Entradas

Mostrando entradas de julio, 2016

El Dios que interviene

Imagen
“Cierta vez que él estaba en la sinagoga, un hombre poseído por un demonio, un espíritu maligno, comenzó a gritarle a Jesús: -¡Vete! ¿Por qué intervienes…?” (Lucas 4:33-34, traducción de la version en inglés NLT).

Me encanta esta palabra: “intervenir”, que aparece en esta traducción.

Puede que quieras subrayarla en tu Biblia si tienes una traducción que utiliza la palabra "interviene" o, si no, escribirlo entus notas. El Dios que interviene, que mira a tu crisis, tu necesidad, y que en lugar de mantenerse al margen preocupado y ansioso, interviene en los problemas que tienes en tu vida.

Jesús interviene los planes satánicos que se forman en tu contra. Si no fuera por la intervención de Jesús, Satanás tendría acceso libre a ti. El poder del pecado, la enfermedad y la tribulación tendrían tal libertad en tu vida que no serías capaz de soportarlo. Pero Jesús te ama, Jesús se preocupa por ti, y cuando Satanás viene con sus planes destinados derribarte, Él interviene.

"No&q…

Mantener vivo el fuego

Imagen
La última carta que escribió Pablo fue para Timoteo, un joven ministro que él había ordenado. En la carta Pablo le dijo: "Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos.Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio" (2 Timoteo 1:6-7). Tenemos una imagen de un fuego que está casi apagado, brasas que hay que avivar para mantener el fuego ardiendo. Pablo quería que Timoteo avivara las llamas del Espíritu. Él le advirtió que no las descuidara, sino que por el contrario avivara el fuego y lo matuviera encendido. No importa lo que Timoteo hiciera, pero por encima de todo debía impedir que el fuego se extinguiera; tenía que prestar atención a la obra del Espíritu dentro de sí. Sin esa unción, Timoteo nunca cumpliría con los propósitos de Dios para su vida.

Charles Finney, un ministro presbiteriano del siglo XIX y ex presidente del Instituto Oberlin, predicó una serie de confere…

La copa de estremecimiento

Imagen
El Señor nunca tuvo la intención de que su pueblo viva en pánico o temblando de miedo. Incluso en el Antiguo Testamento, el Señor tenía un pueblo que confiaba en sus promesas y que permanecía inalterable aun en medio del caos a su alrededor. Vemos esto en la vida del profeta Habacuc, un hombre a quien le fue dada una visión acerca de “el fin" (Habacuc 2:3).

Habacuc vio a un pueblo en los últimos días que quedaría exhausto por dedicarse a la avaricia y la codicia. De acuerdo con su visión, un espíritu terrible de terror prevalecería en aquel tiempo (Ver 1:9). Habacuc dijo de todo esto: “El cáliz de la mano derecha de Jehová vendrá hasta ti, y vómito de afrenta sobre tu gloria” (2:16).

Sabemos que un profeta siempre habla a su propia generación primero. Sin embargo, según el propio Habacuc, esta palabra profética es también para nuestra generación. Él nos dice: “Aunque la visión tardará aún por un tiempo, mas se apresura hacia el fin, y no mentirá” (2:3, itálicas añadidas). Habacu…

Él es absolutamente fiel

Imagen
"Y no he visto justo desamparado, ni su descendencia que mendigue pan" (Salmo 37:25). La increíble segunda mitad de esta promesa: "Ni su descendencia que mendigue pan", significa que el caminar con Cristo no te afecta tan sólo a ti, sino que afecta el futuro de sus seres queridos.

Recuerda que es en última instancia, a causa de la obediencia de Cristo al Padre, debido a que Él dio su vida para cumplir con los propósitos de Dios, que tú y yo, como los descendientes de Jesucristo, podemos reclamar la promesa en este salmo. Y así vemos lo importante que es que caminemos en obediencia y demos todo nuestro corazón al Señor. Al hacerlo, la promesa se extenderá a todos los que vienen después de nosotros, nuestros hijos, nuestros nietos, aquellos sobre los que Dios ha hecho de nuestras vidas una autoridad. Ya he visto que esto es cierto en mi propia vida.

