Entradas

Mostrando entradas de abril, 2017

La mejor oferta

Imagen
Cuando aumentan los bienes, también aumentan los que los consumen. ¿Qué bien, pues, tendrá su dueño…? (v. 11).

Lectura: Eclesiastés 5:10-20

¿Cuánto es suficiente? Esta pregunta podría hacerse en una época cuando muchos países desarrollados se dedican cada vez más a comprar cosas. Me refiero al Viernes Negro, en la semana siguiente a la fiesta de Acción de Gracias en Estados Unidos, cuando las tiendas abren temprano con grandes ofertas; costumbre que se ha extendido a otros países. Algunos compran porque tienen recursos limitados y tratan de aprovechar los precios bajos, pero, lamentablemente, a otros los motiva la codicia, y las peleas por las ofertas se vuelven violentas.

La sabiduría del escritor de Eclesiastés, en el Antiguo Testamento, conocido como «el Predicador» (1:1), ofrece un antídoto para el frenesí del consumismo que enfrentamos en las tiendas… y en nuestro corazón. Señala que quienes aman el dinero nunca tendrán suficiente y que sus posesiones los dominarán. Sin embargo, …

Juego de gratitud

Imagen
… hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él (v. 17).

Lectura: Colosenses 3:12-17

T odos los años, hacemos una exquisita fiesta de Acción de Gracias en la Universidad Cornerstone. ¡A los alumnos les encanta! El año pasado, hicieron un juego mientras celebraban: en tres segundos o menos, cada uno debía mencionar un motivo de agradecimiento, sin repetir lo dicho por otra persona. El que vacilaba, era descalificado.

Los estudiantes tienen toda clase de cosas para quejarse: exámenes, fechas de entrega, normas y cientos de temas más. Sin embargo, estos decidieron ser agradecidos. Y estoy seguro de que todos se sintieron mucho mejor después del juego que si hubiesen elegido quejarse.

Aunque siempre hay de qué quejarse, si prestamos atención, también hay siempre bendiciones por las cuales dar gracias. Cuando Pablo describe la nueva vida en Cristo, la gratitud es la única característica que se menciona tres veces. En Colosenses 3:15-17 (RVC), afirma:…

Fama y humildad

Imagen
[Cristo Jesús] se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz (v. 8).

Lectura: Filipenses 2:1-11

A muchos nos obsesiona la fama, ya sea que se trate de experimentarla personalmente, o de conocer la vida de personas famosas a través de libros o películas sobre giras internacionales, presentaciones en espectáculos nocturnos o sus millones de seguidores en Twitter.

En un estudio reciente en Estados Unidos, se clasificó el nombre de individuos famosos mediante un algoritmo desarrollado especialmente para evaluar datos en Internet. Jesús encabezó la lista como la persona más famosa de la historia.

Sin embargo, a Jesús nunca le interesó ser una celebridad. Cuando estuvo en la Tierra, jamás buscó fama (Mateo 9:30; Juan 6:15), aunque esta lo alcanzó cuando noticias sobre Él se difundieron por toda Galilea (Marcos 1:28; Lucas 4:37).

Dondequiera que Jesús iba, se reunían multitudes. Sus milagros atraían a la gente. Pero, cuando intentaron forzarlo para que fuera r…

Anhelo de llegar a casa

Imagen
… ellos anhelaban una patria mejor, es decir, la patria celestial… (v. 16 RVC).

Lectura: Hebreos 11:8-16

Mi esposa entró en el cuarto y me encontró con la cabeza metida dentro del gabinete del reloj de nuestro abuelo. «¿Qué estás haciendo?», preguntó. «Este reloj huele igual que la casa de mis padres —contesté avergonzado mientras cerraba la puerta—. Supongo que se podría decir que estaba yendo un rato a casa».

El olfato puede evocar recuerdos intensos. Hacía casi 20 años que habíamos llevado el reloj al otro lado del país desde la casa de mis padres, pero el aroma de la madera en el interior todavía me llevaba de regreso a mi niñez.

