Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2015

Fallar sin pensar

La mayoría de veces fallamos a Dios sin pensar en las consecuencias que esto puede traer. El momento de tentación nos lleva a pensar solo en el placer sin pensar en lo que puede venir después de eso.

Cuando el rey David peco mandando a traer a Bétsabe no se puso a pensar en las consecuencias que eso iba a traer. “Envió David a preguntar por aquella mujer, y le dijeron: Aquella es Betsabé hija de Eliam, mujer de Urías heteo. Y envió David mensajeros, y la tomó; y vino a él, y él durmió con ella. Luego ella se purificó de su inmundicia, y se volvió a su casa.” 2 Samuel 11:3-4 (Reina-Valera 1960)

La consecuencia fue que Bétsabe quedo embarazada: “Y concibió la mujer, y envió a hacerlo saber a David, diciendo: Estoy encinta.” 2 Samuel 11:5 (Reina-Valera 1960)

«Fotos haciendo cosas indecorosas»

«Mi novia me engañó, y encontré fotos de ella con él, haciendo cosas indecorosas. Pero ella no sabía que yo tenía dichas fotografías, y lo que hice fue subirlas a la Internet [para] que todos vieran eso, [incluso] sus compañeros de clase. Le hice daño... y ahora me arrepiento.»

Este es el consejo que le dio mi esposa:

El peso insoportable del dinero

Salvador García trabajaba de cargador para una compañía de transportes en Madrid, España. Su oficio consistía en descargar los camiones y almacenar la mercancía en grandes bodegas. Con eso tenía para el sustento de su familia.

Esa mañana Salvador comenzó temprano su trabajo. Pero era un cargamento descomunal. Se trataba de cajas llenas de monedas. Lamentablemente, por un mal movimiento, se le vino encima una pila de éstas. El hombre maniobró para esquivarla, pero no con suficiente rapidez para librarlo del golpe. Por lo pequeño y flaco que era, Salvador no soportó el peso de tantas monedas encima, en total 410 kilos.

Una nueva actitud de amor y preocupación

Recuerdas la historia de Ananías y Safira. Ellos fueron los creyentes que cayeron muertos en la iglesia porque tergiversaron quién era Jesús. Le mintieron a Pedro acerca de la cantidad que recibieron por la tierra que vendieron. Pero Pedro les dijo que habían mentido al Espíritu Santo. Ciertamente, si algún cristiano miente a cualquier hombre, es como si le mintiera a Dios (ver Hechos 5:1-11).

¿Cuál fue exactamente la mentira de esta pareja? Era su malversación del dinero designado para el pobre. Quizás le testificaron al comprador: “Todo lo que usted nos pague es para la causa de Cristo. Todo esto va a las viudas y los pobres”. Pero se quedaron con una parte del dinero.

El mensaje detrás de la historia de Ananías y Safira es que no se toca lo que pertenece al pobre y al necesitado. Dios no permitirá que Su Hijo sea mal representado ante el mundo por aquellos que se llaman por Su nombre.

Saliendo de la zona de confort

“No le digas a Dios cuán grande es tu problema, más bien dile al problema cuán grande es Dios.”

Sin embargo, el misionero en China Hudson Taylor tenía una versión más profunda de esta formidable verdad:

“No importa cuán grande sea el problema; lo que sí importa es en dónde está, si interfiere entre mí y Dios o si me empuja hacia El.” (James Hudson Taylor)

¡Y es que realmente, Jesús no se queda quieto!

Fe para un milagro

A través de la Biblia conocemos historias en las que descubrimos que lo más importante para ser testigos de un milagro es tener FE. Y es que la fe tiene que ser lo más esencial para la vida del cristiano.

Abraham conocido como el padre de la fe, a una edad avanzada y en donde físicamente su esposa ya no podía darle hijos, decidió creer a la promesa que Dios le dio de que tendría descendencia. Abraham no se puso a ver los obstáculos que tenia enfrente, como su edad, cómo la edad de su esposa Sara y su esterilidad, en cambio tuvo FE y por su fe fue honrado por Dios: “Y así se cumplió lo que dicen las Escrituras: «Abraham le creyó a Dios, y Dios lo consideró justo debido a su fe». Incluso lo llamaron «amigo de Dios»” Santiago 2:23 (Nueva Traducción Viviente).

