundo hostil lleno de otros miles de retos. El obstáculo no solo acompaña a la oportunidad, también la complementa. Esta definición hace más grato el reto por delante. No pidamos cascarones más delgados, sino…

Tentaciones

Imagen
Practiquen el dominio propio y manténganse alerta. Su enemigo el diablo ronda como león rugiente, buscando a quién devorar. —1 Pedro 5:8

El enemigo no busca únicamente enseñorearse de síntomas; él va en pos de lo que produce dichos síntomas.

He aprendido, Señor, que el objetivo de Satanás al tentarme es apropiarse de mi voluntad. Eso se ve claramente cuando tentó a Jesús, quien es mi modelo. Apenas Jesús había aceptado la voluntad del Padre en su bautismo, esa voluntad fue inmediatamente puesta a prueba en el desierto (Mt 4.1-11). Cada una de las tres tentaciones fue cuidadosamente diseñada con el fin de debilitar la unión de Cristo con la voluntad de su Padre Celestial. Una vez que esa unión se logra debilitar, es sólo cuestión de tiempo antes de que toda la defensa se desmorone en pecado.