Mirando a través de la gratitud

“Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.” 1 Tesalonicenses 5:18 Reina-Valera 1960.

La mayor parte de los problemas del corazón del creyente se deben a que miran sus situaciones de manera incorrecta. Escogen mirar la adversidad en lugar de la bendición. Y ello endurece sus corazones. La realidad es que toda circunstancia tiene su “lado bueno”. Aquel que mira solamente disputas y defectos en su conjugue está olvidado todo lo que le costó estar al lado de esa persona, además de que es un regalo de DIOS. El hombre que solamente mira carga en su trabajo e hijos olvida que es mayor la alegría de tener familia y un trabajo con el cual llevar el sustento a la casa. Si bien no es agradable padecer enfermedad se debe tener presente que ello jamás podrá robar la salvación y gracia de Jesucristo, siendo lo anterior motivo para mantener alegría en el corazón en la espera de nuestro milagro.



La queja y amargura en el corazón impiden ver todo lo que DIOS hace en nuestras vidas día a día. Los pequeños detalles que Él tiene preparados para nosotros. Por ello es necesario que Él sane nuestros corazones y les limpie de pecado.

La gratitud hacia DIOS ocasiona alegría en los corazones de los creyentes. Es una sensación de seguridad y estabilidad en el alma. Que a pesar de no obtener todo lo que queremos sabemos que todo estará bien.

En ocasiones cuando el creyente se empecina en NO mirar las bendiciones que éste tiene sino que les menosprecia, el SEÑOR puede quitarle sus bendiciones para que con el tiempo les valore.

La gratitud es importante para DIOS (1 Tesalonicenses 5:18). Su voluntad es que en todo momento seamos agradecidos. Incluso que se lo expresemos y no seamos como los leprosos que fueron sanados y no agradecieron a Jesús el gran regalo recibido (Lucas 17:17).

Permite que DIOS limpie tu corazón y escoge mirar a través de la gratitud. Así todo te será más fácil.

Richy Esparza
www.devocionaldiario.com