«De veras me amaba»

—No tomes esa foto —advirtió Lawrence Collier—; es peligroso.

Lawrence, un joven australiano, conocía esa reserva y conocía la ferocidad de las fieras.

—Pero son leones mansos y, además, está permitido —le contestó la muchacha, despreocupada.

La joven, Judith Damien, también australiana, era amiga de Lawrence. Se habían conocido en Australia, y había un interés más que de amigos entre ellos. Los dos habían ido como turistas a la reserva de Masai Mara en Nairobi, Kenia.

Andad en luz

Se nos que Cristo es la luz del mundo: “…a fin que todos creyesen por él” (Juan 1:7). Pero, después leemos: “La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella…A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron” (1:5, 11).

La incredulidad siempre ha entristecido el corazón de Jesús. Cuando nuestro Señor vino al mundo en carne, Él trajo una luz increíble al mundo. Y el propósito de esa luz era abrir los ojos de los hombres. Sin embargo, a pesar de la asombrosa muestra de luz de Jesús, la Escritura declara ejemplos increíbles de incredulidad en el mismo rostro de tal luz.

Quizás ningún otro capítulo en la Biblia contenga tanta prueba de la deidad de Jesús como vemos en Juan 12. Vemos a un hombre que fue levantado de los muertos por mandato de Jesús. Vemos el cumplimiento visual de una profecía conocida por siglos por cada israelita. Y escuchamos literalmente una voz hablando desde el cielo.

Dejando todo para seguirlo

En los últimos meses me he interesado por la fotografía, pues además de ser un buen pasatiempo también me hace desestresarme y mostrar lo hermoso que pueden ser aquellas cosas que muchas veces solo las vemos de “reojo”.

A través de la fotografía estoy aprendiendo a apreciar cada detalle de la creación divina y realmente me he llevado grandes sorpresas al notar lo hermoso que puede ser aquello de lo cual estoy acostumbrado a ver, pero ahora detrás de un lente artístico.

El fin de semana realice algunos disparos con mi cámara en un lugar hermoso de mi lindo país El Salvador, el sitio escogido fue “La Laguna Verde” ubicada en el departamento de Ahuachapán. Capte algunas fotos que me gustaron y otras que a pesar de no ser deslumbrantes me hicieron reflexionar y una de ellas es la que dio a luz a este mensaje.

Un solo viaje mas

Durante treinta años había manejado por la misma ruta. Durante treinta años había guiado el autobús por en medio de rectas, curvas y barrancos. Treinta años sus férreas manos habían empuñado el volante, y treinta años había llevado y traído pasajeros en la ruta de Granada-Málaga, reino de España.

Pero con treinta años de trabajo, José Mancera Sánchez, de cincuenta y nueve años de edad, podía jubilarse. No tenía que seguir esa cansada y monótona tarea. Su pensión de jubilación sería menos que su salario si seguía trabajando, pero con algunos ahorros que había hecho, podría subsistir.

Una gran apostasía

Hoy, hay una gran apostasía de la fe y la confianza en Dios. Pablo advirtió sobre ello: “Nadie os engañe en ninguna manera, porque [el regreso de Cristo] no vendrá sin que antes venga la apostasía” (2 Tesalonicenses 2:3). 

En el Antiguo Testamento, el Señor nos da un ejemplo de lo que les sucede a los que se apartan de la fe en el poder de Dios en favor de ellos. En 2 Crónicas 14, el rey Asa enfrentó un ejército de un millón de etíopes. Pero el rey tenia gran fe: “Y clamó Asa a Jehová su Dios, y dijo: ¡Oh Jehová, para ti no hay diferencia alguna en dar ayuda al poderoso o al que no tiene fuerzas! Ayúdanos, oh Jehová Dios nuestro, porque en ti nos apoyamos, y en tu nombre venimos contra este ejército. Oh Jehová, tú eres nuestro Dios” (2 Crónicas 14:11).