Que yo recuerde, soy el primer creyente en Cristo en mi familia, pero ahora tengo sobrinos y otros miembros de mi fami…

Dios es nuestro refugio

En este momento, el mundo se dirige hacia una gran turbulencia. Habrán eventos y caos que, naturalmente, traen miedo. Pero Dios nos ha dicho: "Mi Palabra está en ti. Estás cubierto bajo la sombra de mi mano y tú eres mi hijo”. Ha llegado el momento de ajustar nuestros cinturones de seguridad, abrir nuestra Biblia y hablar con nuestro Padre a través de todo esto. Él ha dicho que no vamos a derrumbarnos: “Veía al Señor siempre delante de mí; porque está a mi diestra, no seré conmovido.” (Hechos 2:25).

Te insto a apropiarte de esta poderosa palabra de Isaías:

“Levantad en alto vuestros ojos, y mirad quién creó estas cosas; él saca y cuenta su ejército; a todas llama por sus nombres; ninguna faltará; tal es la grandeza de su fuerza, y el poder de su dominio.”

“¿Por qué dices, oh Jacob, y hablas tú, Israel: Mi camino está escondido de Jehová, y de mi Dios pasó mi juicio? ¿No has sabido, no has oído que el Dios eterno es Jehová, el cual creó los confines de la tierra? No desfallece, ni…

¿Estamos bajo ataque?

Imagen
“No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.”

Isaías 41:10 Reina-Valera 1960

Es fácil entender a  un enemigo, cuando somos víctimas de algún ataque físico, un atraco, un robo, una calumnia, una agresión, una ofensa, o cualquiera que sea el motivo por el que nos sentimos atacados; pero mi reflexión hoy hermanos, es si tenemos entendimiento, cuando un ataque no es físico, sino mental, y su origen no es físico, sino mental o espiritual, qué hacer?  Todos vivimos bajo constante amenaza o ataque, sea física o espiritualmente y el desconocimiento de esto no te exonera de tu responsabilidad a la hora de actuar, todos somos responsables por nuestros actos.

Porque en el primero de los casos, la mayoría de la gente sabe qué  hacer, a quien recurrir, existen unas leyes que lo apoyan,  pero cuando los ataques no vienen de fuera, de lo exterior, sino de adentro, de lo interior? Reco…

El hermano mayor del hijo pródigo

Imagen
“Y su hijo mayor estaba en el campo;  y cuando vino,  y llegó cerca de la casa,  oyó la música y las danzas; y llamando a uno de los criados,  le preguntó qué era aquello. El le dijo: Tu hermano ha venido;  y tu padre ha hecho matar el becerro gordo,  por haberle recibido bueno y sano. Entonces se enojó,  y no quería entrar.  Salió por tanto su padre,  y le rogaba que entrase.”

(Lucas 15:25-28 RV60)

Para el hijo menor, ya el simple hecho de pedir la herencia anticipada al padre en vida, en aquella época era una terrible ofensa, tan grave como desear la propia muerte del padre. Menuda situación tendría que enfrentar si decidía regresar con su padre. Es por ello que no le importaba volver a ser recibido como hijo –aunque lo era y efectivamente le correspondía, ya que a si a algo no había renunciado era justamente a su dignidad de hijo– sino que se conformaba simplemente con ser admitido como uno más de los obreros que  trabajaban para su padre y así poder permanecer cerca de él.

Y leva…

La batalla contra la amargura

Imagen
“¿A quién tengo yo en los cielos sino a ti? Y fuera de ti nada deseo en la tierra”

(Salmos 73:25)

Me gusta Asaf. Es sincero, no se anda con rodeos con Dios. Le habla con la franqueza de un amigo y con la devoción de un profeta. Asaf es de esa clase de personas que cae bien o cae mal, sin ambigüedades ni diplomacias humanas, que no se andan en politiquerías, ni juegos de palabras. Que hablan con verdad aquello que piensan. Su sentido de la justicia debe haberle propinado una buena suma de adversarios. Era un hombre que procuraba la rectitud, pero era consciente de que esta virtud escaseaba cada vez más. Al mirar a su alrededor, veía que el falto de integridad prosperaba y que el desleal avanzaba sin tropiezos. Los arrogantes amontonaban bienes y parecían no tener obstáculos capaces de detenerlos. El mundo en el que vivía Asaf parecía funcionar al revés; y en un mundo al revés están mal los pocos que viven al derecho.

