Menús de cabecera

24 julio 2018

¡No tengas temor!

Después de estos sucesos, la palabra del Señor vino a Abrán en una visión. Le dijo: “No temas, Abrán. Yo soy tu escudo, y tu galardón será muy grande.” - Génesis 15:1

El temor y el miedo muchas veces son parte de nuestro diario vivir. Ya sea el temor a la violencia, el temor a lo desconocido, el miedo al futuro... en fin, la causa del temor varía, pero lo cierto es que el temor es algo real y que a la vez es muy desagradable.

Cada vez que el miedo quiera apoderarse de ti, acuérdate de Dios. Él quiere protegerte de todo peligro. Dios no quiere que sufras, sino que confíes en él. Dios te ama y te protegió de la muerte eterna enviando a su Hijo para dar su vida por ti. Él quiere ser parte de tu vida para protegerte hoy y siempre de todo mal.

ORACIÓN: Bondadoso Dios, ayúdame y líbrame de todo el mal. Amén.

Cristo para todas las naciones