El escritor de Hebreos habla de otras personas que anhelaban una casa, pero de una manera distinta. En vez de mirar hacia atrás, veían con fe a su futuro hogar celestial. Aunque lo que esperaban parecía lejano, confiaban en la fidelidad de Dios a su promesa de llevarlos a un lugar donde estarían con Él siempre (Hebreos 11:13-16).

Filipenses 3:20 nos recue…

¿Qué harás tu?

Imagen
La muerte y la vida están en poder de la lengua… (Proverbios 18:21).

Lectura: Efesios 4:25-32

Emilia escuchaba mientras unos amigos hablaban de sus costumbres para la fiesta de Acción de Gracias. Uno explicó: «Uno por uno, decimos por qué estamos agradecidos». Otro mencionó: «Aunque mi padre tenía demencia senil, su oración de gratitud al Señor era clara». Y otro compartió: «Nosotros cantamos juntos, ¡y mi abuela nunca para de cantar!». Emilia sintió celos y tristeza al pensar en su familia, y se quejó: «Nuestra costumbre es comer, mirar televisión y no mencionar a Dios ni dar gracias por nada».

En ese momento, se sintió mal por su actitud y se preguntó: Tú eres parte de esa familia. ¿Qué te gustaría hacer para cambiar ese día? Entonces, decidió decirle a cada uno que daba gracias al Señor porque eran su hermana, sobrina, hermano o sobrina nieta. Llegó el día y así lo hizo, y todos se sintieron amados. Fue difícil porque no era habitual conversar así en familia, pero se sintió muy fel…

Fe sacrificial

Imagen
Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia… (Mateo 5:10).

Lectura: Hch. 6:8-15; 7:59-60

Es domingo por la tarde y estoy sentada en el jardín de nuestra casa, cerca de la iglesia donde mi esposo es pastor. En el aire, flotan melodías de alabanza y adoración en idioma farsi, ya que una vibrante congregación de creyentes iraníes se reúne en nuestra iglesia londinense. Su pasión por Cristo nos conmueve cuando comparten cómo fueron algunos perseguidos y otros, como el hermano del pastor, martirizados por su fe. Siguen los pasos de Esteban, el primer mártir cristiano.

Esteban, uno de los primeros líderes de la iglesia primitiva, atraía la atención en Jerusalén al hacer «grandes prodigios y señales» (Hechos 6:8), y fue llevado ante las autoridades judías. Antes de describir la dureza del corazón de sus acusadores, presentó una apasionada defensa de su fe. Pero, en vez de arrepentirse, ellos «se enfurecían en sus corazones, y crujían los dientes contra él» (7:54). En…

Telescopio

Imagen
… Él saca y cuenta su ejército de estrellas; a todas las llama por su nombre… (v. 26 RVC).

Lectura: Isaías 40:21-31

Preocupado por asuntos del trabajo y del hogar, Mateo decidió salir a caminar. La brisa primaveral era encantadora, mientras el inmenso cielo azul se oscurecía y una espesa niebla descendía lentamente sobre el pantano. Las estrellas comenzaban a brillar, anunciando la salida de la luna llena. La ocasión le resultó sumamente espiritual, y pensó: Dios está allí; Él lo hizo.

Algunos miran el cielo nocturno y solo ven la naturaleza. Otros, un dios tan distante y frío como Júpiter. Pero el mismo Dios que «tiene su trono sobre el arco de la tierra», también «saca y cuenta su ejército de estrellas; a todas las llama por su nombre» (Isaías 40:22, 26). Conoce íntimamente su creación.

Este mismo Dios personal le preguntó a su pueblo: «¿por qué dices que tu camino está oculto para el Señor […], alegas que Dios pasa por alto tu derecho?». Dolido, les recordó cuán sabio es buscarlo: …

Amor sin fronteras

Imagen
Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos (Juan 15:13).

Lectura: Lucas 22:39-46

Durante el levantamiento de los bóxer en China, en 1900, los misioneros rodeados en una casa en T’ai Yüan Fu decidieron que la única esperanza de sobrevivir era correr entre la multitud que gritaba que murieran. Ayudados por sus armas, escaparon de la amenaza inmediata. Sin embargo, Edith Coombs, al notar que dos de sus alumnos chinos heridos no habían escapado, volvió. Rescató a uno, pero, al regresar por el otro, tropezó y la mataron.