Asaf, un hombre de gran introspección, evaluaba su vida y comparaba …

Cuando se destapan las cloacas

Imagen
Se había desatado una nueva ola de delitos, una nueva ola de robos. Los ladrones habían empezado a robar las tapas de hierro de las cloacas, y luego vendían el metal como chatarra. La ciudad de Beijing, China, en particular, estaba sufriendo triple perjuicio.

El primer perjuicio era el robo de las tapas, que tenían que ser repuestas. El segundo era la cantidad de peatones y ciclistas que caían dentro de las cloacas. Y el tercero era el olor nauseabundo de las aguas negras que emanaba por toda la ciudad.

Donde se amontona la gente, proliferan los delitos. Y entre los delitos más comunes y más perturbadores está el robo. El detrimento es tal que ya no se puede vivir seguro en ninguna parte. Y ahora se añade a estos delitos el destape de cloacas.

Algún tiempo atrás comenzó en Madrid, España, lo que allí llamaron «El destape». Pronto se había extendido a muchos países de América Latina. ¿Qué era el tal destape? Suponía ser la liberación del espíritu humano, aprisionado por tradiciones re…

Toma una posición

Imagen
Oigo de muchos creyentes que han bebido de la copa de la desesperación. Han enfrentado tantos traumas y han soportado tantas crisis que ahora están exhaustos. Están tan abrumados que piensan que una preocupación más, un temor más, y quedarán destruidos sin esperanza. Han llegado al límite de sus fuerzas, al final de sí mismos.

¿Qué dice Dios a un pueblo tan atemorizado que se estremece por la ansiedad? ¿Cuál es su solución para aquellos cuyos corazones están llenos de miedo, cuyos ojos están fijos en las calamidades que vienen sobre ellos? Él les da a esta palabra: “¡Despierta! ¡Levántate!” (Ver Isaías 51:17). Esta es la condición que Dios nos pone para que Él pueda quitar la copa de estremecimiento de nuestros labios: "¡Levántate! ¡Toma una posición! "

Amado, con todo lo que viene, con hombres malos que se vuelven cada vez más viles y malvados, con crisis económicas que continúan aumentando, el pueblo de Dios necesita más que mensajes alentadores. Necesita más que solo ser…

¿En que tiempo vivimos?

Imagen
“Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas. De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca. El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán. Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre. Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre.”

Mateo 24: 33-37 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Creo que al igual que yo, ustedes alguna vez se han preguntado: ¿En qué tiempo estamos? ¿Estamos en tiempos apocalípticos o finales? Mirando alrededor, no nos preguntamos qué papel están jugando los principales acontecimientos mundiales, los personajes y  como se relacionan con las profecías de La Biblia?  Y lo que es más importante, cuál debe ser nuestra actitud, nuestra respuesta, nuestra postura?; o estamos preparados para la venida de nuestro Señor, si viniera hoy? Porque solo el Padre sabe, el día y la hora y el enredarse en discusiones de si El Seño…

Firmes y confiados

Imagen
“Cristo…hijo sobre su casa, la cual casa somos nosotros, si retenemos firme hasta el fin la confianza y el gloriarnos en la esperanza. Por lo cual, como dice el Espíritu Santo: Si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones, como en la provocación, en el día de la tentación en el desierto, donde me tentaron vuestros padres; me probaron, y vieron mis obras cuarenta años” (Hebreos 3:6-9, la cursiva es mía).

“Mirad, hermanos, que no haya en ninguno de vosotros corazón malo de incredulidad para apartarse del Dios vivo; antes exhortaos los unos a los otros cada día, entre tanto que se dice: Hoy; para que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado. Porque somos hechos participantes de Cristo, con tal que retengamos firme hasta el fin nuestra confianza del principio” (3:12-14, la cursiva es mía).

