Menús de cabecera

20 octubre 2017

¿Cómo liberar mi alma de una carga?

Aquí te presentamos el bosquejo para sermones que está enfocado hacia el perdón ya que tener rencor en nuestro corazón con el paso del tiempo se vuelve una carga en nuestras vidas y nos quita la paz y tranquilidad.

Tema: El perdón humano

Objetivo: Enseñar en que consiste el perdón

Introducción: Todos creemos que podemos perdonar porque le hablamos a la persona que nos ha ofendido o nos ha hecho mucho daño, pero la verdad que perdonar va mas allá de eso, el verdadero perdón significa otra cosa, quizás hasta el extremo de amar a la persona que nos ha lastimado. El perdón es un olvido total de la ofensa. Hay veces significa hasta perdonar al que ha matado a uno de nuestros hijos.

Ilustración:

Un cierto rico escocés había prestado en vida mucho dinero a varias personas.  Siendo que era muy considerado, trabaja con cariño a sus deudores y cuando se daba cuenta de que era imposible que le pagaran, ponía debajo de la cuenta su firma junto con las palabras: “Perdonado”.

Después de su muerte, su esposa se dio cuenta que era mucho el dinero que amparaban las notas perdonadas y se dio a la tarea de cobrarlas.  Tuvo que principiar juicios legales hasta que el juez; al examinar uno de estos casos le preguntó:

–Señora, ¿es esta la firma de su esposo?

–Sí –contestó ella–, de eso no hay duda.

–Entonces –dijo el Juez—no hay nada que obligue a estas gentes a pagar cuando el mismo esposo de usted ha escrito la palabra “Perdonado”.

Si Cristo nos ha perdonado nuestros pecados, en vano se ufana el diablo por traérnoslos a la memoria.  “Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús

Punto 1 ¿Que significa el perdón?

Génesis 33:1-9 “1 Alzando Jacob sus ojos,  miró,  y he aquí venía Esaú,  y los cuatrocientos hombres con él;  entonces repartió él los niños entre Lea y Raquel y las dos siervas. 2 Y puso las siervas y sus niños delante,  luego a Lea y sus niños,  y a Raquel y a José los últimos. 3 Y él pasó delante de ellos y se inclinó a tierra siete veces,  hasta que llegó a su hermano. 4 Pero Esaú corrió a su encuentro y le abrazó,  y se echó sobre su cuello,  y le besó;  y lloraron.

El perdón: De acuerdo con la Real Academia Española, las palabras perdón y perdonarprovienen del prefijo latino per y del verbo latino donāre, que significan, respectivamente, “pasar, cruzar, adelante, pasar por encima de” y “donar, donación, regalo, obsequio, dar (si procede de la palabra donum, y “hasta que se cumpla el tiempo (estipulado)” (si procede de la palabra donec), lo cual implica la idea de una condonación, remisión, cese de una falta, ofensa, demanda, castigo, indignación o ira, eximiendo al culpable de una obligación, discrepancia o error.

Pero esta es una definición secular, puede significar el perdonar una deuda, una falta leve, sin ninguna trascendencia. Pero ¿Qué es el perdón verdadero que ha causado heridas en el alma, que ha causado sufrimiento y mucho dolor? Como en el caso de Esaú con Jacob, Jacob le había comprado la primogenitura, y le había robado la bendición de su padre Isaac.

Veamos la historia en Genesis 27:21-27

En aquellos tiempos la primogenitura era algo muy importante (heb. bekôrâh; gr. prÇtotokéia). Derechos o privilegios que corresponden al hijo mayor.  De acuerdo con la ley hebrea, esto le permitía: 1. Suceder a su padre como jefe de la familia.  2. Heredar una porción doble de los bienes de su progenitor (Dt. 21:17; 2 Cr.21:3).

La Primogenituratambién implicaba una bendición (Gn 27:1-4, 19, 36).  Cuando Rubén, el hijo mayor de Jacob, perdió su primogenitura, José recibió una porción doble: 2 tribus descendieron de él (1 Cr 5:1, 2).  En el caso de que un hombre tuviera más de una esposa, el derecho estaba garantizado en favor del 1er hijo que naciera, aunque fuese el de una esposa menos amada (Dt 21:15-17).

Por los informes del AT, es evidente que todos los dones y privilegios se podían perder, como en el caso de Esaú, que vendió su derecho a Jacob (Gn.

25:29-34; He. 12:16), o como en el de Rubén, que perdió su derecho por inconducta (1 Cr. 5:1, 2).

Este incidente causó demasiado daño a Esaú, y por ende a todo el pueblo de Israel, que aun ahora continúan en guerra y no se pueden reconciliar.

Pero como vemos Esaú perdonó a su hermano, sin ninguna condición.

Punto 2. ¿Cuántas clases de perdón hay?

R/ Hay por lo menos tres clases:

1.      El perdón secular, que es el que describe el diccionario.

2.      El perdón por una ofensa grave, que ha dañado el alma, la ha causado odio.

Salmos 25:19:“Mira mis enemigos, cómo se han multiplicado, y con ODIO violento me aborrecen”  Este es e odio que no deja perdonar.

3.      El perdón de pecados:

Marcos 1:4:“Bautizaba Juan en el desierto, y predicaba el bautismo de arrepentimiento para PERDÓN de pecados”

4.      Y tenemos el perdón de todo pecado para vida eterna

¿Puede haber perdón de parte de nosotros o es algo divino, algo que nosotros no podemos hacer? R/ el perdón es realmente algo divino, algo que nosotros no podemos hacer por nosotros mismos. No es algo que nazca de nuestro corazón, es algo puesto por Dios en nuestro pecho. (Contar mi testimonio de mi padrastro).

Punto 3. ¿Puede haber perdón si no hay amor?

R/No

Proverbios 10:12: “El ODIO despierta rencillas; Pero el amor cubrirá todas las faltas. Esta es la capacidad del amor para personar”

1 Corintios 13:1 Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe. 2 Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy.

Punto 4. Y cierre. ¿Cuál es nuestro ejemplo de perdón?

R/ Dios mismo

Juan 3:16  “Porque de tal manera amó Dios al mundo,  que ha dado a su Hijo unigénito,  para que todo aquel que en él cree,  no se pierda,  mas tenga vida eterna”

El perdón supremo de Jesucristo en la cruz: Lucas 23:34 Y Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen.

¡Por qué nos perdonó nuestro Señor Jesucristo? R/ Por amor y para salvarnos

Juan 3:16  para que todo aquel que en él cree,  no se pierda,  mas tenga vida eterna.

Juan  3:17  “Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo,  sino para que el mundo sea salvo por él. 18  El que en él cree,  no es condenado;  pero el que no cree,  ya ha sido condenado,  porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios. 19  Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo,  y los hombres amaron más las tinieblas que la luz,  porque sus obras eran malas”

Ilustración:

Poco antes de su muerte en 1988, en un momento de franqueza sorprendente en la televisión, Marghanita Laski, una de las más conocidas humanistas seculares y novelistas dijo, “lo que envidio más de ustedes los Cristianos, es su habilidad de perdonar.  Yo no tengo a nadie que me perdone”.  John Stott, “The Contemporary Christian” (“El Cristiano Contemporáneo”).

Si usted se encuentra aquí y todavía no ha podido perdonar necesita a Cristo en su vida para que le de la capacidad de amar y así poder perdonar así como el nos perdonó a nosotros todos nuestros pecados, recíbalo ahora. Cristo le ama.

Jose Alberto Vega
El punto cristiano