Mientras tanto, los misioneros de Hsin Chou habían escapado y estaban escondidos. Ho Tsuen Kwei, un amigo chino que los acompañaba, fue capturado cuando buscaba un camino para que ellos escaparan, y lo mataron por negarse a revelar dónde estaban.

Edith y Tsuen son ejemplos de un amor que sobrepasa lo cultural y nacional. Su sacrificio nos recuerda la gracia y el amor ilimitados de nuestro Salvador.

Mientras Jesús esperaba que lo arrestaran y ejec…

Sólo una apariencia

Imagen
… sea tu limosna en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público (v. 4).

Lectura: Mateo 6:1-6

Carina se esfuerza muchísimo para que la gente la admire. Se muestra feliz casi todo el tiempo para que los demás lo noten y la elogien por su actitud. Algunos la felicitan porque la ven ayudar a personas de la comunidad. Sin embargo, cuando se sincera, admite: «Amo al Señor, pero, en cierto modo, siento que mi vida es solo una apariencia». Una sensación de inseguridad se esconde detrás de sus esfuerzos por intentar quedar bien ante los demás, y reconoce que ya no puede seguir así.

Tal vez todos nos identifiquemos en algo, ya que es imposible tener motivaciones perfectas. Amamos al Señor y a los demás, pero lo que nos mueve en la vida cristiana suele mezclarse con el deseo de ser reconocidos o valorados.

Jesús habló de los que dan, oran y ayunan para que los vean (Mateo 6:1-6). En el Sermón del Monte, enseñó: «sea tu limosna en secreto», «cerrada la puerta, ora a tu Pad…

¿Le intereso a alguien?

Imagen
… [Jesucristo] se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo… (Filipenses 2:7).

Lectura: Eclesiastés 1:1-11

Mientras espero para pagar en el supermercado, miro alrededor y veo jóvenes con la cabeza afeitada y anillos en la nariz buscando patatas fritas embolsadas; un joven profesional comprando carne, espárragos y patatas; y una anciana observando los duraznos y las fresas. Me pregunto: ¿Conoce Dios el nombre de todas estas personas? ¿Realmente le interesan?

El Creador de todas las cosas lo es también de cada ser humano, y todos somos dignos de su amor y atención. Dios demostró ese amor en persona sobre las onduladas colinas de Israel y, al final, en la cruz.

Cuando Jesús visitó la Tierra como siervo, demostró que la mano de Dios no es demasiado grande para la persona más pequeña de este mundo. En esa mano, no solo nuestros nombres están grabados, sino también las heridas del precio que pagó por amarnos tanto.

Cuando siento lástima de mí mismo o me abruma la angustia de la soledad —e…

Hombre 12

Imagen
… corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante (12:1).

Lectura: Hebreos 11:32–12:3

En el estadio de la Universidad A&M de Texas, hay un cartel enorme que dice: «CASA DEL HOMBRE 12». Aunque los equipos pueden tener solo once jugadores en el campo, el Hombre 12 alude a los miles de alumnos que se quedan de pie durante todo el partido para alentar al equipo. Según la tradición, esto se remonta a 1992, cuando el entrenador llamó a un alumno de la tribuna para que se pusiera el uniforme y estuviera listo para reemplazar a un jugador lesionado. Aunque nunca entró a jugar, su presencia y disposición alentó enormemente al equipo.

Hebreos 11 describe a héroes de la fe que enfrentaron grandes pruebas y permanecieron fieles a Dios. Y el capítulo 12 comienza diciendo: «Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante» (v. 1).

No …

Todos juntos ahora

Imagen
… unánimes, a una voz, glorifiquéis al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo (v. 6).

Lectura: Romanos 15:1-7

Mientras un hombre abordaba un tren en Perth, Australia, se le trabó la pierna entre la plataforma y un vagón. Los guardias de seguridad no podían liberarlo, entonces, coordinaron los esfuerzos de casi 50 pasajeros, quienes, a la cuenta de tres, empujaron el tren hacia el costado. Ese trabajo en conjunto desplazó el vagón lo suficiente para liberar la pierna del hombre.