Yo creo, así como también otros atalayas, que ya estamos viviendo los días que Jesús anunció. En todo el mundo, los corazones de las personas están desmayando de miedo, al …

¿Cual mano tuvo la culpa?

Imagen
Fueron dos manos juntas, dos manos de la misma sangre, unidas firmemente. Pero no eran manos unidas en oración. Esas dos manos empuñaban juntas un revólver. Y juntas dispararon el arma.

El problema del jurado era decidir qué dedo, de cuál mano, fue el que apretó el gatillo. Porque ambos hermanos, Jesse Hogan y su hermana Jean, habían matado a la enfermera Ana Urdiales. El jurado decidió, por fin, que fue el dedo de Jesse el que apretó el gatillo. Así que condenaron a Jesse a muerte.

He aquí un caso dramático. Dos personas, hermano y hermana, empuñan un arma y con ella matan a una enfermera. Ambas manos sostienen el revólver, pero es un solo dedo el que hace el movimiento fatal. A una mano, la que no apretó el gatillo, le corresponde un castigo menor; a la otra, la pena de muerte.

¡Cuántas veces son dos manos las que cometen el delito, pero una sola recibe el castigo! ¡Cuántas veces el mal que se comete es resultado de otros elementos que han contribuido al mal, pero sólo una persona …

El amor de mi padre

Imagen
Una madre se quedará con su hijo enfermo hasta que llegue la cura. Ella incluso soportaría si el niño rechazara su amor. Ese hijo puede caer en pecado, sin tener en cuenta todas las palabras de orientación y corrección de su madre. Puede llegar a sentirse abrumado por el desaliento o la incredulidad, o llegar a ser orgulloso, terco y rebelde. Sin embargo, a pesar de todo, su madre nunca se da por vencida con él.

Considera la imagen de un águila madre. "Lo guardó [a ti] como a la niña de su ojo. Como el águila que excita su nidada, revolotea sobre sus pollos, extiende sus alas, los toma, los lleva sobre sus plumas" (Deuteronomio 32:10-11). Jesús se refiere a una imagen similar cuando habla de cómo "la gallina junta sus polluelos debajo de las alas" (Mateo 23:37). En tiempos de tormenta, dicha madre oculta a sus pequeños de forma segura y amorosa, debajo de sus alas.

Aquí, estamos hablando del amor más tierno y confiable conocido por los seres humanos. Si entraras e…

Lo que aprendí de un gasterópodo

Imagen
“Pero habiendo obtenido auxilio de Dios, persevero hasta el día de hoy”.

(Hechos 26:22a)

¿Ha visto un caracol de jardín? La mayoría de ustedes creo que los ha visto, incluso, lo hemos comido, ya que en algunos sitios como aquí en España, es un plato exquisito de verano, pero ese es otro tema…  Centrémonos en el caracol como criatura y no como comida. ¿Cuánto cree que avanza un caracol por cada hora invertida en desplazamiento? Los que han investigado a este curioso molusco aseguran que no avanzan mucho más de 12 metros por hora. No parece que sea un buen record, no creo que uno de ellos vaya a los próximos juegos olímpicos. Sin embargo, antes de criticarlo, no olvide que lleva su propia casa a cuestas. ¿Cuánto avanzaríamos en una hora si tuviéramos que andar con nuestra casa a la espalda? Quedaríamos aplastados y no avanzaríamos nada. He dejado de ver al caracol como la metáfora de la lentitud, ahora lo veo más como un fisiculturista que levanta coches con una mano, pero de andar ser…

¿Que hacer cuando me siento tentado?

Imagen
Todos estamos en una constante lucha, una lucha diría en contra de lo nuestra naturaleza pecaminosa quisiera hacer pero que sabemos que ofende a Dios. Y es que ahora que vivimos para Dios todo cambia, ahora ya no vivimos para satisfacer nuestros deseos pecaminosos sino para negarnos a ellos y con ello agradar a Dios.