Reconócelo en tus caminos

“Reconócelo en todos tus caminos, Y él enderezará tus veredas.” Proverbios 3:6 RVR1960.

Si bien la vida trae consigo pruebas y aflicciones la intención de DIOS es que sus hijos le disfruten y tengan descanso. Cuando se reconoce al Todopoderoso en nuestros caminos Él les allana. Aquello que para nosotros es difícil para Él es sumamente fácil. Pero debemos reconocerlo en nuestros caminos, orar a Él para su intervención.

Con DIOS los malos y buenos momentos son mejores. Su presencia tiene un sabor dulce en nuestras vidas. Se lleva lo difícil y amargo de nuestro corazón. Y cuando le reconocemos e involucramos en nuestros caminos la vida se vuelve una aventura.

Presionado a discriminar amigos

«He empezado a asistir a una iglesia cristiana, y me gusta lo que se enseña y las actividades que se organizan. Sin embargo, tengo amistades que cultivé mucho tiempo antes que hacen cosas que contradicen lo que la iglesia recomienda.... No considero que [esos amigos] sean malas personas. De hecho, los aprecio mucho, y en muchas ocasiones ellos y sus familias me han mostrado mucho cariño, lealtad y aprecio. No quiero alejarlos de mí, y sin embargo siento como si estuviera presionado a discriminarlos porque no llevan una vida cristiana.... He podido observar que creen en Dios, pero sin formar parte de ningún grupo cristiano. No sé qué hacer.»

Este es el consejo que le dio mi esposa:

Separación

En la noche anterior a Su crucifixión, durante la Última Cena, Jesús les dijo a Sus discípulos: “Todavía un poco, y el mundo no me verá más; pero vosotros me veréis” (Juan 14:19). ¡Qué interesante declaración hace Jesús, sabiendo que los discípulos no la podían comprender! Uno de ellos le preguntó: “Señor, ¿cómo es que te manifestarás a nosotros, y no al mundo?” (Juan 14:22).

Por supuesto, Jesús tenía una lección en mente. Él respondió: “El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él…La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo…Y ahora os lo he dicho antes que suceda, para que cuando suceda, creáis. No hablaré ya mucho con vosotros; porque viene el príncipe de este mundo, y él nada tiene en mí. Mas para que el mundo conozca que amo al Padre” (Juan 14:23-27, 29-31).

La obediencia da frutos

“Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí.” Juan 15: 4 Reina-Valera 1960

Someterse a la guía del Espíritu de DIOS no es siempre fácil. Pero al hacerlo se asegura fruto. Los caminos de DIOS aunque parecen más largos y complicados en realidad son los mejores y a la larga son los más fáciles de llevar. Y por lo general detrás de dichos caminos se encuentran nuestros anhelos.

En lo personal he seguido la guía de DIOS cuando me es difícil hacerlo. Debido a que mis ojos miran obstáculos o adversidad y no quiero desprenderme de mi comodidad. No obstante detrás de ello existía gloria que DIOS quería manifestar y alguna bendición que quería darme.

Perder para ganar

Hablar o simplemente imaginar la perdida de algo que nos gusta mucho, o nos hace sentir en una gran comodidad es algo difícil de pensar, tratamos de evitar perder lo que sabemos que en su ausencia nos traerá situaciones difíciles, pero a veces, por más que intentamos evitarlo, nos es imposible. Dentro de nuestra necesidad provocada por eso que perdimos nos sentimos lastimados y en ocasiones olvidados por Dios, creemos que por a algún motivo su mano o su cobertura se ha apartado de nosotros, y es que a veces confundimos la seguridad que Dios nos da con querer ser intocables.

