Usa tu fe

“Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.” Hebreos 11:1 Reina-Valera 1960 (RVR1960).

Fe, la llave del reino de los cielos. En dicho reino se encuentra todo lo necesario y mucho más para los que habitan en la tierra; pero debe usarse la fe para apoderarse de ello. El caminar por fe en ocasiones no será sencillo en el sentido de que el creyente debe forzar su ser a esperar algo que sus ojos humanos no pueden observar. No obstante en el Espíritu de DIOS es una realidad.

La fe en ocasiones será dolorosa pues se tiene que morir a uno mismo para obtener el fruto que DIOS ha prometido.



La fe es tener la convicción de lo que no se ve. Es decir, un ciego tendrá que creer de todo corazón que en el reino de DIOS él tiene ojos totalmente sanos para así manifestar salud aquí en la tierra. Alguien cuya vida es una constante opresión deberá creer que Jesús tomó todas sus cargas en la Cruz para así recibir libertad para su alma. Alguien cuyas culpas le persiguen día a día por fe debe reconocer que mediante Jesucristo su conciencia ha sido lavada y es sin culpa ante DIOS. Es por medio de la fe que todo aquel que crea en Jesús puede ser salvo.

La fe debe ser aguerrida y determinada. Así como el ciego Bartimeo quien escuchó que Jesús estaba cerca, y al hacerlo usó su único recurso disponible (su voz) para llamar su atención. A todo pulmón gritó para que el Mesías le devolviera la vista y eso recibió (Marcos 10:46- 52).  O como la mujer con flujo de sangre, quien no le importó abrirse camino entre la multitud para tocar el manto de Jesús y ser sanada (Marcos 5:25- 29).  O como la fe de los amigos del hombre en camilla, quienes abrieron un hueco en el techo de la casa para ponerlo frente a Jesús para ser sanado (Lucas 5:19- 25).

Querido/a hermano/a, sea lo que sea que necesites lo puedes obtener por medio de la fe en Jesús. Él ya pagó su precio en la Cruz para que tú le disfrutes (Isaías 53:4-5), solo tienes que creerlo. No obstante te parezca difícil pues para DIOS es fácil. Sin importar que no veas nada que indique que lo recibirás, pues fe es tener la convicción de que recibirás lo que no se ve.

Usa tu fe y recibe de DIOS lo que necesitas.

Richy Esparza