Hay hábitos que a lo mejor antes practicábamos y sabíamos que desagradábamos a Dios, y ahora tratamos de evitarlos, pero no podemos negar que la sensación de volver a esos hábitos a veces aparece de la nada, es como que después de mucho tiempo vuelves a sentir la inclinación a hacer lo que hace tiempo dejaste de hacer y entonces es allí en donde se libra la batalla entre el querer hacer lo malo y evitar hacerlo.

La Biblia nos da un consejo muy sabio para esas ocasiones:

“No se dejen vencer por el mal. Al contrario, triunfen sobre el mal haciendo el bien.”

Romanos 12:21 (Traducción en lenguaje actual)

Hay hábitos que de practicarlos sabes bien que no te sentirás contento,…

El salto de fe

Imagen
Es posible que nos conmovamos y despertemos, y que nos preguntemos: “¿Por qué estoy tan temeroso? ¿Por qué estoy en esta montaña rusa de la desesperación? ¿Por qué el futuro causa pánico en mi alma?”.

Esto sucede porque no hemos entregado totalmente nuestras vidas, nuestras familias, nuestra salud, nuestros trabajos y nuestros hogares en las manos fieles de Dios. No hemos dado el salto de fe que determina: “Mi Señor es verdadero y fiel. A pesar de que he fallado en innumerables ocasiones, Él nunca me ha fallado. Pase lo que pase, voy a entregar mi vida y futuro a su cuidado".

¿Cómo somos capaces de hacer esto? Al aceptar esta palabra que nos ha dado: “Así dijo Jehová tu Señor, y tu Dios, el cual aboga por su pueblo: He aquí he quitado de tu mano el cáliz de aturdimiento, los sedimentos del cáliz de mi ira; nunca más lo beberás” (Isaías 51:22). Él está diciendo, en esencia: “No estoy dormido. Yo soy el mismo Dios que abrió el Mar Rojo, que levanta a los muertos, y que ha hecho pr…

Dos clases de demencia

Imagen
El matrimonio de John y Jenny Colomer, de Aspendale, Australia, estaba colmado de felicidad. Los cuatro hijos que les llegaron en rápida sucesión intensificaron aún más esa felicidad. Pero a los ocho años de matrimonio, comenzó una pesadilla. Jenny empezó a tener problemas mentales, y éstos se fueron agravando mes tras mes hasta llegar a ser insoportables.

Un día Jenny, presa de una furia descontrolada, castigaba brutalmente a sus hijos sin ningún motivo. Otro día, la emprendía contra su esposo. Así transcurrieron ocho años de locura, hasta el día en que Jenny atacó y golpeó a su esposo John. Éste la sujetó del cuello y, bajo una ola de locura propia, apretó demasiado fuerte y Jenny murió estrangulada. El juzgado, comprendiendo su tragedia, lo declaró inocente.

Una de las peores pesadillas que quebranta el corazón y destruye la paz ocurre cuando algún miembro de la familia padece perturbaciones mentales, sobre todo si se trata del padre o de la madre. Pero hay una demencia que, a pes…

Ninguna arma forjada contra ti

Imagen
“¡Vete! ¿Por qué te entrometes con nosotros, Jesús de Nazaret? ¿Has venido a destruirnos?... ¡Cállate! lo interrumpió Jesús y le ordenó: ¡Sal de este hombre!” (Lucas 4:34-35, NTV)

Quiero concentrarme en la frase: "lo interrumpió Jesús" Jesús quiere hacer eso en tu vida hoy. ¡Hoy! No cuando finalmente lo hayas complacido con tu perfección (porque tú nunca lo harás). La buena noticia es que hay un poder del Espíritu Santo a disposición de los creyentes de Jesucristo, que dice: "Voy a interrumpir esto" Incluso si se trata de un corazón apartado o alguna lucha con el pecado, en Su misericordia, bondad y gracia, ¡Él lo hace en este momento!