La historia de Job es un gran ejemplo de como a pesar de ser un hombre que temía a Dios y estaba apartado del mal, le fue quitado todo para probar su fidelidad, el vivía cómodamente, tenia propiedades, ganado, criados, posesiones, familia, etc. era un hombre realmente bendecido, hasta que llegó el día de la prueba, cuando poco a poco se le fue quitando lo que tenía, incluida su salud, A pesar de todo esto, Job no p…

Mi última canción

Leí sobre un animal que tiene una característica peculiar, algunos dicen que es parte de una historia que se inventó hace mucho pero otros dicen que es verídico, lo cierto es que el Cisne Mudo se dice que canta solo una vez en su vida y esto lo hace cuando está a punto de morir. Te imaginas, su canción parece ser una canción fúnebre, no sé si lo hará por que está feliz de la oportunidad que le dieron de vivir o como un canto de reclamo, de angustia o resignación por que está a punto de dar su último suspiro.

La verdad es que tratar de relacionar la muerte con el cántico se vuelve un poco incoherente aparentemente, debido a que la lógica humana relaciona el cantar con felicidad, con alegría, fiesta, paz en el corazón, pero no con la muerte. Para nosotros la muerte de un ser querido nos trae dolor y tristeza y nunca felicidad, por lo tanto lo menos que deseamos hacer en ese instante en el que estamos por despedir a nuestro familiar es cantar.

La fidelidad diaria de Dios

Ahora mismo, puede que vida pareciera un bote en medio de una furiosa tempestad, tu situación puede estar más allá de toda esperanza. La tormenta que se arremolina a tu alrededor puede ser más atemorizante que cualquiera que hayas enfrentado. Pero él sigue siendo Dios, y tú tienes a uno mayor que Salomón, presente contigo. Él es Señor sobre cada tormenta, y Él usará esa tormenta para probarte. Él está permitiendo tu crisis para ver lo hay en tu corazón.

Puedes pensar: “Pero, ¿y si mi barco, de verdad, se hunde? ¿Qué sucederá entonces?” Considera el ejemplo de Pablo en el libro de los Hechos. Su barco se hundió, pero él no perdió su vida. De hecho, se aferró a la Palabra de Dios para él en medio de esa tormenta: “El barco se va a hundir, pero te daré la vida de todos los que están a bordo”. Cuando acabó la tormenta, Dios fue glorificado por su fidelidad. Y grandes milagros siguieron, acompañado por un gran avivamiento (ver Hechos 28:1-10).

El arca de Jacinto

«Quince días de furioso temporal....

»Llueve.... el aguacero arrecia y golpea con furia los techos de zinc.

»Se han paralizado todos los trabajos de la hacienda. Los hombres dormitan el día entero acurrucados en sus camastros, o se agrupan en los corredores, muy encogidos, envueltos en sus gangoches y cobijas, y conversan....

»—Esto va pa’ largo, ¿saben? Y los ríos se van a botar ajuera...

Teniendo favor con todo el pueblo

Déjame hacerte una pregunta hoy de parte de Dios: ¿Estás dispuesto a amar a otros como Jesús nos manda?

¿Estás dispuesto a abrir tu hogar a los demás, si fuera necesario: a dar de lo que tienes para satisfacer las necesidades de otros en el Cuerpo de Cristo? ¿Estás dispuesto a ser un vaso a través del cual Dios le dé agua a alguien que tenga sed? ¿Alimento a alguien que tenga hambre? ¿Ropa a alguien que esté desnudo? ¿Refugio a alguien sin hogar?

¡Vive!

“Pues si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. Así pues, sea que vivamos, o que muramos, del Señor somos” (Romanos 14:8)

Hace bastante que no salía de vacaciones. Una peligrosa tendencia a la adicción al trabajo confabulada con circunstancias cambiantes de transición personal y familiar, nos mantenían alejados de saborear el apetecible tiempo de solaz y refrigerio que tanto necesitábamos. Así que, luego de trabajar duro para dejar todo ordenado, tomamos nuestras merecidas vacaciones. De hecho, mientras escribo este artículo estoy en medio de mis vacaciones (no se lo digan a mi esposa por favor). Tengo que confesar que estoy aprendiendo a ser un buen vacacionista. No lo he logrado del todo, pero voy camino a aprender a descansar. A un trabajólico como yo no le es tan fácil. Mis hijas me ayudan en la rehabilitación. Saltan sonriendo en las mañanas sobre mi cama regalándome amaneceres menos formales y menos cronometrados. Guerras de cosquillas son el desayu…

Matrimonio por conveniencia

«Me casé con un joven de veintiséis años.... Nos casamos para irnos a vivir a [otro país].... Íbamos [a conseguir] una visa de trabajo a través de mí.... Hace poco me dejó... y luego descubrí que él planeó casarse conmigo porque yo le conseguiría sus papeles.