En muchas de sus cartas, Pablo destacó el potencial del trabajo en conjunto de los cristianos de las primeras iglesias. Instó a los creyentes en Roma a que se aceptaran unos a otros como lo había hecho Cristo con ellos: «Dios […] os dé entre vosotros un mismo sentir según Cristo Jesús, para que unánimes, a una voz, glorifiquéis al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo» (Romanos 15:5-6).

La unidad con otros creyentes nos permite comunicar la grandeza de Dios y nos ayuda a soportar la persecución. A los fili…

Presta mucha atención

Imagen
… los oídos de todo el pueblo estaban atentos al libro de la ley (Nehemías 8:3).

Lectura: Neh. 8:2-6; Hch. 8:4-8

Sentado en el auditorio, miraba fijamente al pastor. Mi postura sugería que estaba absorbiendo todo lo que decía. De pronto, escuché que todos se reían y aplaudían, y quedé sorprendido. Aparentemente, el pastor había dicho algo cómico, pero yo no tenía idea de qué era. Aunque parecía que estaba escuchando atentamente, mi mente estaba en otra parte.

Es posible oír lo que se dice, pero sin escuchar, mirar sin ver, estar presente aunque ausente. Así, podemos perdernos mensajes destinados a nosotros.

Cuando Esdras leyó las instrucciones de Dios al pueblo de Judá, «los oídos de todo el pueblo estaban atentos al libro de la ley» (Nehemías 8:3). Esa atención hizo que entendieran (v. 8), lo que los llevó al arrepentimiento y el avivamiento. Siglos después, en Samaria, tras la persecución de los creyentes en Jerusalén (Hechos 8:1), Felipe llegó a esa región, donde la gente no solo o…

¡Pan!

Imagen
Yo soy el pan de vida (v. 48).

Lectura: Juan 6:34-51

V ivo en una pequeña ciudad mejicana donde todas las mañanas y las tardes puede escucharse un grito distintivo: «¡Paaan!». Un hombre en una bicicleta, con una canasta enorme, ofrece una gran variedad de panes frescos, dulces y salados. Antes, yo vivía en una ciudad más grande, donde tenía que ir a comprar pan a la panadería, pero ahora, disfruto de que me lo traigan fresco a mi casa.

Pasando de la idea del alimento físico al hambre espiritual, pienso en las palabras de Jesús: «Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre» (Juan 6:51).

Alguien dijo que evangelizar consiste en que un mendigo le dice a otro dónde encontrar pan. Muchos podemos afirmar: «Antes, estaba espiritualmente hambriento, muriéndome de hambre a causa de mis pecados. Entonces, escuché la buena noticia. Alguien me dijo dónde encontrar pan: en Jesús. ¡Y mi vida cambió!».

Ahora tenemos el privilegio y la responsabilida…

Ver bien

Imagen
Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando (v. 14).

Lectura: Juan 15:12-17

Ringo parece un perro fuerte; grande, musculoso, con pelo grueso, ¡y pesa más de 45 kilos! Aun así, su dueño lo lleva a hogares de ancianos y a hospitales para hacerlos sonreír.

Una vez, una niña de cuatro años lo vio y quiso acariciarlo, pero tenía miedo de acercarse. Al final, su curiosidad superó su temor, y pasó un rato hablándole y tocándolo. Así descubrió que, aunque era fuerte, también era manso.

Esta combinación de cualidades me recuerda lo que dice el Nuevo Testamento sobre Jesús: era accesible, ya que recibía a los niños (Mateo 19:13-15); fue amable con una desesperada mujer adúltera (Juan 8:1-11); y tuvo compasión al enseñar a las multitudes (Marcos 6:34). Al mismo tiempo, su poder era asombroso: ¡la gente miraba boquiabierta cuando Él echó demonios, calmó tormentas y resucitó muertos! (Marcos 1:21-34; 4:35-41; Juan 11).

Nuestra manera de ver a Jesús determina cómo nos relacionamos con Él…

Un nuevo propósito

Imagen
… dijo Jesús: Venid en pos de mí, y haré que seáis pescadores de hombres (v. 17).