Satanás planea que te vuelvas adicto, desanimado, lleno de dudas, temor y ansiedad. Su plan no es sólo llevarte a ese punto, sino mantenerte allí. Una de las experiencias más dolorosas que tengo como un pastor es sentarme cara a cara con personas y oír sus confesiones:

"He sido adicto a esto o aquello durante diez años o quince…

De cada dos uno fracasa

Imagen
Oskar y Janet Sinclair, feliz pareja de recién casados, se despidieron de los invitados y partieron para el aeropuerto. Su luna de miel había de ser en Alaska, el estado de intensos cielos azules, de aguas heladas y de nieves perpetuas.

Llegaron a Anchorage, la capital, y a la mañana siguiente hicieron su primer paseo. Al ver un hermoso prado verde, decidieron correr hacia él. Lo que no sabían era que ese bello tapiz vegetal era, en realidad, arenas movedizas, esa peligrosa sustancia de arena suelta, mezclada con agua, que tiende a chupar hacia adentro cualquier objeto que la pisa. Fue así como desaparecieron lentamente en el aguado suelo. Murieron abrazados, al segundo día de casados, en un húmedo lecho de arenas movedizas.

Esta es una historia triste, aunque no del todo. Dos personas que se habían jurado amor eterno murieron sin haber nunca faltado a esos votos.

¿De cuántos matrimonios, hoy en día, se puede decir que terminaron sus días sin faltar a sus votos? La respuesta es asunt…

Enamórate de Dios

Imagen
En esas veces que aunque estés cerca de Dios te sientes lejos, y que tal vez de alguna manera no logras acercarte mas de lo que realmente quisieras, tal vez te preguntas que le falta a tu relación con Dios, o porque ya no sientes todo eso que un día sentiste en tu corazón, porque ahora solamente hay personas que te platican lo hermoso que es estar cerca de Dios y en su presencia  y aun no logras experimentarlo, es porque hay veces que hace falta enamorarse de Dios para lograr sentir un poco de lo que tanto has escuchado o deseado últimamente.

 El estar enamorado trae consigo acciones,  la necesidad de estar cerca del ser amado, de agradarle, de hacer todo lo posible por darle bienestar, hay alegría y satisfacción de poder compartirlo todo, eso es lo que a veces nos hace falta para sentir que el corazón nos late de nuevo, para experimentar un acercamiento mas intimo con Dios, justo como sucede cuando una pareja esta enamorada, y  no hablo de dejarse guiar solamente por sentimientos, s…

Un llamado para despertar a la Iglesia

Imagen
¿Cómo va a suceder este último avivamiento? Requiere de algo poderoso, algo que sacuda al mundo para apresurarlo. Isaías nos dice que este sacudir sucederá en un día. En el capítulo 47, Él dice que el espíritu de Babilonia debe ser tratado. A través de las Escrituras, Babilonia siempre representó un espíritu de prosperidad, comodidad y placer y el espíritu babilónico es el mismo en cada edad.

En resumen, Isaías dice que no puede haber ningún esparcimiento de avivamiento en los últimos días hasta que el espíritu de avaricia y falsa seguridad sea derribado. Podemos orar por avivamiento, podemos clamar a Dios que derrame Su Espíritu, pero es imposible a menos que el Señor primero sacuda todas las cosas: “Oye, pues, ahora esto, mujer voluptuosa, tú que estás sentada confiadamente, tú que dices en tu corazón: Yo soy, y fuera de mí no hay más…Vendrá, pues, sobre ti mal, cuyo nacimiento no sabrás; caerá sobre ti quebrantamiento, el cual no podrás remediar; y destrucción que no sepas vendrá …

¿Qué le depara el futuro a la Iglesia?

Imagen
¿Qué le depara el futuro a la iglesia de Jesucristo? Esta es una pregunta de gran preocupación para los creyentes de todo el mundo. Mientras hay eventos catastróficos tomando lugar por todo el globo, muchos se preguntan: “¿El Espíritu Santo revivirá a la iglesia antes del regreso de Jesús? ¿El cuerpo de Cristo dejará el mundo con un gemido o con un grito de victoria?”

El Nuevo Testamento está lleno de predicciones de una caída de los últimos tiempos. Se levantarán falsos profetas y engañarán a muchos. Vendrán lobos disfrazados de pieles de oveja, trayendo grandes artimañas para "engañar, si fuese posible, aun a los escogidos de Dios" La maldad abundará, haciendo que los creyentes que una vez eran fervientes pierdan su primer amor. Con la inundación de iniquidad que está por venir, el amor de muchos se enfriará.