»Ahora vive con otra mujer.... ¿Cómo es posible que un hombre sea tan malo y despiadado en casarse sólo por conseguir algo...? Nunca me amó, y yo me enamoré de él como una estúpida y ahora sufro porque mi matrimonio fue sólo una mentira.... ¿Cómo es que existen hombres así tan malos? ¿Alguna vez pagan por lo que hacen?»

Este es el consejo que le dio mi esposa:

Misterios sellados

En Marcos 4:2 se nos dice: “Y les enseñaba por parábolas muchas cosas”. Imagínate lo que sucedió con la mayoría de las personas después que se fueron a casa. Los vecinos se amontonaban a su alrededor, ansiosos por saber lo que había dicho Jesús: “¿Qué mensaje trajo? Cuéntanos lo que aprendiste”. Posiblemente aquellos que le escucharon fueron capaces de repetir Sus parábolas, pero sus palabras deben haber sido muertas, sin vida, sin impacto o poder para cambiar vidas.

Yo creo que sucede lo mismo en la iglesia de Cristo hoy en día. La palabra que sale de muchos púlpitos es letra muerta, sin revelación del Espíritu Santo o poder para libertar del pecado. Entonces, cuando la gente se va a casa, muchos de ellos solo repiten la palabra que escucharon sin la vida del Espíritu. Que contraste con los hambrientos discípulos y los otros seguidores de Cristo que se quedaron en esta escena. Esta gente representa a todos aquellos que tienen hambre de la Palabra de Dios y que, para obtenerla, buscan…

Andando en luz

“Andad entre tanto que tenéis luz, para que no os sorprendan las tinieblas” (Juan 12:35). Las tinieblas aquí significa “ceguera espiritual, confusión, perdida de claridad, oscuridad”. Al principio, me preguntaba: “¿Tinieblas sobre los que aman a Jesús? ¿Cómo podrían llegar tales tinieblas al pueblo de Dios?”.

Realmente, admito que yo, personalmente, he sido inundado con la luz de Jesús. En mis más de cincuenta años de ministerio, he sido testigo del poder del Señor para levantar a los muertos espirituales. He visto a muchos salir de sus tumbas de drogadicción y alcoholismo. Mi libro La Cruz y el Puñal sólo trataba sobre el poder milagroso de Dios. Tengo una vida de ver muertos andantes vivificados a través de Su poder de resurrección.

El daño causado por la incredulidad

Nosotros pensamos que cuando fallamos en confiar en Dios en nuestras situaciones diarias, solo nos hacemos daño a nosotros mismos. Pensamos que simplemente estamos perdiendo Sus bendiciones. Pero esa no es toda la historia. Primeramente, herimos y airamos a nuestro bendito Señor. Él nos advierte: “Si no confías en Mí, vas a desarrollar un corazón endurecido.”

Leemos en Hebreos: “No endurezcáis vuestros corazones, como en la provocación, en el día de la tentación en el desierto, donde me tentaron vuestros padres; me probaron y vieron mis obras cuarenta años. A causa de lo cual me disguste contra esa generación, y dije, siempre andan vagando en su corazón, y no han conocido mis caminos. Por tanto jure en mi ira: no entraran en mi reposo. (Hebreos 3:8-11).

Hambre de la verdad

“Porque [la reina del Sur] vino de los fines de la tierra para oír la sabiduría de Salomón, y he aquí más que Salomón en este lugar” (Mateo 12:42). 

Todos tenemos que contestar una pregunta crucial hoy: “Si uno mayor que Salomón está en medio nuestro… ¿Es posible que nos deje en confusión? Si Su sabiduría está siempre disponible… ¿La busco tan apasionadamente como la reina buscó la sabiduría de Salomón?