Lectura: Marcos 1:16-22

Jacob Davis era sastre y tenía un problema. La fiebre del oro estaba en su apogeo en el Oeste norteamericano del siglo xix, y los pantalones para trabajar de los mineros se desgastaban permanentemente. ¿Cómo lo solucionó? Fue a una compañía local de productos textiles cuyo dueño era Levi Strauss y compró tela para tiendas. Con ese material pesado y fuerte, fabricó los pantalones…y así nacieron los vaqueros o jeans. En la actualidad, estos pantalones (incluidos los Levis) están entre las prendas más populares del mundo; todo porque a la lona de carpas se le dio un nuevo propósito.

Simón y sus amigos eran pescadores en el mar de Galilea. Entonces, llegó Jesús y los llamó para que lo siguieran; y les dio un nuevo propósito. Ya no pescarían peces; Jesús les dijo: «Venid en pos de mí, y haré que seáis pescadores de hombres» (Marcos 1:17).

Con este nuevo propósito en sus vidas, Jesús ca…

Señales y sentimientos

Imagen
Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino (Salmo 119:105).

Lectura: Mateo 16:1-4

Un joven que conozco suele pedirle señales a Dios, aunque, en realidad, lo que busca es una confirmación de lo que siente. Por ejemplo, ora así: «Señor, si quieres que haga x, haz y, y sabré que está bien». Esto genera un dilema. Por su forma de orar y la manera en que cree que Dios responde, siente que debe volver con su ex novia, Sin embargo, ella está totalmente segura de que Dios quiere lo contrario.

Los líderes religiosos de la época de Jesús exigían una señal para que Él validara sus afirmaciones (Mateo 16:1), pero no buscaban la guía divina, sino que desafiaban su autoridad. La dura respuesta del Señor, «la generación mala y adúltera demanda señal» (v. 4), los acusó de ignorar las claras profecías de la Escritura que indicaban que Él era el Mesías.

Dios quiere que busquemos su guía en oración (Santiago 1:5), y nos da el Espíritu (Juan 14:26) y su Palabra (Salmo 119:105) para que nos …

No teníamos ni idea

Imagen
Sobrellevad los unos las cargas de los otros… (v. 2).

Lectura: Gálatas 6:2-10

Voluntarios de una iglesia pasaron una noche helada distribuyendo alimentos a personas de bajos ingresos en un edificio de apartamentos. Una mujer que recibió comida estaba exultante. Les mostró su aparador vacío y les dijo que ellos eran una respuesta a sus oraciones.

Mientras volvían a la iglesia, una mujer empezó a llorar, y dijo: «Cuando yo era niña, esa mujer fue mi maestra de escuela dominical. Va a la iglesia todos los domingos, ¡pero no teníamos idea de que estaba casi muriendo de hambre!».

Sin duda, estas personas se interesaban en los demás y buscaban formas de aligerar sus cargas, tal como señaló Pablo en Gálatas 6:2. Pero no se habían dado cuenta de las necesidades de esta mujer, a quien veían todos los domingos, y ella no había dicho nada al respecto. Este podría ser un recordatorio para que todos tomemos consciencia de los que nos rodean y que «hagamos bien a todos, y mayormente a los de la fa…

Una montaña difícil

Imagen
Del arroyo beberá en el camino, por lo cual levantará la cabeza (v. 7).

Lectura: Salmo 110

En lo alto de un pliegue de la Cumbre Jughandle, entre las montañas al norte de nuestra casa, hay un glaciar. La ruta para llegar hasta allí asciende por una cresta empinada y angosta, cubierta de lomas y piedras sueltas. La subida es agotadora. Sin embargo, allí hay un manantial que brota de un terreno blando y cubierto de musgo que atraviesa una pradera exuberante. Es un lugar tranquilo para beber y prepararse para el duro ascenso.

En El progreso del peregrino, la clásica alegoría de la vida cristiana, de John Bunyan, Cristiano llega al pie de una empinada subida llamada Collado Dificultad, «… en el que había una fuente […]. Cristiano se acercó a la fuente, bebió y se refrigeró. Emprendió después collado arriba…».