Jesús profetizó estas mismas cosas y sus advertencias desafían nuestra fe. Mientras la iniquidad avasalladora inunda la tierra, él nos pregunta: “Pero cuando venga e…

Los heroes no nacen, se hacen

Imagen
Inmensa y vasta era la majestad de los Alpes. La nieve orlaba los altos picos. El cielo se veía muy azul. Y la cabaña, verdadera cabaña suiza, ofrecía un refugio cálido y acogedor. El hombre y su hijo se prometían tres días de descanso, de recreo y de paz.

Walter Strubb, el padre, abrió una lata de conservas y se dispuso a almorzar con su hijo Paul. Pero algo había en la conserva. Walter sufrió una súbita y fulminante intoxicación. Bajo el peso del dolor inaguantable, cayó al suelo sin sentido. Paul no pudo despertar a su padre del desmayo en que había caído.

Sin ver otra alternativa, Paul descendió montaña abajo hasta la villa, más de diez kilómetros, y dio la noticia del caso. Varios miembros de un equipo de socorro subieron de inmediato a la cabaña y lograron salvar al padre de Paul con la ayuda médica que le prestaron.

Pero lo que hizo Paul fue toda una hazaña. Fue una hazaña porque Paul, debido a una deformación de la espina dorsal, estaba impedido para caminar. Tuvo que bajar a…

«Los olores de mi valle»

Imagen
«Bajo la copa de un maquilishuat florecido yo contemplaba los celajes de la tarde y el abierto paisaje veranero, ahora convertido en estampa de oro.... Estaba en la edad en que nuestras emociones son más intensas, y en la que algunos cariños se nos convierten —de pronto— en verdaderos apasionamientos.

»El cálido febrero me entregaba su fuego en muchos árboles, y las golondrinas de países extraños olvidaban sus viajes en las ramas de las antiguas ceibas....

»Siempre gocé los olores de mi valle como una bestia joven: el fino aroma de las flores y de las yerbecillas del suelo; la fragancia de la arboleda rumorosa, que llenaba mis pulmones de salud y mi cuerpo entero de deleite....

»En esos momentos vi que mi padre acababa de llegar a mi lado y que se sentaba sobre la yerba, apoyando su espalda en el tronco del maquilishuat. Sobre nuestras cabezas caían —como alas de mariposas— las flores que se iban desprendiendo de los ramilletes y que parecían rosadas nubes....

»... Él, silencioso,...…

Pero sabed esto

Imagen
Cuando Jesús usa la frase: “Pero sabed esto” en Mateo 24:43, nos está diciendo: “No se atrevan a ignorar esta palabra”. Entonces nos ofrece la siguiente declaración: “Pero si aquel siervo malo dijere en su corazón: Mi señor tarda en venir; y comenzare a golpear a sus consiervos, y aun a comer y a beber con los borrachos” (Mateo 24:48-49).

Lucas 12 identifica este servidor como el mismo que una vez fielmente sirvió "su ración" a tiempo (Lucas 12:42). Este servidor comenzó bien y estaba destinado a ser recompensado como un guardián de los bienes del Señor. Pero ahora había cambiado drásticamente y se le encuentra golpeando a los que le rodean y embriagándose con los borrachos.

Algo pasó en el corazón de este servidor, un cambio quizás inadvertido, pero que afectó su actitud. ¿Qué pasó? ¿Cuál fue este cambio? Jesús nos dice que él dijo en su corazón: "Mi señor tarda en venir" (24:45).

La palabra griega para golpear en el versículo 49 sugiere repetidos golpes. En otra…

Protección que se convierte en destrucción

Imagen
Eran las tres de la mañana de un 14 de enero en la ciudad de México. Era la hora en que más gente nace y en que más gente muere. Era también la hora en que más robos se cometen y en que más pavorosos incendios estallan.

A esa hora hubo un incendio en la casa de la familia Hernández. El único en la casa era José Hernández, de doce años de edad. Él dormía solo en un cuarto, pero no pudo escapar. ¿Por qué? Por las rejas de seguridad. José murió de inhalación de humo, agarrado tenazmente a las rejas, que no pudo romper.

Se les llama rejas de seguridad porque suponen impedir la entrada de ladrones. Sólo que en caso de incendio, estas rejas se convierten en trampa. Y esta no es la única manera en que alguien encuentra la muerte al buscar la salvación.

Miguel iba huyendo de un tornado que avanzaba hacia él. Para protegerse se refugió debajo de un gran árbol que él suponía era seguro. Pero el árbol fue arrancado desde las raíces y cayó sobre Miguel, matándolo en el instante.

Raimundo Solís t…

No serás conmovido

Dondequiera que nos volvamos en los últimos días, veremos la gloria de Dios saliendo adelante en un avivamiento final. La iglesia de Cristo se extenderá más allá que las limitaciones pasadas, para llevar las buenas nuevas.

“Ensancha el sitio de tu tienda y las cortinas de tus habitaciones sean extendidas; no seas escasa; alarga tus cuerdas, y refuerza tus estacas. Porque te extenderás a la mano derecha y a la mano izquierda; y tu descendencia heredará naciones, y habitará las ciudades asoladas” (Isaías 54:2-3). Sencillamente, la iglesia aumentará sus fuerzas y levantará multitudes en Cristo.

Mientras miramos la profecía de Isaías más de cerca, vemos que ésta no está dirigida solamente al cuerpo eclesiástico sino también a individuos. Yo conozco a siervos piadosos, amigos míos, quienes han echado mano de esta profecía como una palabra personal del Espíritu Santo. Y han aumentado su fe por sus promesas: “No temas, pues no serás confundida; y no te avergüences, porque no serás afrentada,…

Tras la huella de una mujer

Imagen
«¡Tras la huella de una mujer me arrastré por montes y desiertos...!

»Nadie había vuelto a nombrar a Alicia, por desterrarla de mi pensamiento....

»¿Y yo por qué me lamentaba como un eunuco? ¿Qué perdía en Alicia que no lo topara en otras hembras? Ella había sido un mero incidente en mi vida loca....

»Además, la que fue mi querida tenía sus defectos: era ignorante, caprichosa y colérica. Su personalidad carecía de relieve: vista sin el lente de la pasión amorosa, aparecía la mujer común.... Sus cejas eran mezquinas, su cuello corto, la armonía de su perfil un poquillo convencional.... sus manos fueron incapaces de inventar la menor caricia. Jamás escogió un perfume que la distinguiera; su juventud olía como la de todas.

»¿Cuál era la razón de sufrir por ella? Había que olvidar, había que reír, había que empezar de nuevo. Mi destino así lo exigía; así lo deseaban, tácitos, mis camaradas. El Pipa, disfrazando la intención con el disimulo, cantó cierta vez un “llorao” genial, a los comp…

Creyendo en Dios

Imagen
Las promesas del pacto de Dios son tan reales y seguras como cualquier verdad que podamos imaginar. Cuando Dios nos hace una promesa, no sólo es segura, sino irrevocable, y a él le encanta hacer pactos con Sus hijos.

Pero las promesas de Dios demandan acción de nuestra parte. Él no hace pactos con gente ociosa y de doble ánimo. Él quiere que la gente que va a confiar en él, le obedezca y se dedique a él a diario. Dios quiere hablar con nosotros, y quiere que le respondamos. Para escuchar, hacer preguntas, y para responder cuando él habla. ¡Dios no es pasivo, y no quiere seguidores pasivos!

Si escuchamos podemos oír a Dios hablando, tratando de involucrarnos, tratando de hacer llegar un mensaje y esperando una respuesta de vuelta. Pero muy a menudo nos lo perdemos, ya sea porque no estamos escuchándolo, o no creemos que Dios está realmente interesado en hablar con nosotros.

Cuando Dios habla, quiere que respondamos. Que hagamos algo. Que reconozcamos su voz y le respondamos.

Y Él sólo…