Dios aun habla a su pueblo hoy. Y el habla tan claramente como lo hizo en el Antiguo Testamento, o a los apóstoles, o a la iglesia primitiva. Sin embargo, debemos darnos cuenta de una cosa: Dios escoge hablarles solo a aquellos que tienen oídos para escucharle. Déjame ilustrar esto.

Encontrando tu fuego

Estudios recientes han pronosticado que para el año 2020 el Islam será la religión principal en Noruega y los países escandinavos. Si eso es correcto, podemos esperar a verla como la religión del estado en Noruega en los próximos años. Eso es lo que ha ocurrido en todos los países donde los musulmanes han desarrollado un posicionamiento.

Me entristece ver cuán poco impacto han hecho los cristianos en Europa. No hemos tenido ningún poder para alcanzar de manera efectiva a los perdidos, no sólo en los países europeos, sino también en los Estados Unidos. Oramos a Dios para que expanda nuestro territorio, para ayudar al cuerpo de Cristo a crecer y florecer, sin embargo pocas denominaciones están viendo esto suceder. La mayoría ha ido disminuyendo, y algunas están muriendo por completo.

La bondad de Dios

¿No ves que desprecias las riquezas de la bondad de Dios, de su tolerancia y de su paciencia, al no reconocer que su bondad quiere llevarte al arrepentimiento?” (Romanos 2:4, NVI)

¿Qué quiere decir Pablo cuando dice que esta persona desprecia las riquezas de la bondad de Cristo? La palabra para despreciado aquí significa: “El no pensaría que esto fuera posible”. En otras palabras, este creyente dijo: “Tal gracia y misericordia no es posible, no puedo comprenderla”. Esto no penetró en su teología, así que, en lugar de aceptarlo, se propuso estar en contra de ello.

¿Por qué el siervo ingrato de Mateo 18:23-35 no pudo aceptar la gracia del rey? Hay una razón: no tomó seriamente la enormidad de su pecado. Sin embargo, el rey ya le había dicho: “Eres libre. No hay más culpa, no hay más derechos sobre ti, ni libertad condicional, ni se te requiere que hagas obras. Todo lo que necesitas hacer ahora es centrarte en la bondad y paciencia que Yo te he mostrado.”

Una nube de confusión

Me pregunto cuántos cristianos que están leyendo este mensaje ahora mismo, están en una nube de confusión. ¿Esto te describe? Quizás tus oraciones no son contestadas. Estás deprimido constantemente. Enfrentas cosas en tu vida que no puedes explicar. Estás desilusionado con tus circunstancias y con la gente. Y continuamente dudas de ti mismo, estás plagado de preguntas y constantemente examinas tu corazón para ver dónde fallaste. Sientes melancolía, desesperación, indecisión y no puedes sacudirte de ello.

Puede que seas un creyente maduro. Por años te has sentado bajo una predicación del evangelio puro, pero ahora dudas de ti mismo y te sientes inadecuado. No sientes el gozo del Señor como alguna vez lo sentiste. Así que ahora te preguntas si el Señor tiene una controversia contigo.

«Mi padre... se sigue portando mal»

«Mi padre en mi niñez me dañó debido a su comportamiento [agresivo], tratándonos mal a mí, a mis hermanos y a mi madre, a tal grado que perjudicó mi sistema nervioso y me produjo traumas que me causaron problemas del habla.

»Ahora que soy adolescente, lo estoy manteniendo, sin ningún rencor por el daño que me hizo en mi niñez, ya que no puede conseguir trabajo por su edad; pero se sigue portando mal. En los lugares donde vivimos, siempre tiene peleas con los dueños a pesar de que yo pago el alquiler, y eso me perjudica porque tenemos que andar buscando apartamento y mudándonos.

»Hemos tenido pleitos por su mal comportamiento. Él dice que, si decido dejarlo, sus hermanas lo acogerán; pero no sé qué decisión tomar: si decirle que se vaya, o tener paciencia, algo que he tenido por muchos años.»

Este es el consejo que le dio mi esposa: