Menús de cabecera

14 septiembre 2017

¿Vale la pena el cristianismo?

“¿Y qué beneficio obtienes si ganas el mundo entero pero pierdes tu propia alma? ¿Hay algo que valga más que tu alma?” Mateo 16:26 (NTV) 

Pablo nos dice en 1 Corintios 15:19, "Y si nuestra esperanza en Cristo es solo para esta vida, [los cristianos] somos los más dignos de lástima de todo el mundo." (NTV).

¿Por qué Pablo dice esto? Por un lado, no es fácil vivir para Cristo en un mundo que no le gusta Cristo.

Así que aquí está una de las preguntas más importantes que te puedes responder. ¿Vale la pena el cristianismo?

Todo en la vida tiene un precio. Cada vez que dices "sí" a algo, estás diciendo que no a otra cosa. ¿El premio vale el precio de seguir a Cristo?

En Mateo 16:26 Jesús dice: "¿Y qué beneficio obtienes si ganas el mundo entero pero pierdes tu propia alma? [a] ¿Hay algo que valga más que tu alma?" (NTV).

Algunas personas están intercambiando su alma por cosas mundanas - como el dinero, la fama y el materialismo. Tu alma vale mucho más.

Pablo se dio cuenta de esto. Cuando Pablo comparte su testimonio en Filipenses 3:7-8, él dice: "Antes creía que esas cosas eran valiosas, pero ahora considero que no tienen ningún valor debido a lo que Cristo ha hecho. Así es, todo lo demás no vale nada cuando se le compara con el infinito valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor. Por amor a él, he desechado todo lo demás y lo considero basura a fin de ganar a Cristo" (NTV).

Pablo se dio cuenta de que nada - ningún estatus, ninguna cantidad de dinero, ningún placer - vale más que Jesús.

Necesitamos una nueva definición de éxito. El éxito verdadero y significativo no se basa en lo que tenemos, en nuestra apariencia o en el "sentirse bien". El éxito real proviene de vivir nuestras vidas por los valores de Dios y la recompensa final de disfrutar de la eternidad en el Cielo.

Reflexiona sobre esto:

¿Por qué crees que tantas personas intercambian sus almas por dinero, fama y placer?
Si escuchas a familiares y amigos cuestionar el valor del cristianismo, ¿cómo podrías responder?

Rick Warren