Quizá la difícil montaña que enfrentas es un hijo rebelde o un diagnóstico médico grave. El desafío parece insuperable. Antes de enfrentar la próxima tarea difícil, acude a la fuent…

Un lugar seguro

Imagen
… ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios (6:11).

Lectura: 1 Cor. 6:9-11; 13:4-7

Un joven japonés tenía miedo de salir de su casa. Para evitar a la gente, dormía de día y pasaba toda la noche mirando televisión. Era un hikikomori; o sea, un ermitaño moderno. El problema empezó cuando dejó de ir a la escuela por sus malas calificaciones. Cuanto más alejado estaba de la sociedad, más inadaptado social se sentía. Al final, dejó de comunicarse por completo con sus amigos y parientes. No obstante, para recuperarse, lo ayudó visitar un club juvenil llamado ibasho, un lugar seguro donde personas quebrantadas comenzaban a reinsertarse en la sociedad.

¿No podríamos pensar en la iglesia como un ibasho… y como mucho más? Sin duda, somos una comunidad de personas quebrantadas. Cuando Pablo les escribió a los corintios, describió su antiguo estilo de vida como antisocial, perjudicial y peligroso para ellos mismos y los demás (1 Corintios 6:9-10)…

Amor en acción

Imagen
Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad… (2:3).

Lectura: Filipenses 1:27–2:4

«¿Tiene alguna prenda que le gustaría que le lave?», le pregunté a alguien que nos visitaba en Londres. Se le iluminó el rostro y, cuando se acercó su hija, le dijo: «Trae la ropa sucia. ¡Amy la va a lavar!». Me sonreí al ver que mi ofrecimiento había pasado de unas pocas prendas a varios montones.

Más tarde, mientras colgaba la ropa al aire libre, me vino a la mente una frase de mi lectura bíblica matinal: «con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a [uno] mismo» (Filipenses 2:3). Había estado leyendo la carta de Pablo a los filipenses, donde los exhorta a vivir a la altura del llamado de Cristo, sirviendo y estando unidos los unos con los otros. Enfrentaban persecución, pero el apóstol quería que tuvieran un mismo sentir. Sabía que esa unidad, fruto de su unión con Cristo y expresada en el servicio mutuo, les permitiría mantenerse fuertes en la fe.

Podemos afi…

Trampa para ratones

Imagen
Cuenta esta historia popular que en una casa de campo había hecho su refugio un ratón que se alimentaba de cuanto tenía al alcance en la cocina o donde fuera. Hasta que un día la señora de la casa, cansada de las silenciosas andanzas del ratoncito, decidió atraparlo y puso una enorme trampa para ratones.

El ratón aterrorizado cuando descubrió la trampa, fue corriendo al patio de la granja a avisar a todos: “¡Hay una ratonera en la casa!”

La gallina, que estaba cacareando despreocupadamente, dijo:
-Discúlpeme Sr. Ratón, yo entiendo que es un gran problema para usted, mas no me perjudica en nada, no me incomoda.

El ratón fue corriendo hasta donde se encontraba el cordero y le dijo:
-¡Hay una ratonera en la casa!
-Discúlpeme Sr. Ratón- contestó el cordero- No hay nada que yo pueda hacer, solamente orar por usted.

El ratón se dirigió entonces a la vaca, y la vaca le respondió:
-Pero, ¿acaso estoy en peligro?… ¡Pienso que no! ¡No es problema mío!

Entonces el ratón volvió a la casa, en sol…

¿Cómo está eso de "Cristo vive en mi"?

Imagen
Gálatas 2:20 Nueva Traducción Viviente (NTV) Mi antiguo yo ha sido crucificado con Cristo. Ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí. Así que vivo en este cuerpo terrenal confiando en el Hijo de Dios, quien me amó y se entregó a sí mismo por mí.

La Biblia nos dice que nos es necesario nacer de nuevo, eso significa que debemos de hacer consciencia de nuestra vida de pecado, de nuestra incapacidad de vivir de una manera distinta y de la necesidad de un salvador que nos rescate de nosotros mismos y de nuestra manera de vivir y de un Señor quien rija y gobierne sobre nosotros, de manera que nos lleve por una senda de justicia ó lo que es lo mismo, una buena vida, que sea en verdad buena.

Para muchas personas esto significa un “cambio de religión” y ciertamente lo es, pero no porque dejen de ir a una iglesia para ir a otra, sino porque religión en realidad significa “reconciliarse con Dios” y nadie que no haya nacido de nuevo, es capaz de estar reconciliado por Dios por sí mismo ó por algú…

La forma equivocada de arreglar las equivocaciones

Imagen
¿Se atreve alguno de vosotros, cuando tiene algo contra otro, llevar el asunto ante los injustos y no delante de los santos? ¿No sabéis que los santos han de juzgar al mundo? Y si el mundo ha de ser juzgado por vosotros, ¿sois indignos de juzgar asuntos tan pequeños? ¿No sabéis que hemos de juzgar a los ángeles? ¿Cuánto más las cosas de esta vida? (1 Corintios 6:1-3)


El apóstol no utiliza la palabra estúpido aquí, pero su implicación es que esta misma gente es muy tonta por hacer lo que están haciendo. Obviamente estaban entablando pleitos, llevándolos frente a los tribunales romanos, y teniendo todas sus riñas en público y resueltas por un tribunal secular. Esto, dice el apóstol, es estúpido, y tiene dos razones para insinuarlo.

Primero, insinúa que esto es un acto de audaz atrevimiento: “¿Se atreve alguno de vosotros, cuando tiene algo contra otro, llevar el asunto ante los injustos y no delante de los santos?”. Su clara insinuación es que este es un acto audaz; es un acto intolerab…

Vino palabra de Jehová

Imagen
Si los sermones de tu pastor son ungidos, van a producir vida en ti. La predicación de la Palabra de Dios siempre alentará a Sus santos. Del mismo modo, la adoración corporal te levantará por una temporada. Sin embargo, cuan rápido olvidamos ese ánimo al terminar el servicio dominical! A medida que pasa el lunes y el martes, y las noticias empiezan a ponerse feas, a menudo recaemos en ataques de ansiedad y miedo.

CONSEJOS PIADOSOS
En tiempos normales, soy capaz de tomar consejo de mi piadosa esposa, Gwen. Ella siempre está ahí para darme una buena palabra, justo la que necesito. Siento por ella, lo mismo que David, cuando le dijo a Abigail, mujer de Nabal: "Mira que he oído tu voz" (1 Samuel 25:35). Pero las cosas pueden ser diferentes en tiempos calamitosos. Cuando nuestra fe está siendo amenazada; en efecto, cuando nuestras vidas están siendo amenazadas, el consejo de los cónyuges, pastores y amigos sabios sólo nos podrán llevar hasta cierto punto.

Hoy, estamos viviendo en…

La diferencia entre creer y pensar

Imagen
Mateo 25:21 Nueva Traducción Viviente (NTV) El amo lo llenó de elogios. “Bien hecho, mi buen siervo fiel. Has sido fiel en administrar esta pequeña cantidad, así que ahora te daré muchas más responsabilidades. ¡Ven a celebrar conmigo!”.

Espero no meterme en problemas al decir esto, pero me preocupa mucho cuando las personas hablan acerca de lo que les “inculcaron” acerca de Dios y de lo que llaman su “religión” y no porque yo me atreva a decir que estén mal ó que se equivocan, sino por el riesgo que corren de perderse a Dios y lo que Él tiene previamente deparado para quienes deciden hacerse hijos suyos.

Con esto me refiero a que ciertamente muchas personas piensan en Dios, y muchas personas tienen una idea de quien es Él, pero pocas personas le creen y muchas menos entran en comunión con Él y se lo voy a explicar un poco para que entienda la diferencia.

Pensar en Dios es tener una idea, un recuerdo ó un relato acerca de su persona, pero eso no quiere decir que creamos en Él, es así d…

Escándalo en la Iglesia

Imagen
Os he escrito por carta que no os juntéis con los fornicarios. No me refiero en general a todos los fornicarios de este mundo, ni a todos los avaros, ladrones, o idólatras, pues en tal caso os sería necesario salir del mundo. Más bien os escribí para que no os juntéis con ninguno que, llamándose hermano, sea fornicario, avaro, idólatra, maldiciente, borracho o ladrón; con el tal ni aun comáis, porque ¿qué razón tendría yo para juzgar a los que están fuera? ¿No juzgáis vosotros a los que están dentro? A los que están fuera, Dios los juzgará. Quitad, pues, a ese perverso de entre vosotros. (1 Corintios 5:9-13)


Pablo se refiere a una carta que les había escrito, una carta que está perdida. En ella, Pablo evidentemente dijo algo sobre no asociarse con gente inmoral, y los corintios habían creído que significaba (como muchos cristianos parece que se sienten hoy en día) que no debían de tratarse para nada con aquellos no creyentes que llevan vidas inmorales.

Estoy asombrado de cómo esa mism…

El aliento del Señor

Imagen
David y su banda de hombres estaban huyendo del rey Saúl, que había estado tratando de matarlo. En un momento el pequeño ejército acampó en un pueblo llamado Siclag, donde se establecieron sus familias. Desde ahí salían a la batalla, dejando a sus mujeres y niños con seguridad detrás.

Después de una batalla, David y su ejército estaban haciendo un viaje de tres días de vuelta a casa cuando su pueblo fue repentinamente atacado por los amalecitas. Este feroz enemigo secuestró a la familia de David y las de sus hombres y quemó toda la ciudad.

“Vino, pues, David con los suyos a la ciudad, y he aquí que estaba quemada, y sus mujeres y sus hijos e hijas habían sido llevados cautivos” (1 Samuel 30:3).

HACIENDO UN RECUENTO DE LAS BENDICIONES
La respuesta de David a esta calamidad fue que él "se fortaleció en Jehová su Dios" (30:6). Creo que él lo hizo al recordar las liberaciones pasadas de Dios. En su corta vida, él había matado un oso, un león y derribado al gigante Goliat. Ahora…

Cuando la adversidad nos acosa (parte 7)

Imagen
2 Samuel 22:3 Reina-Valera 1960 (RVR1960) Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré; Mi escudo, y el fuerte de mi salvación, mi alto refugio; Salvador mío; de violencia me libraste.

Es muy común el que cuando nos encontramos en dificultades y situaciones adversas las personas nos digan “confía en Dios” y es mi opinión que a veces pareciera una de las peores respuestas que nos pueden dar, siendo que no nos dicen cómo hacerlo y seguramente el que nos lo dice tampoco lo sabe, lo ha pensado?

Además, existe una marcada diferencia entre confiar en Dios y anhelar que las cosas se compongan ó se corrijan por sí solas, ya que una cosa no tiene que ver con la otra, piénselo de esta manera, el que el problema pase ó se corrija por sí solo, solo nos quita de sufrir y preocuparnos, pero el que confiemos en Dios quiere decir que probablemente sigamos por esta situación hasta que el propósito de Dios se cumpla y sea transformado nuestro corazón para que dejemos esta situación en el pasado.

Uno de esos…

Agenda tiempo para el

Imagen
“Deléitate en el Señor, y él te concederá los deseos de tu corazón.”

Salmos 37:4 (Nueva Traducción Viviente)

Momentos de confusión en tu vida, de esos momentos en los que no sabes que decidir y cómo tienes que hacer las cosas de la formas más correcta que se tienen que hacer.

Momentos en donde una tristeza te embarga sin saber porque, seguro es resultado de los uno y mil pensamientos que vienen a tu mente acerca de esa decisión que tienes que tomar.

A veces quisiéramos que las cosas fueran tan fáciles y claras, a veces anhelamos una respuesta directa de Dios confirmándonos lo que tenemos que hacer, pero en ocasiones simplemente tenemos que saber interpretar el silencio o respuesta de Dios.

En esos momentos en donde te sientes confundido, hasta cierto punto triste o sin fuerzas, esos momentos en donde quisieras que todo fuera claro para saber que hacer lo más recomendable es ir delante de tu Padre.

¿Por qué no dejas de pensar un momento en todo eso y te deleitas en el Señor?, ¿Cuándo fu…